Inicio Mundo Internacionales Mayo es el mes de la Madre

Mayo es el mes de la Madre

164
1

Isaac Bigio 

En mayo la mayoría de los países luso-hispanos y también del mundo recuerda a sus mamás, aunque por primera vez en medio de cuarentenas y de una pandemia. 

A pocos días de que en el mundo se celebra el día internacional de los trabajadores que se da cada primero de mayo, en una serie de países se dan distintas fechas para festejar el día de la madre.

El primer día domingo de mayo es cuando se le recuerda en varias naciones, pero especialmente en España, en Portugal y en varias repúblicas de habla portuguesa del África como Angola, Mozambique o Cabo Verde.

En el siguiente domingo, que es el segundo de mayo, le corresponde hacer lo propio a más de un centenar de países, entre ellos las dos naciones más pobladas del planeta (China e India), las 2 mayores repúblicas americanas (EEUU y Brasil), y muchas naciones de raíces hispanas tales como Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, Filipinas, Guinea Ecuatorial,  Honduras, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.  

En el medio de estos domingos, cada 10 de mayo a las mamás se les festeja en los 3 países vecinos mayas de México, Guatemala y El Salvador.  Otras naciones latinoamericanas lo conmemoran en otras fechas acorde con sus propias tradiciones nacionales: Paraguay, el 15 de mayo; Bolivia, el 27 de mayo; Nicaragua, el 30 de mayo; Argentina, el tercer domingo de octubre; y Panamá, el 8 de diciembre.

A nivel mundial existe cierto consenso en celebrar el primero de mayo como el Día del Trabajador o el ocho de marzo como el Día de la Mujer. Sin embargo, hay una extrema variedad de fechas para celebrar el día de las madres (como también pasa con el de los padres). Existe una treintena de fechas distintas para honrar el Día de la Madre.

El pasado domingo 22 de Marzo se festejó el día de las mamás en Reino Unido, Irlanda y Nigeria. En las islas británicas el “Mothering day” tiene su origen en una peregrinación hecha a las iglesias madres tres domingos antes de las pascuas.

A pesar de que las madres de distintas partes del globo reciben homenajes en fechas distintas, algo que está uniendo a todas estas celebraciones es que por primera vez éstas se dan en medio de la pandemia o encerradas en casa con cuarentenas que les impide recibir a sus hijos, nietos, bisnietos o tataranietos.

La visión tradicional es que el lugar de la madre es en la casa junto a sus hijos. Con el avance de la industria y la modernización la mujer ha tendido a incursionar en otros campos. El derecho al voto o a ser presidentas es algo que las madres empezaron a ir conquistando después de 1914.

Sin embargo, EEUU, Rusia, China y la mayoría de las repúblicas jamás han tenido a una madre en la presidencia.

Ninguna madre ha liderado la ONU, OEA o varias instituciones financieras globales. Pese a que todas las religiones veneran el papel de la madre, ninguna gran iglesia es liderada por alguna de ellas. Pese a que todos los Partidos Comunistas postulan la igualdad de la mujer nunca una madre ha presidido una de las repúblicas que éstos controlaron.

Hay mujeres que han llegado a ser primeras ministras en el Asia: Golda Meir (Israel), Indira Ghandi (India) o Benezir Bhutto (Pakistán). Una de las arquitectas del nuevo orden global es Margaret Thatcher.

El ser madre a una no le hace de izquierda o de derecha, ni buena ni mala. Hay madres ejemplares que dan la vida por sus creaciones y también quienes abandonan o maltratan a sus hijos o quienes les niegan a sus chicos el contacto con el padre.

Nuestro homenaje a la madre debe traducirse en considerarla igual en todos los sentidos: tanto para percibir los mismos salarios, empleos y puestos públicos. En diversos países hay beneficios para las madres que trabajan, estudian o que deben asistir a reuniones políticas. Se les da incentivos tributarios o monetarios, acceso especial a la educación o se les provee de guarderías subsidiadas o gratuitas. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*