Tenerife.- Procesionaria, una oruga muy peligrosa para perros, gatos y niños


Rate this post

La llegada de la primavera hace que muchos decidan disfrutar del monte en compañía de sus perros pero el Colegio Oficial de Veterinarios de Tenerife alerta de la importancia de vigilar que nuestro perro no se acerca a las temibles procesionarias, una precaución que conviene extender a los gatos si vivimos en zonas próximas a pinares y también a los niños.

La conocida como procesionaria del pino es un lepidóptero con un ciclo vital en tres fases: huevo, larva (oruga) y adulto (mariposa). Es en la segunda fase cuando se convierten en un peligro para mascotas y niños. La procesionaria siempre está ahí y podemos ver sus bolas colgando de las ramas de los pinos, pero es en primavera cuando, huyendo de la humedad, organiza largas hileras en las que los ejemplares, ligados entre sí,  siguen a una hembra que les conduce pino abajo para empezar a cruzar los pinares buscando un lugar en el que enterrarse para continuar su desarrollo hasta julio, cuando aparecerán de nuevo como magníficas mariposas. “Esas llamativas hileras llaman la atención de las mascotas (perros y gatos) que acercarán su hocico sin saber que se están jugando la vida porque estas orugas son extremadamente irritantes y producen urticarias y alergias en personas y en animales”, explica María Luisa Fernández, presidenta del Colegio de Veterinarios de Tenerife.

Y es que las orugas tienen miles de pelillos muy irritantes con una sustancia denominada histamina que liberan al sentirse amenazadas. De ocurrir eso, lo primero que notaremos es que el perro, gato o persona intenta rascarse desesperadamente, puede tener problemas para cerrar la boca o tener hinchada la cabeza. Si la zona que ha estado en contacto con la oruga es la lengua o si la mascota se ha tragado una, hay serio riesgo de muerte por la hinchazón de la lengua, la boca, el esófago y el estómago.

“En el momento que sospechemos que nuestra mascota ha estado en contacto con procesionaria, es fundamental no permitir que se rasque, ni frotar nosotros porque romperíamos más pelillos liberando aún más histamina. Si podemos, echaremos agua tibia sobre la zona afectada y correremos al veterinario”, explica la presidenta de los veterinarios.

De no hacerlo, y en el caso de que haya lamido una procesionaria, en la lengua de la mascota primero aparecerán unas manchas rojizas o moradas con ampollas y, en un tiempo, la lengua podrá perder pedazos por necrosis. Si la zona afectada de la lengua es grande o si se traga una oruga, el peligro de muerte es alto por eso es tan importante recurrir inmediatamente al veterinario más cercano que aplicará un tratamiento adecuado”.

Otra recomendación es la prevención: si va al monte y ve bolsas de procesionaria en los pinos, mejor cambiar de lugar pero si vive en una zona en la que hay procesionaria (próxima a pinares o con árboles afectados) avise a su ayuntamiento y pida a su veterinario que le recete un medicamento que se puede llevar encima o tener en casa como precaución.

Otra recomendación es la prevención: si va al monte y ve bolsas de procesionaria en los pinos, mejor cambiar de lugar pero si vive en una zona en la que hay procesionaria (próxima a pinares o con árboles afectados) avise a su ayuntamiento y pida a su veterinario que le receten un medicamento que se puede llevar encima o tener en casa como precaución.

Lo cierto es que el cambio climático hace que la presencia de la procesionaria sea aún más fuerte en los pinares españoles y también en los de las Islas constituyendo la plaga más dañina y destructiva de los pinares, aunque también puede desarrollarse en otras especies arbóreas acercándose cada vez a áreas urbanas por lo que es imprescindible estar alerta por si detectamos su presencia.

 



Anterior Prolongada la espectacular actuación "The Hole Zero", en Las Palmas de Gran Canaria
Siguiente Fuerteventura en Feria del Viaje Madrid 2019 del Grupo Globalia-Travelplan

1 Comment

  1. […] was reading in a local newspaper about processionary caterpillars and had no idea what these were. Even seeing a photograph I […]

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*