La Regenta acoge la presentación del libro inventario del Patrimonio Industrial de Fuerteventura


  
El Centro de Arte La Regenta, en el contexto de la exposición ‘Fábrica de recuerdos. Memoria de la industria en Canarias’, organiza la presentación del inventario del Patrimonio Industrial de la isla de Fuerteventura, a cargo de la doctora en Historia del Arte por la ULPGC, Amara Florido, también comisaria de esta muestra, que se puede visitar hasta el 6 de abril en este espacio de producción artística. El acto será este miércoles 13, a las 19:00 horas.

A raíz de los Inventarios sobre el Patrimonio Histórico Industrial de Canarias, puestos en marcha en 2013,  con la edición de la monografía titulada Patrimonio Histórico Industrial de Gran Canaria, donde se recogen las conclusiones del trabajo realizado en esta isla entre los años 2009 y 2010, la nueva publicación circunscrita a Fuerteventura persigue idéntico objetivo: exponer los resultados del Inventario de los bienes de carácter industrial y que este material esté al alcance de todos los interesados, desde una perspectiva global,  prevaleciendo el carácter didáctico y divulgativo.

Esta investigación se llevó a cabo en el año 2011, abarcando toda la geografía de Fuerteventura: Antigua, Betancuria, Puerto del Rosario, Tuineje, La Oliva y Pájara. En total, se reconocieron dignos de mención un total de 286 bienes: 214 corresponden a bienes inmuebles y 72 restantes a bienes muebles. En el cómputo global sobresalen tres categorías principales, los pilares que definen el patrimonio derivado de la industria: Molinos de gofio (molinos de sangre, molinos de viento (tipo macho y molinas) y máquinas); Hornos de cal (domésticos e industriales) y las infraestructuras hidráulicas (norias, molinos del país, aeromotores y pozos).

A excepción de la industria de la cal, la propiedad que mejor define a este sector es el carácter local y familiar de la mayor parte de las empresas instaladas, que desarrollaron su labor en las primeras décadas del siglo pasado: molinos de gofio, panaderías, carpinterías, herrerías… dedicadas a abastecer y cubrir las necesidades del mercado local. Instalaciones equipadas con los mecanismos básicos imprescindibles para el desarrollo de la actividad. La falta de relevo generacional y la competencia de los productos foráneos (que ofrecen mayor variedad a precios más económicos) han sido los factores determinantes que han provocado en ocasiones, el cierre de las manufacturas y, por tanto, su abandono y desaparición.

El estado de conservación de los bienes muebles e inmuebles es alarmante debido a la falta de interés, sensibilidad y reconocimiento a cerca del valor del legado industrial. “Es cierto que se han llevado a cabo loables iniciativas en pro de la recuperación, rehabilitación y salvaguarda de los vestigios más representativos de Fuerteventura: molinos de viento, molinas, norias, aeromotores, hornos de cal o salinas. Este inventario nos permite descubrir y difundir otros aspectos menos conocidos, pero no por ello menos importantes, que conforman la identidad patrimonial de la isla oriental, y que merecen ocupar un hueco en el panorama cultural”, concluye Amara Florido.

Amara M. Florido Castro

Doctora en Historia del Arte por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Máster en Museología y Museos (Universidad de Alcalá de Henares). Se ha dedicado en los últimos años al estudio y divulgación del patrimonio industrial de las islas, habiendo participado en diversos congresos a nivel nacional e internacional sobre esta materia. Desde el año 2009 acomete para la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias los Inventarios del Patrimonio Histórico Industrial de Canarias, habiendo concluido los de Gran Canaria y Fuerteventura. En la actualidad está realizando el de la isla de Tenerife.

Anterior Red de Cine Doméstico, asociación integrada por nueve comunidades españolas, entre ellas Canarias
Siguiente Gran Canaria : Adjudicado el contrato de los servicios de control y vigilancia de la segunda fase de la carretera de La Aldea