Inicio Opinión Los versos satánicos de Salman Rushdie y su eco satánico por...

Los versos satánicos de Salman Rushdie y su eco satánico por Ángel Díaz Arenas

232

Los versos satánicos de Salman Rushdie y su eco satánico por Ángel Díaz Arenas

Ángel Díaz Arenas

Cuando el viernes 12 de agosto del 2022, el escritor británico-norteamericano Salman Rushdie1 iba a dar una conferencia en el Anfiteatro del condado de Chautauqua, localidad situada al oeste del Estado de Nueva York, fue víctima de un ataque violento hacia las 6:00 p.m. -hora local- cometido por Hadi Matar, de 24 años, y la agresión se efectuó poco antes de que comenzara la conferencia, en el momento en que estaba siendo presentado.

Recordemos que Salman Rushdie publicó sus The Satanic verses2 / Los versos satánicos3 en 1988, autor que viene referenciado en la página 208 de Federico Sánchez se despide de ustedes4 del difunto Jorge Semprún5 y en buena compañía: «Pero aquel día no había citado a Hegel6 en la tribuna de la Cámara, no había sido necesario, en efecto. Sólo había citado a escritores. A cuatro escritores, para ser más preciso.

Dos novelistas -José Saramago7 y Salman Rushdie-, un poeta -Antonio Machado8 y un dramático: Václav Havel.9»

La continuación de la historia de Salman Rushdie en la pluma de Jorge Semprún no hay que pensar que se encuentre algunas líneas precedentes, sino (como era su hábito) muchas páginas después, exactamente en las 252-253 y esto en el contexto temporal del «2 de marzo de 1989» (véanse las comillas «…» denunciadoras de una reproducción textual ajena, es decir, de una glosa/reproducción textual e intertexto):

“En todo caso, señor ministro10», ha dicho el diputado vasco, «quiero entrar de lleno en el tema sin más prolegómenos, felicitándole en nombre de mi grupo, en nombre de mi partido, y felicitándole muy sinceramente, por la actitud que ha tomado usted en el caso de Salman Rushdie, de su novela Los versos satánicos y de los problemas que este caso ha suscitado.

Quiero subrayar dos de sus tomas de posición personales, dos de sus propuestas personales que apruebo por entero.

La primera concierne a la idea de una edición internacional de la novela de Rushdie; la segunda concierne al boicot de la Feria del Libro de Teherán, boicot cuya iniciativa ha tomado usted.”

Aclaramos, para justificar la presencia de Jorge Semprún en este contexto.

En 1988 se publicó en Londres The Satanic Verses (Los versos satánicos) del escritor angloindio; en este libro se plantea el choque cultural de los inmigrantes indios en Inglaterra.

Esta obra trata del Bien y el Mal a través de las figuras de dos personajes.

El escritor juega con la idea de que el emigrante (él mismo) vuela literalmente al situar a sus dos protagonistas, Sladin Chamcha y Gibreel Farishta, dentro de un avión que sufre un atentado terrorista, salvándose milagrosamente ambos y aterrizando en la costa británica.

Esta polémica obra fue distinguida con el Whitbread Prize for Best Novel y con el Germany’s Author of the year Award.

Sin embargo, en el mundo islámico fue considerada blasfema y categóricamente censurada y censurable, ya que se opinó que Mahoma y el Corán eran tratados de forma irreverente e irónica.

La novela fue prohibida en Arabia Saudí, Egipto, India, Pakistán y Sudáfrica; su autor fue condenado a muerte (fatwa) el martes 14 de febrero de 1989, por el imam Ruhollah Jomeini11 y su cabeza se valoró en cinco millones de dólares.

Por este motivo se vio obligado a esconderse en su país de adopción, -el Reino Unido-, y otros países, por ejemplo, Estados Unidos, etc.

Debido a esta situación bastante insólita12 -en el mundo de las letras- el Ministro de Cultura de España de aquel momento decidió que esta obra fuera traducida al castellano y publicada en España, acción que él cuenta en la página 255 de su libro de despedida:

Así fue como la traducción española de la novela de Salman Rushdie se publicó en el mes de mayo de 1989.13

Estoy bastante satisfecho de ello. Bastante orgulloso, incluso, ¿por qué negarlo? esta edición, en efecto, fue la primera del género a escala mundial. Francia, siguió nuestro ejemplo algún tiempo más tarde.

A pesar del paso del tiempo y de que Salman Rushdie14 realizó una retractación pública, declarando con fecha del lunes 24 de diciembre de 199015 su conversión y adhesión al Islán, repudiando y negando las posibles blasfemias de su novela,

esta condena prosiguió, aunque en la actualidad ésta se ha o se había debilitado, aunque no ha desaparecido tal y como comunica Christian Buttkereit en sus «30 Jahre Fatwa gegen Salman Rushdie»16 al escribir con fecha del 13.02.2019: «Und deshalb kann sich Rushdie, auch 30 Jahre nach der Fatwa, seines Lebens immer noch nicht sicher sein»

(«Razón por la que Rushdie todavía 30 años después de la Fatwa no puede sentirse seguro»).

Recordemos asimismo el asesinato de Jamal Khashoggi y leamos algunas palabras de Jane Corbin en su artículo «Periodista asesinado en la embajada: “Jamal Khashoggi: qué dicen las grabaciones secretas del asesinato del periodista disidente en el consulado de Arabia Saudita en Turquía“»17 y resaltemos algunas de sus frases:

«Este miércoles (2 de octubre 2019) se cumple un año desde que el periodista Jamal Khashoggi (Medina, Arabia Saudita, 13 de octubre de 1958-Estambul, Turquía, 2 de octubre de 2018) entrase al Consulado de Arabia Saudí en Estambul donde fue asesinado por un escuadrón de la muerte». Asesinato y muerte que bien merece recuerdo y condena común.

Desgraciadamente Los versos satánicos de Salman Rushdie sí ha obtenido eco (su Fatwa) y sus consecuencias son que dicho autor “ha sido atacado por Hadi Matar (…), y parece ser que podría perder un ojo y tiene el hígado dañado después de haber sido apuñalado en el cuello y en el abdomen.”18

Al que escribe estas líneas le parece primeramente problemático que siendo conocida la persecución a la que estaba condenado dicho autor que los responsables de la realización de dicho acto no tomaran las precauciones necesarias para protegerle y segundo que dicho Hadi Matar, causante de la agresión,

pudiera entrar en el Anfiteatro del acto sin ser registrado y localizadas las armas causantes de las lesiones.

A lo que puede añadirse que dicho agresor no ha podido actuar sin dirigentes que han tenido que pagarle los gastos del viaje, procurarle la entrada y sobre todo la preparación para causar la agresión porque para realizarlo ha de  poseer la destreza y entrenamientos necesarios.

Ésta es la América de las preguntas e incógnitas…

Aprendamos lo que la prensa en general informa: “Sobre Matar recae la sospecha de que simpatizaba en redes sociales con la Guardia Revolucionaria de Irán, país que declaró en 1989 una ‘fatua’ para matar al escritor por su libro ’Los Versos Satánicos‘, publicado un año antes y considerado en la república islámica un acto de herejía”.

Rate this post
Artículo anteriorMéxico.- Sorteo Melate, 3626 del Domingo 14 de Agosto 2022
Artículo siguienteMéxico.- Organización Mundo Maya celebra 30 años como región multidestino alineada al nuevo perfil del turista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*