Inicio Canarias En Canarias educadores sociales evalúan su primer año de trabajo en los...

En Canarias educadores sociales evalúan su primer año de trabajo en los centros educativos

162
0
Compartir
????????????????????????????????????
Top Ad

Las jornadas ‘Definiendo el perfil de actuación de los Educadores y Educadoras Sociales’ reúnen a 31 directores y directoras de los centros en que se integraron por primera vez los profesionales de educación social

Favorecer la convivencia escolar, mejorar la relación entre el centro educativo y su entorno social, coordinar e impulsar la dinamización de actividades socioculturales que mejoren la integración entre el centro y su entorno y prevenir el absentismo y fracaso escolar. Estas son algunas de las funciones de los 36 educadores y educadoras sociales que desde este curso trabajan en 70 centros educativos de Canarias, una medida piloto con la que la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias refuerza los equipos de orientación educativa y psicopedagógica de los centros públicos del Archipiélago.

Tras el primer año de pilotaje de la iniciativa, los directores y directoras de los centros que acogieron este año la medida se reúnen estas semanas para evaluar el impacto de la labor de los educadores y educadoras sociales en los centros escolares, con unas jornadas de análisis en las que han participado, además, representantes de Colegio de Educadores sociales, miembros de los equipos de Inspección educativa y el equipo de evaluación, en el que se integran expertos de las universidades públicas canarias.

La consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, participó hoy en el segundo encuentro final, en el que participaron 31 directores de Tenerife, La Palma, El Hierro y La Gomera.

Durante la jornada, los directores y directoras analizaron, tanto de forma individual, a través de cuestionarios personales, como en pequeños grupos de trabajo, la introducción de esta figura profesional en los centros. Así, entre otras cuestiones, se abordó el impacto de las actividades desarrolladas por los educadores en los centros, su adecuación a los perfiles de los y las estudiantes, la coordinación con estos profesionales, la evolución de las relaciones del centro con las familias y el entorno social, y los puntos débiles y fuertes de la experiencia en este primer año de andadura.

Tras este primer trabajo evaluador, los profesionales compartieron en un debate final las conclusiones e impresiones de la evolución de la medida en este curso académico, un coloquio en el que participó la titular de Educación del Gobierno de Canarias. Soledad Monzón señaló que asistir a esta puesta en común era de “principal importancia” y agradeció su participación en la evaluación de la medida.

“Tras un pilotaje es fundamental que las aportaciones de todas las personas involucradas en su desarrollo se pongan en común, y para mí es más que importante conocer sus impresiones, para mejorar y hacer cada vez más efectiva esta medida de educación social”, señaló Soledad Monzón, que subrayó “el valor de integrar en la educación canaria profesionales del ámbito social para potenciar el desarrollo del alumnado y plantear desde las comunidades educativas propuestas de mediación familiar y atención directa a determinados perfiles de alumnado que requieren mayor implicación para evitar el fracaso escolar relacionado a variables socioculturales”.

Un año de educación social en los centros de Canarias

Desde el curso 2017/2018, estos 36 educadores y educadoras sociales se han integrado en los equipos de orientación educativa y psico-pedagógica de 70 centros públicos de Canarias, para establecer modelos y criterios de intervención social que mejoren los procesos de enseñanza-aprendizaje en contextos de especial dificultad.

La medida se enmarca dentro del Plan Estratégico de Atención a la Diversidad y es, además, un elemento clave en la elaboración del Plan Integral contra la Violencia Infanto-Juvenil que desarrolla el ejecutivo autonómico.

En este sentido, los agentes sociales podrán asesorar a las comunidades educativas y su entorno de la puesta en marcha de acciones dirigidas a mejorar la convivencia dentro del nuevo Plan, tras haber participado, durante este curso escolar, en el proceso colaborativo de creación de esta batería de medidas para afrontar la conflictividad juvenil, un proceso en el que la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias ha involucrado a los distintos sectores relacionados con esta materia: familias, profesorado, agentes sociales, instituciones, colectivos ciudadanos y fuerzas de seguridad han participado este año en la elaboración del nuevo plan.


Afiliados a

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.