Opinión

¿Existe la belleza utilizada para el mal, V ?

       ¿Podemos pensar que unir belleza, alta belleza, de frases o ideas o imágenes o música a un mensaje negativo, maléfico o de mal o de maldad, puede tener una enorme atracción? ¿Dicho de otro modo, con grandes ideas y conceptos, expresados de forma altamente estética y bella, sin apenas demostrar, solo mostrarlos, algunos pensadores, algunos filósofos, algunas ideologías o filosofías en estos dos últimos siglos, han conseguido convencer y vencer a grandes masas de la población, de todos los estratos sociales…? ¿Es más esas ideologías-filosofías, no solo han pasado al corriente sanguíneo del poder o de los poderes, sino incluso de la sociedad, en multitud de sus entidades y de personas individuales…?

– ¿No podemos obviar y olvidar, que en todo individuo, colectivo, sociedad, poder, Estado existen instrumentos que son la ciencia y la tecnología, pero también están insertos, elementos que diríamos son filosóficos, es decir, no pueden ser demostrados todavía por la ciencia, pero son aceptadas por la razón-emoción-sentimiento, cuestiones de gran calado humanístico y filosófico, es decir, la filosofía es un enorme poder todavía en la sociedad, aunque no seamos conscientes…?

¿Si se une una alta estética o belleza, en mensajes o contenidos, conceptuales, no científicos, sino filosóficos, incluso utilizando la ciencia y la tecnología, si se hibridan todos estos elementos, al final, nos daríamos de bruces con una enorme cantidad de posibilidades negativas…?

¿No olvidemos que se convencen y motivan a los seres humanos para bien y el no-bien, para el bien y el mal, con razones, en mayor o menor grado racionales y probadas, con máximas y eslóganes…?

No pondré nombres de filósofos y pensadores y escritores e intelectuales, ni de ideologías o filosofías, en destacar este elemento, de lo teórico-conceptual, que incentivan, algunos tipos de males, o males de enorme calado y negatividad.

– ¿Ideas y conceptos, que sus libros, no existe una feria de pueblo, donde haya casetas de libros, que no estén representados, sin olvidar su expansión en Internet, en los altos foros intelectuales y culturales, analizando unas ideas y otras, por los grandes especialistas, pero también leídos, esas obras filosóficas, por miríadas de jóvenes, en distintas generaciones, entendiendo a medias lo que se les dice, pero si admitiendo los principios negativos que llevan implícitos, todo con frases, por lo general, no demostradas, pequeños fragmentos, pequeños aforismos, etc.?

¿Grandes pensadores y filósofos, pueden sucumbir-caer, no ya en errores, que todos los humanos tienen, sino en errores debidos a mensajes con una enorme belleza, fuerza, contundencia? ¿Al final, con grandes frases, con una veintena de grandes principios se pueden fundamentar una ideología, y esa ideología al final, tomar el poder, o poderes máximos o intermedios de una sociedad…?

¡Diez frases pueden conformar la estructura mental profunda de todo ser humano, la cuestión es que dichas frases sean lo más verdaderas posibles, lo más bondadosas posibles, los más racionales y prudentes posibles, y no solo sean bellas, pero bellas con enormes errores conceptuales y morales…!

– No podemos confundir el error y el mal, todo error es un mal, pero es un mal conceptual, puede ser también un mal moral, pero no se difunde el error creyendo que es un mal, sino se cree en ese error, pensando que es verdad y por tanto es bondadoso en si mismo.

Un error conceptual, crea por lo general, más errores conceptuales, y errores morales, pero no se difunde dicho error, no necesariamente, para que sea un mal, o sabiendo que es un mal, o no sabiéndolo pero que es un mal.

Uno puede estar tomando un medicamento, que cree es bueno, diagnosticado por un médico, y todos obrar con buena voluntad, sin saber, porque la ciencia aún no lo sabe, que esa substancia es negativa, para tal o cual sistema orgánico de la especie humana. Sería un error, que causa un mal o varios males, pero no ha sido prescrito con finalidad de mal o de maldad, sino todo lo contrario. Pero si es un mal difundir o diagnosticar o prescribir substancias negativas, sabiendo que son negativas, dicho así por la comunidad científica y sanitarias del mundo, aunque tú creas que no lo son.

– ¿Defender el mal con belleza, y si es utilizado por medios masivos de comunicación por el poder, es enormemente difícil de erradicar, porque el que ostenta el poder, ha sido puesto en ese lugar, por una parte de la población, quizás en situaciones muy difíciles y dramáticas, para la sociedad, por lo cual, el pueblo o la mayoría, tiene muy difícil la captación del mal y de la maldad, más cuándo está aderezada de una enorme cantidad de belleza, belleza que se expresa con el sonido, la forma, la imagen, el color, el discurso…? ¿Las ideas y conceptos…?

¿La gran pregunta, no es solo analizar el mal y la belleza, del pasado, especialmente del siglo veinte, para no ser muy anacrónicos, sino percibir el mal ahora mismo, en uno mismo, en los demás, en la sociedad, en las ideologías, en los conceptos y en las prácticas…?

¿Y la segunda cuestión, es cómo con prudencia y modestia y mesura, indicar que tal o cual aptitud o actitud o concepto o idea o práctica, individual o colectiva, es malsana, es mala en su eficiencia o en su realidad científica o social, o cultural, pero también es mala espiritual o es mala moral, o ambas cosas, aunque esté difundida con un alto nivel estético de belleza sus mensajes…?

¡Quién le pone el cascabel al dragón de la combinación de alta belleza con alto nivel de error moral grave…!

http://soliloquios.blogia.com              © jmm caminero (04-17 febrero 2019 cr).

Fin artículo 1.554º: “¿Existe la belleza utilizada para el mal, V?”.

                                         *



Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar