Europa

Parlamento Europeo : Aranceles preferenciales para impulsar el desarrollo del Sáhara Occidental

Con 444 votos a favor, 167 en contra y 68 abstenciones, la Cámara dio su apoyo a la extensión de las ventajas comerciales al territorio saharaui después de que la Comisión Europea y Marruecos acordaran un mecanismo de trazabilidad para determinar el origen de los productos, una exigencia del Parlamento para dar luz verde a las medidas de apoyo comercial.

Los eurodiputados querían asegurarse de que los productos procedentes del Sáhara Occidental están claramente identificados, para garantizar que los beneficios de la reducción de aranceles llegan a la población local, y que pueden ser cuantificados.

En la resolución parlamentaria que acompaña al acuerdo -aprobada con 442 votos favorables, 172 en contra y 65 abstenciones-, el pleno hace hincapié en el desarrollo de la población saharaui al desarrollo mientras esperan una solución política sobre el estatus del territorio. Las ventajas arancelarias de las que se beneficia Marruecos fueron retiradas al territorio saharaui en 2016 tras una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE.

El texto subraya que las preferencias comerciales que el territorio del Sáhara Occidental disfrutó de 2013 a 2016 tuvieron un efecto posible en los sectores agrícola y pesquero, de inversión e infraestructuras, salud y educación. Por el contrario, el hecho de no aplicar la reducción arancelaría tendría “efectos adversos”, según la Cámara.

Próximos pasos

Tras la aprobación del Parlamento, el Consejo debe ahora concluir el acuerdo para que pueda entrar en vigor.

Antecedentes

La UE y sus Estados miembros no reconocen la soberanía de Marruecos sobre el territorio del Sáhara Occidental, cuyo estatus legal lleva en discusión en Naciones Unidas desde 1998. La UE apoya los esfuerzos de la ONU para una solución duradera y aceptable para ambas partes del conflicto. El Sáhara Occidental es definido por la ONU como un territorio no autónomo.

El comercio de la UE con Marruecos se liberalizó en 2013, pero la cuestión llegó al Tribunal de Justicia de la UE al afectar también al territorio en disputa. La corte dictaminó en diciembre de 2016 que ningún acuerdo de librecambio puede incluir el Sáhara Occidental sin el consentimiento de la población saharaui y sin una mención explícita al territorio en el texto del tratado.

 



Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Botón volver arriba
Cerrar