Inicio Europa Reina Elizabeth II realiza discurso televisivo dirigido a la Mancomunidad Británica de...

Reina Elizabeth II realiza discurso televisivo dirigido a la Mancomunidad Británica de Naciones y al mundo llamando a la unidad para confrontar y derrotar del coronavirus.

391
1
Sin mencionar a la pandemia la jefa de Estado más longeva del planeta llama a la unidad nacional y mundial.
Isaac Bigio, Analista Internacional
La reina Elizabeth II acaba de realizar un discurso televisivo dirigido a toda la Mancomunidad Británica de Naciones y al mundo llamando a la unidad para confrontar y derrota el coronavirus.
Es la primera vez que ella hace ese tipo de mensajes pues ella solo suele hacer mensajes televisivos cada navidad, salvo muy excepcionales circunstancias como la actual. Ella ha manifestado que este breve discurso es el último hito del que ella y su hermana menor hicieron hace 80 años, cuando en 1940 ambas llamaron a defender a las islas británicas contra Alemania.
A diferencia de apuntalar a un bando en la II Guerra Mundial, ella ahora llama a la unidad de todas las naciones del mundo para responder a esta pandemia que tanto está afectado a la economía y a los hogares de todo el planeta. De allí que para ella sus palabras son tan distintas a las que dio en otras oportunidades, especialmente cuando era una adolescente.
Ella demanda autodisciplina y ha apelado a las emociones y  no solo agradece a los servicios de salud y otros públicos sino a todos los que se mantienen encerrados en su casa para impedir que el virus se expanda.
Su mensaje trae la autoridad de quien ha luchado en la mayor guerra de la historia, de quien encabeza una mancomunidad de 53 naciones que agrupa a un cuarto de la humanidad, de quién es la única jefa de Estado del planeta que se acerca a las 7 décadas continuas en el poder y de quien ha tenido un hijo y heredero que fue contaminado por el COVID 19.
De manera muy sutil  apoya la orden de que todos se queden en sus hogares y que todos deban auto-aislarse. Su corto mensaje tiene más autoridad que la del primer ministro, el mismo que tiene una serie de cuestionamientos.
En su mensaje ella no pronunció las palabras “virus”, “COVID-19” o “pandemia”. Simplemente ha buscado aparecer como la madre de todos y de la nación, la misma que dice que solo si nos mantenemos unidos y decididos lograremos vencer y que en el futuro recordaremos esa hazaña.
Muy interesante fue el apelar a gente de todas las creencias y de quienes no las tienen a unirse tratando de apelar a todas las religiones y a los ateos.
Como siempre sus palabras fueron muy concisas y precisas. Ella ha inclinado toda su autoridad para empujar a una forma de unidad nacional y a pavimentar la vía para alguna forma de acuerdo entre el gobierno y la oposición. Su discurso va a ser uno de los más vistos del globo, en tanto que ella goza del prestigio de mantenerse por encima de las rivalidades inter-partidarias.
El rol que  apunta a mostrar es el de alguien que pasa por encima de las divisiones de una nación para poderlas unirlas, algo que los monárquicos lo ven como una ventaja frente a las repúblicas con presidentes que siempre generan amigos y enemigos.
Con este mensaje el gobierno ansía convencer a los británicos a que dejen de ir constantemente a los parques, a andar sin máscaras y a no entender lo grave la situación, así como la de evitar muchas protestas.
Al momento de transmitirse a la reina desde su palacio en Windsor en el Reino Unido el COVID-19 había causado casi 48,000 contagiados y casi 5,000 muertos, lo que implica una tendencia a duplicar muy pronto el número de fatalidades de China y a tener una altísima tasa de fallecidos de entre el 10% al 11% en relación al total de contaminados.
El primer distrito en tener más de 700 contagiados es Brent, uno en el cual más del 80% de sus habitantes pertenece a minorías y que es el más étnicamente diversos del país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*