Inicio Opinión Filosofemas VII de Juan de Portoplano por Jmm Caminero

Filosofemas VII de Juan de Portoplano por Jmm Caminero

83
0

El de Portoplano que se había dedicado toda la existencia a buscar conceptos que estuviesen preñados de más realidad, de más verdad y de más bondad. Se preguntaba, mientras paseaba, cómo había ido cambiando el pueblo y sus habitantes, cómo a unos les había llegado la fortuna y a otros, las desfortuna. A todos fortuna y desfortuna, en distintas realidades y cosas.

– De vocación, intentar meter en un círculo de palabras algo de la realidad.

– ¿Si la mayoría de seres humanos, creyesen en las normas morales mínimas, y la mayoría quisieran aplicarlas, cuántos sufrimientos nos evitaríamos, cuánto gasto social expresado en multitud de áreas…? ¿Esas normas morales mínimas universales, que son reglas morales universales o, y al menos, en Occidente los mandatos de Moisés…?

¿Las ideologías y colectivos y personas que van en contra del cristianismo, no son conscientes, que dándose cuenta o no, están mermando la implantación de las leyes de Moisés, en las cabezas y en el corazón de los hombres, y por tanto, sin darse cuenta o dándose están provocando que existan menos normas morales correctas, y por tanto, más sufrimiento y angustia y pena…?

– ¿Cómo calmar la ansiedad de forma correcta, tanto a nivel teórico, como a nivel moral y psicológico…?

– ¿Cuántas personas encontrarás que no desean aprovecharse de personas más débiles, sean débiles en una característica o en otra?

¿Si encuentras a alguien que no se aprovecha de su poder político o económico o social o cultural o psicológico o religioso o espiritual o en cualquier otra faceta, de otra persona que tiene en realidad menos de esa variable, si encuentras a alguien que actúa así, tenle mucho respeto a esa persona, porque habrás encontrado alguien que merece el máximo respeto, sea cual sea su oficio o profesión o cultura o estrato social o…?

– Hay tantas ideas y conceptos y datos que no podemos comprobar qué grado o cantidad de verdad o de error llevan consigo, y en qué circunstancias son más verdaderos y en cuales menos.

– Existe la angustia psicológica, la angustia moral, la angustia económica… ¡Y algunas se interrelacionan entre sí y se combinan entre sí…!

– Pocos son conscientes que la mentira, sabiendo que es una mentira, es una violencia hecha a si mismo, hecha al otro, con consecuencias impredecibles. Ciertamente, quizás, por multitud de razones y circunstancias no se pueda decir, siempre lo que uno cree es la verdad, pero lo que no se puede hacer es la mentira con manipulación, engaño…

– Tantas veces, se calumnia a una persona, y después jamás se repara ese mal, porque el que calumnia jamás es consciente, o no quiere serlo de la mentira, el error, el mal y la maldad, en definitiva, la calumnia que ha montado sobre otra persona.

– ¿Da la sensación que hay ambientes que son dañinos para los individuos, o dicho de otro modo, que tienen un alto grado de inmoralidad, pero no solo ambientes que por si mismos, tienen muchas deficiencias, sino ambientes normales que se han ido deteriorando la moralidad…?

– Uno, si es ateo debe plantearse seriamente por qué se considera ateo. Pero no solo analizar conceptos o argumentos teóricos, sino si es capaz, que entre en su corazón y en su alma, y analice si ha influido enormemente su ambiente familiar, social, educativo, o si es por sus intereses o sus pasiones o sus deseos. Creer o no creer en Dios, puede ser esencial, para uno mismo, para los cercanos y para los demás. Por lo cual, uno merece al menos, tanto tiempo como dedica a multitud de otras realidades. Al menos este tema es una cuestión que hay que examinar durante toda la vida.

– ¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo por los millardos de los millardos de siglos. Amen!

– No podemos negar el mal, los males, la maldad, los malos, pero tampoco el bien, lo bueno, la bondad, los bienes y los buenos. Y siempre hay más bueno que malo, ciertamente, te duele una uña o un diente, y estás desencajado por el dolor, pero no eres conscientes que otras miles de funciones están correctamente.

– Tienes aburrimiento, y deduces e induces, multitud de ideas contra la vida y contra la moral. No eres consciente que el aburrimiento en tu caso puede ser psicológico, puede ser síntoma de una pequeña o gran depresión, puede ser una tentación para que te endereces a algún tipo de mal. Existen muchas cosas buenas, por hacer y que hacer en el mundo, empieza alguna o algunas, con moderación y según tus circunstancias y estado de vida. Y seguramente el tedio, la pereza, el aburrimiento disminuirán.

El de Portoplano que era escultor de palabras-frases-ideas, cazador-pescador de ideas y de ideas-preguntas-cuestiones, ofrecía sus peces a los demás seres humanos. Los dejaba todas las mañanas, de vuelta de su paseo, en la plaza mayor del pueblo, escribía en una vitrina algunas frases. Ya las autoridades del pueblo, le habían puesto unos paneles, y escribía sus frases, se había convertido en una razón idiosincrática del pueblo. Incluso venían personas de la comarca y de la gran ciudad que estaba al lado, a leerlas. De vez, en cuando les hacían fotos, como iban cambiando el panel, y las publicaban en los periódicos de su provincia…

http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (22 agosto-08 noviembre 2019 cr).

Fin artículo 1.859º: “Filosofemas VII de Juan de Portoplano”.

                                                    *



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*