EspañaMadrid

La Comunidad de Madrid produce 30.000 plantas de especies silvestres protegidas

La Comunidad de Madrid está produciendo alrededor de 30.000 plantas de diversas especies silvestres en los viveros del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), que "servirán para la conservación y expansión" de especies vegetales protegidas o poco abundantes en el conjunto de la región.

Según ha explicado el Gobierno regional en un comunicado, el objetivo de esta medida es "proteger" tanto la conservación como la expansión del área de distribución de todas las especies vegetales, con un "especial cuidado" en el caso de aquellas que presentan un "alto valor ecológico o bien que se encuentran protegidas por su escasez o singularidad".

"Es fundamental que se realice una buena selección de las semillas, de las que se deben estudiar el potencial de crecimiento"

Los técnicos del IMIDRA cultivan las plantas y estudian sus características y variedades, ya que entre las diversas poblaciones vegetales de la misma especie se pueden encontrar grandes diferencias en cuanto a su comportamiento ecológico, puesto que la evolución hace que varíen para adaptarse a las diferentes condiciones climáticas y edáficas en las que se encuentran.

De este modo, la "selección natural ha ido modificando la base genética de cada población y el resultado son las diferencias, más o menos acusadas, entre unas y otras".

Estas plantas se pueden usar posteriormente para la restauración de los montes "que por el desgaste o bien por haber sufrido incendios, lo necesiten". Y en este proceso, según explica la Consejería de Medio Ambiente, es "fundamental" que se realice una "buena selección de las semillas, de las que se deben estudiar el potencial de crecimiento, la resistencia al frío, a la sequía, así como a las plagas y enfermedades más frecuentes en la región".

Especies vegetales adaptadas a los montes madrileños

El IMIDRA pone a disposición de los montes madrileños cada especie de planta producida en sus viveros, que pueden proceder de las distintas regiones en que se dividen las poblaciones vegetales en la Comunidad de Madrid, a diferencia de los viveros forestales comerciales en los que no es habitual encontrar la planta de especies poco comunes, protegidas o en peligro.

Así, recolecta las semillas o el material vegetal de reproducción necesario, de las fuentes semilleras autorizadas para tal fin existentes en la Comunidad, a fin de asegurar que la planta utilizada tenga la procedencia "más idónea" a las condiciones ecológicas de los montes de Madrid, cultivando las plantas de las especies más interesantes por su importancia ambiental, singularidad o grado de amenaza.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar