Inicio Opinión Nuevo Testamento de Ávila por Jmm Caminero

Nuevo Testamento de Ávila por Jmm Caminero

81
0

El Nuevo Testamento CarVicMar (07) (M.A) de Ávila formado por 130 hojas, tamaño cartulina, 65 por 50 cms., pintadas por los dos lados (contienen textos pegados del Nuevo Testamento y, también textos de las Florecillas de San Francisco de Asís y otros textos literarios). Además de unas tapas o cubiertas un poco mayores.

Ha sido realizado entre el 26 de octubre del 2007 al 03 de enero del 2008. Donación gratuita para el Convento de San Antonio de Ávila. Autor de las pinturas JMM.

– Siempre se ha indicado que en los monasterios-conventos-eremitorios-casas religiosas-seminarios-noviciados, etc., es dónde se sienten más tentaciones, porque son personas, que se han propuesto con la gracia de Dios avanzar en la perfección moral y religiosa y espiritual y, también realizar su labor y trabajo lo mejor posible.

Este libro o libro de artista, está hecho con esa búsqueda de la perfección estética y moral y espiritual, combinando el saber humano, en la medida de lo posible, especialmente filosófico y literario y plástico y algo del religioso-espiritual-teológico…

Continuando la tradición interrumpida de los libros medievales, códices, copiados a mano, en este caso hojas pegadas de textos, y también pintados a mano, en este caso, con tendencias de arte actual. Se intentó, mostrar muchos de los recovecos de la conciencia humana.

Esta obra, tiene el valor o el factor de la unidad, estando unida, es uno de los treinta o cuarenta libros más grandes en tamaño de todas las culturas y tiempos, hasta dónde conocemos de datos, sin contar, eso sí, a los cartularios o libros de mapas, o a los cantorales o libros antiguos de cantos. Por tanto, independiente de la firma o del autor, esta obra, es una obra única, que mezcla lo plástico, lo literario, lo filosófico, lo metafísico, lo religioso-espiritual-teológico…

Ya hace doce años que esta obra se construyó y se donó a la biblioteca de este convento. Esperamos y esperemos que siga estando en buenas condiciones. Y esperamos, sean conscientes los propietarios de ella, que es una obra religiosa cristiana. En unos tiempos, que tan poco arte religioso se hace, al menos, que intenta plasmar y sintetizar y relacionar y unir, arte actual y sus tendencias con arte cristiano. En unos tiempos, que demasiado arte se hace en contra de lo religioso, y especialmente, del cristianismo.

Los detentadores y depositarios y propietarios de esta obra, deberían ser conscientes, que esta obra puede ser un reflejo de esa fe que ha ido moviendo y removiendo estos lares desde hace tantos tiempos. En tierras de Teresa de Jesús y de Juan de Ávila, quizás, ellos de vivir hoy, serían conscientes, que se puede expresar ideas y conceptos y prácticas del cristianismo con lenguajes artísticos de hoy. Por otro lado, el arte actual, no se diferencia tanto del arte románico de los códices medievales.

– Los dos viajeros, hace años, por aquel lugar-convento, estuvimos una mañana muy fría, y se nos enseñó encuadernado dicha obra. No voy a indicar aquí, los diversos valores potenciales y reales de esta producción cultural. No vamos a indicar, que igual que los libros medievales miniados, si esta obra se conserva, en su totalidad e integra, puede atravesar los kilómetros de las generaciones, y quién sabe, si algún día, merece estar en un lugar cultural de cierto valor para la sociedad de su tiempo…

Siempre hay que quedarse al final de la fila, como el Nuevo Testamento indica, pero pienso que Ávila, debería valorar más esta obra, y también realizar un museo, aunque fuese pequeño al gran escribiente, al Tostado. Creo que estas dos realidades completarían y complementarían toda la exhibición y exposición que se tiene sobre Juan de la Cruz y Teresa de Ávila, las murallas y otros sitios-lugares-espacios que nos representan un tiempo de espera y de búsqueda del corazón humano. Porque al final, que es lo que hace el arte o intenta, quizás desde la prehistoria, llevarnos a emociones profundas del ser humano, a ideas y conceptos profundos del ser humano, a alegrías y temores profundos del ser humano, sea a nivel individual como colectivo…

Quizás, en estos tiempos en que los conventos-monasterios tienen mucho espacio libre, por falta de vocaciones, podrían realizar un museo de Biblias, escritas en muchas lenguas, Nuevos Testamentos y Biblias, puestas en unas vitrinas, y entre ellas, encajaría este Nuevo Testamento. Sería por un lado aunar, lenguas y literatura, arte y arte plástico, y religiosidad y espiritualidad…  ¡Al final esta obra, este libro o libro de artista, intenta aunar cultura actual con arte plástico actual con religiosidad y espiritualidad y…!

¡Ahí, ahí dejo el guante, o incluso Biblias combinadas con ediciones diferentes de las obras de Teresa de Jesús y Juan de la Cruz y Francisco de Asís, ahí dejo un segundo guante de ideas y de palabras…! ¡Paz y bien…!

http://soliloquios.blogia.com               © jmm caminero (09 junio-15 julio 2020 cr).

Fin artículo 2.179º: “Nuevo Testamento de Ávila”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*