Españapsoe

El PSOE reclama a Cs que “salga de su laberinto”

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, reclamó este lunes al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que “salga de su laberinto” para abstenerse o apoyar la investidura del líder socialista, Pedro Sánchez, al tiempo que pidió a Unidas Podemos consolidar “sin dilación” su “relación de mutua confianza”.


Así se pronunció en la rueda de prensa que ofreció en la sede nacional del PSOE tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal, donde volvió a plantear al PP y a Cs que no bloqueen la legislatura y se abstengan para que Sánchez sea investido presidente, todo ello sin olvidarse de su socio prioritario, Podemos. “Debemos seguir consolidando nuestra relación de mutua confianza”, recalcó.

Ábalos subrayó que ha habido “tiempo de sobra” para que todos los partidos asuman el lugar en el que le han puesto los ciudadanos y actúen de manera responsable. “Esgrimir los escaños logrados para obstruir la gobernabilidad supone pervertir el sentido de las elecciones”, advirtió.


Abundó en que “no hay otra alternativa” a un Gobierno socialista, pues “los papeles ya han sido repartidos”. En este sentido, aseguró que el PSOE asume con la máxima responsabilidad, con espíritu constructivo y voluntad de entendimiento la “obligación política y moral” de hacer realidad “lo antes posible” lo que los españoles le encomendaron.

“El PP debe ser congruente consigo mismo, con su historia, antecedentes”, opinó.  En base a ello defendió que “negar al PSOE la opción de formar Gobierno supone también negarse a desempeñar la labor que los españoles le han pedido que desempeñe”. “El PP debe abstenerse”, insistió a pesar de que el líder de los populares, Pablo Casado, ratificó en su reunión de este lunes con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que no lo hará.  Explicó que en este encuentro el presidente del Gobierno en funciones ofreció al líder de los populares la disposición a llegar “a grandes acuerdos”, aunque dejó en el tejado del PP la concreción de qué es lo que “les motiva” para participar en acuerdos nacionales. Incidió en que con la abstención del PP o Cs se iniciaría la legislatura, lo que “a todos nos interesa” para que el país discurra por la “senda de la normalidad” con un horizonte estable.


A pesar de corroborar Sánchez el ‘no’ de Casado a la investidura, el secretario de Organización del PSOE siguió elevando la presión al decir que “no puede jugar a ser un partido antisistema” cuando lo que está en juego es la propia estabilidad de la nación. “Debe ser consciente el PP que los ciudadanos observan y toman nota”, reseñó, y pasó a dirigirse directamente al líder de Cs, Albert Rivera.


Pidió a Rivera que “salga de su laberinto” y le advirtió de que “huir hacia delante, jugar al ‘cuanto peor, mejor’, y subir al monte más escarpado a su derecha no es bueno para nadie, ni tampoco para ellos mismos”. “¡Que escuche a su alrededor, recapacite y rectifique!”, enfatizó ante las dimisiones de dirigentes de Cs como Toni Roldán y Javier Nart “Que escuche a su partido y se abstenga también en la investidura”, remarcó Ábalos, refiriéndose a lo que han dicho “fundadores de su partido, algunos de sus grandes fichajes, miembros de su Ejecutiva” y también el grupo liberal en Europa. “La realidad es tozuda. Nadie aplaude ni apoya este giro estratégico ni aquí ni en Europa”, destacó.

Ábalos reclamó a Unidas Podemos, el socio prioritario del PSOE de cara a la investidura,  que “sin dilación” avancen en la “relación positiva” que ya han llevado en el nivel político y programático. “PSOE y Podemos debemos seguir consolidando nuestra relación de mutua confianza”, dijo de cara a los próximos días. Apostó por seguir en esta línea “por el bien de nuestro país y con el objetivo de culminar el giro a las políticas sociales”. “La mano está tendida”, sintetizó, al tiempo que hizo especial hincapié en hablar de políticas más allá de los nombres. Argumentó para ello que “las políticas quedan, pero las personas somos todas eventuales”.


Ábalos se limitó a decir en todo momento que la investidura se producirá “pronto”, aunque admitió que no puede decir ahora mismo la fecha exacta. “No va a hacer Sánchez una huida de esa responsabilidad”, recalcó, para a continuación aseverar que la idea es “ir con apoyos”, los que el PSOE pueda ir sumando.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar