Inicio Noticias Economia La punta de la crecida del Ebro llega a Zaragoza

La punta de la crecida del Ebro llega a Zaragoza

38
0
Compartir
Top Ad

La punta de la crecida del Ebro llega a la capital aragonesa con una subida de 13 centímetros, superando hoy los cinco metros de altura. Antes de llegar a la capital ha dejado campos inundados y carreteras cortadas como en Alagón, donde 500 hectáreas quedan a esta hora bajo el agua.

Al tratarse de un pico muy lento el caudal puede estar en relativo ascenso durante toda la jornada, según han informado fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

La avenida extraordinaria ha pasado este sábado por la Ribera Alta anegando miles de hectáreas pero sin afectar al casco urbano de las localidades ribereñas.

Por su parte, en la Ribera Baja ya se han roto varias motas a la espera de la punta de la crecida.

El alcalde del municipio zaragozano de Alagón, José María Becerril, ha subrayado que a su paso por la localidad ha anegado 500 hectáreas de campos, pero sin afectar al casco urbano.

Becerril ha explicado que los vecinos están "muy tranquilos" porque la cresta de la crecida ya ha pasad". No obstante, ha subrayado que en Alagón tienen preparado "un plan de emergencia" por si fuese necesario evacuar a vecinos de otros municipios "como Cabañas de Ebro", más cercano al río.

"Tenemos el dispositivo preparado por si tuviésemos que alojar a vecinos de otros municipios, pero esperamos que no sea necesario", ha dicho el alcalde de Alagón.

Por su parte, la alcaldesa de Torres de Berrellén, Mercedes Trébol, ha comentado que también están "muy tranquilos" porque el municipio está "resguardado" y no creen que "la riada vaya a ocasionar muchos problemas".

"Por lo que hemos visto en los pueblos aguas arriba, es una crecida muy rara, por lo que no podemos saber si la punta ya ha pasado o no porque se trata de unos centímetros", ha afirmado Trébol, al tiempo que ha hecho hincapié en que "la coordinación ha sido estupenda este año".

Asimismo, ha declarado que en la localidad se había construido una mota alternativa que no van a "necesitar", pero que les hace estar "más tranquilos".