Inicio España Madrid Los Centros de Educación Ambiental incrementan un 38% sus visitantes en 2017

Los Centros de Educación Ambiental incrementan un 38% sus visitantes en 2017

122
0
Compartir
Top Ad

Los Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid recibieron en 2017 un total de 188.761 visitantes y usuarios, lo que supone un 38 % más con respecto al año anterior, y de los que 32.512 fueron escolares de todas las etapas educativas.

Desde la creación de la red, que acaba de cumplir su vigésimo aniversario, han pasado por los ocho centros más de cinco millones de personas que han utilizado sus servicios o han participado en las actividades programadas a lo largo de estas dos décadas para dar a conocer y fomentar la protección del rico patrimonio natural de la región.

Así lo ha señalado el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, que hoy ha participado en la celebración del Día Mundial de la Educación Ambiental en el Centro de Educación Ambiental ubicado en Polvoranca.

La Comunidad de Madrid cuenta con ocho Centros de Educación Ambiental: Arboreto Luis Ceballos (San Lorenzo de El Escorial), Bosquesur (Leganés), Caserío del Henares (San Fernando de Henares), El Águila (Chapinería), El Campillo (Rivas Vaciamadrid), El Cuadrón (Garganta de los Montes), Hayedo de Montejo (Montejo de la Sierra) y Polvoranca (Leganés).

Todos ellos están localizados en zonas de gran interés natural de la Comunidad, en espacios con fuerte demanda como lugares de ocio, espacios naturales protegidos incluidos en la Red Natura 2000 o en parques forestales próximos a municipios densamente poblados.

En 2017 se realizaron casi 800 actividades dirigidas a público en general durante los fines de semana y días festivos, como sendas guiadas, talleres temáticos o jornadas divulgativas.

El año pasado participaron un total de 32.512 escolares, un 22,57 % más que en 2016.

A través de los Centros de Educación Ambiental, la Comunidad de Madrid trata de difundir entre los participantes los procesos ecológicos y problemas del entorno natural que visitan, así como la necesidad de cuidado y conservación del mismo, promoviendo la compatibilidad entre los usos tradicionales del territorio y los nuevos usos.

Para ello, ha explicado el consejero, "se facilita una información veraz y actualizada, se favorece la participación social y se fomentan actitudes y comportamientos sostenibles adecuados, tanto en las actividades de aprendizaje como en las de ocio".

Rollán ha destacado que el Gobierno regional va a destinar este año a los centros un total de 1,8 millones de euros, un presupuesto que supone un incremento del 20 % respecto al invertido en el pasado ejercicio de 2017.