Inicio España El uso diario de cigarrillos electrónicos aumenta el riesgo de infarto de...

El uso diario de cigarrillos electrónicos aumenta el riesgo de infarto de miocardio

12
0
Compartir
Top Ad
Un estudio revela por primera vez el impacto negativo que tiene el consumo de los e-cgis en la salud cardíaca

El primer estudio sobre la relación entre los cigarrillos electrónicos y el infarto de miocardio acaba de publicarse en la American Journal of Preventive Medicine. La investigación, liderada por investigadores de la Universidad George Washington y la Universidad de California, alerta de que el uso diario de cigarrillos electrónicos se asocia a un mayor riesgo de infarto de miocardio. Estos resultados llegan en un momento en que en España el consumo de este tipo de cigarrillos va en aumento. Actualmente hay 472.500 usuarios, según la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV).

A pesar de que estos cigarrillos o e-cigs  se promocionan como una alternativa menos peligrosa que los cigarrillos convencionales, los resultados de esta investigación, extraídos de un análisis de datos recogidos en una encuesta realizada a 36.697 personas en 2014 y a 33.028 personas en 2016 mayores de 18 años, muestran una vez más el impacto negativo que tienen en la salud de las personas. Otras investigaciones hasta ahora habían apuntado posibles afecciones pulmonares, entre otras, derivadas de la exposición a componentes químicos.

«Los e-cigs, aunque no tienen nada que ver con el tabaco, porque no contienen ni alquitrán ni humo, normalmente llevan nicotina y provocan, por lo tanto, adicción. Además, en el vapor que los usuarios inhalan se encuentran diferentes sustancias nocivas, menos nocivas que el tabaco, pero no inocuas», explica el profesor de Ciencias de la Salud de la UOC e investigador de la Unidad de Control del Tabaco del Instituto Catalán de Oncología (ICO), Antoni Baena. El uso de los líquidos que estos dispositivos contienen no está regulado y, por lo tanto, en la actualidad no se puede garantizar a los consumidores que no existan algunos que puedan contener tóxicos no identificados en el etiquetado.

Además, subraya Baena, no está demostrado que este tipo de cigarrillos ayuden a dejar el tabaco. En realidad, los fumadores que pasan a consumir el e-cig para dejar el tabaco, acaban mayoritariamente haciendo un uso dual, es decir, alternando el tabaco y el cigarrilo electrónico.

Una puerta de entrada de los jóvenes a la adicción de la nicotina

Otro problema derivado de la aparición de estos dispositivos es el uso que hacen los jóvenes. En España se ha detectado una tendencia al alza en los últimos años y en países como Estados Unidos se ha declarado como epidemia dentro de este colectivo. «Los jóvenes empiezan fumando vapor con gustos a melocotón, mango, menta, etc., y no se dan cuenta de que acaban enganchándose a la nicotina», alerta el profesor de la UOC.

Las formas que pueden adoptar estos pitillos, también llamados vaporizadores electrónicos, es muy variada. Pueden parecer cigarrillos convencionales, pipas o incluso un pendrive o USB. «En este último caso es especialmente peligroso porque es un dispositivo que, además de poderse cargar más fácilmente y tener una batería que dura más, es más difícil de distinguir de un USB normal y, por lo tanto, más fácil que pase inadvertido por los profesores y padres», advierte Baena. Como tiene poco vapor y poco olor —añade el experto—, usarlo en los lavabos o en el patio puntualmente no deja rastro.

Uno de los dispositivos con aspecto de USB que predomina entre los jóvenes americanos es el JUUL. Este invento desarrollado en Sillicon Valley libera, según apuntan varios expertos, más nicotina que otros cigarrillos electrónicos y la misma que el tabaco. «Tiene el doble de nicotina (52 miligramos por mililitro (mg/ml)) de la que estaría permitida en España por ley (20 mg/ml)», explica Baena. De momento el JUUL no ha llegado a España, pero, como advierte el profesor de la UOC, hay que ir con cuidado porque se pueden adquirir en tiendas en línea como Amazon o Aliexpress.


Afiliados a

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.