ArchipielagoOpinión

FEPECO : El Gobierno de Pedro Sánchez intenta de nuevo obstaculizar la financiación de las carreteras canarias.

Ni paga lo que debe por sentencia judicial, ni deja opción para gastarlo en las obras cuando lo abone

 

El Gobierno de Pedro Sánchez intenta de nuevo obstaculizar la financiación de las carreteras canarias. No es la primera vez que obstaculiza la posibilidad de contar con los fondos necesarios y a los que nuestra Comunidad Autónoma tiene derecho. Es un continuo desprecio a nuestra tierra, desconociendo nuestra realidad archipielágica, insular, en medio del Atlántico. No podemos permitir que desde Madrid intenten ningunear a todos los canarios, primero, retrasando el pago de una deuda histórica como consecuencia de la ejecución de las sentencias del Tribunal Supremo Relacionadas con el Convenio de Carreteras 2006-2017 y por otro lado, con un ardid presupuestario, que imposibilita en todo caso, que cuando ingresen esas cantidades no se puedan destinar al uso establecido, que es la ejecución de obras de carreteras.

 

La Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) ha incluido a efectos de contabilidad nacional, la deuda que el Gobierno de España mantiene con Canarias de los años 2012, 2013 y 2014, que significan 419,52 millones, más los intereses de demora correspondientes a esos años, que son 80,85 millones, hasta completar los 500,37 millones de euros. El Ministerio de Fomento todavía no ha pagado ese dinero e incluir esa cantidad en el superávit de 2018 obligaría a Canarias a destinar ese dinero a amortizar deuda, tal y como se recoge en el artículo 32 de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, quedando sin dotación financiera las obras y los convenios a los que debe destinarse este dinero.

 

Oscar Izquierdo presidente de FEPECO señala que: “estamos lejos de la Península no sólo geográficamente, sino también, en dotación de infraestructuras básicas y esta lejanía se acrecienta y se siente con más intensidad, cuando el Gobierno del Estado, se olvida de mirar a nuestro Archipiélago atlántico. La defensa de los intereses canarios tiene que ser prioritaria, ante la prepotencia y soberbia del Gobierno Central, sea del partido que sea, hay que estar por encima de ideologías, partidos políticos y elecciones a la vista. Tenemos que asegurarnos la financiación para empezar las carreteras que, por cierto, llevan retrasos de décadas, sobre todo en la isla de Tenerife. Unas veces por el Gobierno de allí y otras por el de aquí y así no avanzamos. Sería reconfortante que, de una vez por todas, se  oyeran las voces del silencio sonoro, de entidades y organizaciones de todo tipo, que están agazapadas en Tenerife, sin atreverse a defenderla públicamente”.

 



Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Botón volver arriba
Cerrar