Inicio Mundo internacional La Unión Europea evita dar un apoyo explícito al bombardeo en Siria

La Unión Europea evita dar un apoyo explícito al bombardeo en Siria

51
0
Compartir
Top Ad

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) evitaron hoy dar un apoyo explícito al ataque sobre Siria que realizaron este fin de semana Estados Unidos, el Reino Unido y Francia en respuesta al presunto uso de armas químicas el 7 de abril en Duma y se limitaron a asegurar que lo "entienden". "El Consejo entiende que los ataques aéreos de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido dirigidos contra las instalaciones de armas químicas en Siria fueron medidas específicas tomadas con el único objetivo de evitar usos adicionales de armas y sustancias químicas por parte del régimen sirio para matar a su propio pueblo", declararon. Los jefes de la diplomacia de los Veintiocho se expresaron en ese sentido en las conclusiones de una reunión de ministros celebrada este lunes en Luxemburgo.

En ellas, también condenaron "firmemente" el empleo "continuado y repetido" de armas químicas por el Gobierno de Bachar al Asad, incluido el ataque del 7 de abril en el cual perdieron la vida decenas de personas y que es "una grave violación del Derecho internacional y una afrenta a la decencia humana", señalaron. "La UE expresa su grave preocupación por la violación en Siria de la Convención sobre Armas Químicas y la prohibición universal de la utilización de armas químicas", dijeron, para más adelante manifestar su apoyo a la investigación de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) y plantear la posibilidad de aplicar sanciones adicionales a Damasco.

El ministro español, Alfonso Dastis, afirmó en una rueda de prensa durante el encuentro que no es posible "dejar sin reacción" la utilización de armamento químico por parte del régimen sirio, si bien apostó por una solución política y diplomática para poner fin a la guerra en el país árabe. Asimismo, admitió que las conclusiones no recogieron un apoyo directo a los bombardeos de este fin de semana en Siria porque "algunos Estados miembros" tuvieron en cuenta que la iniciativa militar no contaba con el aval de Naciones Unidas.

Fuentes diplomáticas precisaron que Irlanda expuso las mayores reticencias, mientras que Suecia y Chipre también tuvieron ciertas reservas.

Los Veintiocho quisieron poner el acento sobre la negociación para encontrar una solución política al conflicto, en el marco de las Naciones Unidas en Ginebra."Me parece muy claro que existe la necesidad de dar un impulso al relanzamiento del proceso político liderado por la ONU en este momento", declaró a su llegada al encuentro la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, quien también pidió a Rusia e Irán, aliados de Damasco, presionar al Gobierno sirio para que forme parte de esas negociaciones.

MAY DEFIENDE QUE EL ATAQUE A SIRIA FUE "LEGALMENTE CORRECTO"

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, defendió hoy ante el Parlamento que el ataque coordinado con Estados Unidos y Francia contra instalaciones del régimen sirio del pasado sábado fue "legalmente correcto", a pesar de no contar con el respaldo del Consejo de Seguridad de la ONU. "No se trataba de intervenir en una guerra civil ni de cambiar un régimen. Fue un ataque efectivo y con objetivos limitados para aliviar el sufrimiento de los ciudadanos sirios", dijo May ante los parlamentarios.

El líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, sostuvo, por su parte, que la acción fue "legalmente cuestionable", dado que no se trataba de una operación en defensa propia ni contaba con la aprobación de Naciones Unidas.

En respuesta a la acción de May, el líder laborista criticó que la Cámara de los Comunes no haya podido votar antes de que el Reino Unido participara en el ataque y afirmó que "la primera ministra debe responder ante este Parlamento, no ante el presidente de Estados Unidos", Donald Trump."No hay asunto más serio que las cuestiones de vida o muerte ligadas a las acciones militares. Es necesario que el Parlamento tenga la capacidad de apoyar o detener al Gobierno ante una acción militar planeada", argumentó Corbyn.

EL GOBIERNO FRANCÉS DICE QUE EL ATAQUE A SIRIA "NO ES EL PRELUDIO DE UNA GUERRA"

El Gobierno francés consideró que los bombardeos selectivos sobre instalaciones químicas en Siria durante la madrugada del pasado sábado "no son preludio de una guerra", aunque avisó de que seguirá siendo intransigente ante el uso de armas químicas por parte del régimen de Bachar Al Assad. El ataque "ha sido cuidadosamente proporcionado a objetivos circunscritos al programa químico, llevado a cabo de forma selectiva para evitar daños a los civiles y diseñada para evitar toda escalada" de violencia, aseveró el primer ministro, Édouard Philippe, durante una comparecencia en la Asamblea francesa sobre la intervención francesa en Siria.

El jefe del Ejecutivo se pronunció un día después del presidente francés, Emmanuel Macron, quien defendió este domingo el ataque en Siria porque ser "indispensable para recuperar la credibilidad de la comunidad internacional". "No hemos entrado en guerra contra Siria o contra el régimen de Bachar al Asad (...) pero ninguna solución política se logrará si se deja impune el uso de armas químicas", condenó el gobernante.

DASTIS: ESPAÑA NO SE PLANTEO PARTICIPAR EN LAS ACCIONES MILITARES

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha reiterado el apoyo de España a las acciones militares "proporcionales y legítimas" que llevaron a cabo Estados Unidos, Francia y Reino Unido la madrugada del sábado contra varias instalaciones en Siria vinculadas al programa de armas químicas del régimen tras el último ataque químico en Duma aunque ha dejado claro que España no se planteó participar en la operación militar conjunta. "No, nosotros hemos dicho que apoyábamos por su condición de proporcionadas y legítimas esas actuaciones pero que no íbamos a participar en ella", ha explicado, en rueda de prensa al término de la reunión con sus homólogos de la UE en Luxemburgo.

Dastis ha defendido "multiplicar" los esfuerzos para buscar una "solución política" en Siria para alcanzar "una paz definitiva" pero ha dejado claro que el ataque de armas químicas no podía quedarse "sin reacción", al ser preguntado si la acción militar conjunta no perjudicará una solución negociada en Siria, como asegura Rusia.

LA ONU RATIFICA QUE QUIERE QUE LOS EXPERTOS DE LA OPAQ ACCEDAN A DUMA

Entre tando, la ONU contradijo hoy a Rusia y aseguró que ha dado todos los permisos de seguridad necesarios a los expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) para que se desplacen a la ciudad siria de Duma. "La ONU ha dado las autorizaciones necesarias para que el equipo de la OPAQ haga su trabajo en Duma. No les hemos negado ningún tipo de permiso", dijo el portavoz de la organización, Stéphane Dujarric, durante su conferencia de prensa diaria.

Dujarric respondió así después de que el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, atribuyese hoy a Naciones Unidas el retraso en el acceso a Duma de los inspectores que deben investigar el presunto ataque químico del 7 de abril. Riabkov dijo en Moscú que el departamento de seguridad de la ONU no ha dado a los expertos la autorización para salir con destino a Duma.

La propia OPAQ, mientras, aseguró hoy que el equipo no ha podido acceder aún a Duma por "cuestiones de seguridad" alegadas por Rusia y Siria. "Los funcionarios sirios y rusos que participaron en las reuniones preparatorias en Damasco informaron al equipo de investigadores que todavía están trabajando en cuestiones de seguridad pendientes, antes de que pudiera realizarse cualquier despliegue", dijo hoy el director de la OPAQ, Ahmet Üzümcü.

Este equipo de investigadores, que llegó a Damasco el pasado sábado, recibió una oferta por parte de las autoridades sirias para trasladar a la capital a un total de 22 supuestos testigos de lo ocurrido hace 9 días en Duma, donde se denunció un presunto ataque químico por parte del régimen de Bashar al Assad.

La ONU dijo que quiere que los inspectores tengan acceso a todos los lugares que consideren oportunos con el fin de esclarecer los hechos.