11Fuerteventura

Fuerteventura.- 11 de Julio inauguran la Exposición Islas del Futuro: ¿Quién, alguna vez, no ha suspirado por una isla?



En Fuerteventura, la muestra, en la Casa de Los Coroneles en La Oliva, gira en torno a la relación entre islas y personas, con Canarias, Cabo Verde y Singapur como ejemplos

La insularidad es ese mito cultural al que viajar que está en el centro mismo de la imaginación humana. Las islas no han dejado nunca de ejercer una peculiar seducción en el arte, la cultura y la literatura. Cuando María Zambrano estaba en el exilio e intentaba familiarizarse con las islas del Caribe escribió lo siguiente:”el papel de las islas es el ser imán que atrae a la imaginación hacia algo primario, no corrompido todavía de la naturaleza humana”. El proyecto Islas del Futuro inaugura, este jueves, 11 de julio, a las 20.00 horas, en la Casa de Los Coroneles, en La Oliva (Fuerteventura) y podrá visitarse, con entrada libre, hasta el 15 de julio.

Durante esas fechas se llevarán a cabo diferentes iniciativas culturales que apoyarán la promoción del estudio que sustenta la exposición y que forman parte de esta iniciativa cultural, como encuentros, residencias artísticas, cine, etc.  Esta iniciativa cuenta con el patrocinio del Ministerio de Cultura español; el Gobierno de Canarias, a través de Canarias Cultura en Red y el Ayuntamiento de La Oliva.

La exposición (de artes visuales y audiovisuales) es una instalación interactiva que presenta las principales conclusiones del estudio sobre por dónde debe ir la cultura de la islas si quiere sobrevivir social y económicamente hablando. Por otra parte, mostrará proyectos piloto de arte público, iniciativas comunitarias y nuevas ideas de futuro, además de las fotografías de Patricia Campora y Simona Rota.

“Cultura futura: Conectando personas e islas” está destinada a fomentar conexiones entre iniciativas culturales insulares y a analizar y estudiar cómo puede ser el futuro de la cultura insular.



Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar