Inicio España Madrid Los delitos de pornografía infantil aumentan un 70,9 % en Madrid en...

Los delitos de pornografía infantil aumentan un 70,9 % en Madrid en 2017

99
0
Compartir
Top Ad

La tasa de criminalidad en la Comunidad de Madrid se incrementó en 2017 nueve décimas con respecto al año anterior, y se situó en 58,6 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, según el balance del Ministerio del Interior dado a conocer hoy. Este leve incremento de la tasa de criminalidad, explica un comunicado de la Delegación del Gobierno, se debe en parte al aumento de los delitos relacionados con la pornografía infantil, que se incrementaron un 70,9%, y las estafas bancarias un 32,5%.

Respecto al número de homicidios, se registraron 39 en 2017, 6 más que el año anterior, de los cuales diez fueron crímenes por violencia de género, concretamente a ocho mujeres y a dos niños.

Este año el informe, como ya hizo en el del anterior trimestre, incluye los datos de municipios de más de 30.000 habitantes, no 50.000 como se hacía en años anteriores.

Los robos con fuerza en domicilios descendieron un 20,4 % durante el año pasado y que atribuye al Plan Domus de la Policía Nacional y al Plan Habitat de la Guardia Civil, y que ha supuesto que haya bajado este tipo delictivo en 20 de los 26 municipios recogidos en la estadística.

La que menor incidencia de robos en viviendas presentó fue San Fernando de Henares, que registró un 53,4% menos de este tipo de delitos en 2017 respecto al año anterior, mientras que el que sufrió un mayor incremento fue Rivas-Vaciamadrid, con un 35,3% más.

En 2017 hubo ligero incremento del 2 % en los robos de vehículos, la mitad de lo que aumentó el pasado año, lo que indica que el Planes Wagen y Airbag, también puestos en marcha el año pasado, están dando sus primeros resultados positivos.

Del estudio se recoge que la mayor tasa de criminalidad la tiene la capital, con 74 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, después Rivas-Vaciamadrid, con 65,8 y seguido de San Sebastián de los Reyes, con una tasa de 54,6.

En el otro extremo se encuentran Boadilla del Monte, con 24,1 infracciones por cada 1.000 habitantes;Tres Cantos, con 26,3; y Pozuelo de Alarcón, con una tasa de criminalidad de 34,6.

La delegación del Gobierno señala que este leve incremento de la tasa de criminalidad en la región se debe también al esfuerzo que supone para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad estar bajo la alerta 4 antiterrorista reforzada desde el pasado mes de agosto y la situación de excepcionalidad que se vive en algunas zonas de España.