Inicio Salud UOC emite Ocho recomendaciones para mejorar las apps de enfermedades tropicales desatendidas

UOC emite Ocho recomendaciones para mejorar las apps de enfermedades tropicales desatendidas

63
0

Un equipo liderado por la UOC analiza trece aplicaciones dedicadas al tratamiento y el control de las enfermedades tropicales desatendidas, poniendo de manifiesto sus puntos débiles y evaluando posibles mejoras.

El 30 de enero se celebra el Día Mundial de las Enfermedades Tropicales Desatendidas, que afectan a más de mil millones de personas en todo el mundo.

Un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) presenta ocho recomendaciones para mejorar el entorno digital que rodea al tratamiento y diagnóstico de las enfermedades tropicales olvidadas (NTD, por su sigla en inglés).

El análisis, recogido en una reciente publicación de acceso abierto y llevado a cabo por las investigadoras de la UOC Carme CarrionMarta Aymerich del eHealthLab y Noemí Robles, del eHealthCenter, junto a José Antonio Ruiz Postigo, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y Oriol Solà de Morales, de la Fundación Health Innovation Technology Transfer, disecciona el contexto de las aplicaciones existentes y señala sus puntos débiles.

Las recomendaciones, recogidas en esta infografía, provienen del análisis de 13 aplicaciones, de un total de 133 candidatas, y ponen de manifiesto los puntos débiles y las posibilidades de mejora.

El objetivo es homogeneizar y mejorar las aplicaciones destinadas acontrolar y monitorizar las enfermedades tropicales olvidadas de la piel, un subconjunto de NTD aún menos visibilizadas.

Las enfermedades tropicales desatendidas afectan a más de mil millones de personas, y causan cientos de miles de fallecimientos al año. A pesar de ello, siguen encontrándose entre las patologías más desconocidas por la población. Este es el segundo año que el 30 de enero se celebra el Día Mundial de las NTD.

Más eficiencia, mejor integración

Las recomendaciones del equipo de Carrion, recogidas a modo de guía, sientan una primera base para el desarrollo más eficiente y mejor integrado en la sociedad de aplicaciones destinadas al control y tratamiento de las NTD. Se resumen en ocho puntos:

  • Nadie debe quedarse fuera:

  • los pacientes de todas las regiones deben ser seleccionados para beneficiarse de las intervenciones propuestas. Esto requiere la traducción de las herramientas a varios idiomas. Como mínimo, en portugués y español en América; y en inglés, francés y portugués en África.
  • Los usuarios deben tener el poder:

  • los usuarios finales de las intervenciones (profesionales sanitarios y pacientes) deben recibir formación suficiente para mejorar su alfabetización digital y hacer un uso adecuado de las herramientas proporcionadas.
  • Se debe abordar la complejidad adecuadamente:

  • la adopción de tecnología relacionada con la salud digital es un proceso complicado que debe considerarse a fondo antes y durante la implementación de la misma.
  • La utilidad y la sencillez deben estar ahí, y, además, percibirse:

 

  • los profesionales sanitarios, pacientes y ciudadanos sanos deben poder comprender la utilidad y la facilidad de uso de la tecnología propuesta, para que esta se convierta en una facilitadora, no en una barrera.
  • Los requisitos tecnológicos deben considerarse desde el principio:
  • la disponibilidad de dispositivos móviles adecuados, los problemas potenciales con la electricidad o las redes de internet, y otras cuestiones técnicas deben abordarse como parte de una estrategia integral con un objetivo específico.
  • Se debe establecer una plataforma de salud móvil (mHealth) a largo plazo:
  • el éxito de una intervención de salud móvil depende de la existencia de una plataforma que facilite no solo la adopción de la herramienta, sino también que garantice un uso eficaz y sostenido de la misma.
  • Se requieren procesos divididos en dos niveles para mejorar:
  • en las primeras etapas de implementación de salud móvil, es necesario dividir los procesos en dos niveles para refinar, primero, y optimizar, después, el proceso de una forma iterativa.
  • La herramienta debe responder a las necesidades:
  • las intervenciones se encuentran integradas en un servicio de salud específico; por lo tanto, se deben considerar herramientas adicionales según las necesidades.

Entre los principales retos a los que se enfrentan este tipo de aplicaciones, comenta Carme Carrion, también vinculada al eHealth Center de la UOC, se encuentra la brecha digital, pero no entendida como un problema de conocimiento: «Las prestaciones tecnológicas son limitadas.

 No puedes diseñar intervenciones que solo sean para unas pocas personas, porque incrementas más la brecha de salud y la inequidad, que ya es muy grande», comenta la experta. «Tienes que buscar soluciones simples, baratas, que no dejen a nadie atrás, que puedan llegar a todo el mundo, y no solo a las élites socioeconómicas de estas comunidades. Y ahí está el reto».

La salud digital: una oportunidad

«Existen una serie de problemas en los países donde estas enfermedades son endémicas», comienza aclarando esta experta en soluciones digitales para la salud. «Por ejemplo, el acceso a determinados móviles por parte de la población, el ancho de banda, la conexión constante a la red, las baterías… El número de aplicaciones existentes relacionadas con las enfermedades tropicales de la piel es pequeño, incluso las aplicaciones de Google Play o de Apple Store, comparado con otras de salud más general, son pocas. Y las pocas que hay casi no tienen artículos científicos que las sustenten», aclara.

«La OMS —con quien la UOC colabora estrechamente en la visibilización de las NTD— ya hace más de diez años que viene impulsando la salud móvil en estos países, precisamente porque, pese a las dificultades, es mucho más fácil comunicarse con un teléfono móvil y hacer videollamadas que el desplazamiento de las personas en determinadas zonas». Pero «para poder hacerlo bien, es indispensable contar con información que evalúe la calidad de las aplicaciones», añade la investigadora, con el fin de mejorar su integración y los servicios que ayuden a combatir este tipo de enfermedades.

 

Esta investigación de la UOC favorece los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) 3 y 10, para garantizar una vida sana y promover el bienestar para todo el mundo en todas las edades y reducir la desigualdad en y entre los países.

Artículo de referencia

Carrion, C.; Robles, N.; Solà-Morales, O.; Aymerich, M.; Ruiz-Postigo, J. A. «Mobile Health Strategies to Tackle Skin Neglected Tropical Diseases With Recommendations From Innovative Experiences: Systematic Review». JMIR mHealth uHealth 2020; 8(12):e22478, https://doi.org/10.2196/2247

          6897 - UOC emite Ocho recomendaciones para mejorar las apps de enfermedades tropicales desatendidas
La primera universidad en línea del mundo cumple 25 años. En 1995 la UOC reinventó la manera de aprender con un modelo educativo en línea transformador, hoy en día avalado por los ránquines más prestigiosos del mundo y  elegido por más de 77.000 estudiantes internacionales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*