google.com, pub-1060934438379655, DIRECT, f08c47fec0942fa0
Gran CanariaOpinión

Es tiempo de cerrar viejas heridas por Juan Jesús Facundo

Los hechos ocurridos durante la Guerra Civil y la posterior dictadura aún perduran en la memoria colectiva del pueblo canario. Fueron años oscuros para la historia de nuestro país y para quienes defendemos los principios de libertad, justicia e igualdad. Algunos historiadores coinciden en que en Canarias nunca hubo una lucha a dos bandos y aseguran que cientos de canarios desaparecieron durante la Guerra Civil, a los que se suman 123.000 fusilados por Consejos de Guerra.

Este domingo, 24 de marzo, el municipio de Arucas acogerá la celebración de un homenaje y entierro de los restos de 14 de esos desaparecidos, quienes el 19 de marzo de 1937 fueron sacados a la fuerza de sus casas para nunca más regresar. 82 años después sus restos han sido encontrados, tras tres años de excavación arqueológica, financiada por el Cabildo de Gran Canaria, en el pozo de Tenoya.

Eran personas inocentes, que fueron secuestradas, torturadas, asesinadas y arrojadas a un pozo de 60 metros de profundidad por ser republicanos y socialistas. La incansable labor de familiares, amigos y asociaciones como la Asociación para la Memoria Histórica de Arucas, apoyados por diferentes instituciones, ha permitido que estos represaliados y fusilados tengan voz, aunque haya pasado mucho tiempo desde que nos dejaran.

Me viene a la cabeza los años de lucha de Pino Sosa y de su prima Balbina, ambas vecinas de Arucas. La primera tendrá la oportunidad de enterrar este día los restos de su padre, José Sosa, desaparecido cuando ella apenas tenía 40 días de vida.

Desde aquí, animo a todas las personas que sepan que un familiar suyo fue víctima del franquismo a que se haga las pruebas de ADN y a que dejen el miedo atrás, porque hay mucha historia que recomponer y porque de esos 14 desaparecidos, aún siete no han podido ser identificados. Es tiempo de cerrar viejas heridas, de dar consuelo a las familias afectadas y de trabajar por una ley que, de verdad, dignifique a las víctimas.

Juan Jesús Facundo(*)

Alcalde de Arucas



Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Botón volver arriba
Cerrar