Europa

El Parlamento Europeo entierra la pesca eléctrica

Rate this post

Toda verdad desarrolla tres fases. Primero, se la ridiculiza. Después, suscita una fuerte oposición. Ya, por último, se considera que siempre ha formado parte de la verdad establecida, una evidencia.

Arthur Schopenhauer

 

571 contra 60: con esta mayoría aplastante, el Parlamento Europeo ha aprobado hoy martes 16 de abril, el acuerdo alcanzado durante las negociaciones del Diálogo Tripartito fechado el 13 de febrero de 2019. Se trata de un acuerdo sobre el reglamento de ‘Medidas técnicas’, que incluye a la pesca eléctrica. La prohibición de este método destructivo queda claramente recogida en la normativa europea, que será efectiva a partir del 1 de julio de 2021.

 

Une reducción drástica de aquí a 2021

 

Entre la publicación del reglamento en el Diario oficial dentro de algunas semanas y el primero de julio de 2021, el número de arrastreros autorizados a proseguir con la pesca eléctrica será drásticamente revisado a la baja, pasando de 84 arrastreros holandeses a tan sólo diez. Además, cada estado miembro podrá prohibir la pesca eléctrica en la zona de exclusión costera propia de 12 millas náuticas, es decir, 22,2 km. En Francia, el diputado Erwan Balanant (Modem) ha presentado al respecto un proyecto de ley firmado conjuntamente por 125 diputados de todos los grupos políticos. En Bélgica, el eurodiputado Tom Vandenkendelaere (PPE) también desea ver prohibida la pesca eléctrica en aguas belgas. En los Países Bajos, los pescadores artesanales de la asociación C-LIFE también aprietan para que tal medida entre en vigor, pero por desgracia su gobierno defiende claramente los intereses de la pesca eléctrica.

 

Acciones en perspectiva

 

Para cerrar este expediente rico en idas y venidas, recordamos que aún le resta al Colegio de Comisarios iniciar un procedimiento de infracción contra los Países Bajos por sus numerosas derogaciones ilegales. BLOOM solicita también el reembolso de los 21,5 millones de euros en subvenciones que dieron pie al desarrollo de la pesca eléctrica. Asimismo, BLOOM también desea que se indemnice a los pescadores franceses dedicados a la pesca artesanal, que vienen sufriendo una fuerte disminución en sus capturas de lenguados tras la introducción y posterior explosión de la pesca eléctrica, para que sus empresas familiares no quiebren.

En la era de la desinformación, la verdad triunfa, y lo seguirá haciendo, frente a las descaradas mentiras de la industria pesquera neerlandesa. Ésta ha intentado desacreditar a BLOOM y a sus argumentos de peso, perfectamente elaborados. BLOOM hace frente, de manera habitual, a acusaciones dolosas. Pero el rigor científico de nuestras investigaciones y de las noticias que publicamos es incontestable. Hacemos frente a estas acusaciones falaces siempre con plena serenidad, a veces de manera urgente,” subraya Frédéric Le Manach, Director Científico de BLOOM.

 

Lo que ha sacado a la luz nuestra campaña

 

Esta victoria prueba que David puede ganar a Goliat. Atacando de frente a la pesca eléctrica, BLOOM se ha enfrentado a una industria particularmente pujante e influyente, incluso mafiosa, en todos los distintos niveles de decisión europeos.

Hemos desvelado numerosas deficiencias de nuestras instituciones: la concesión de licencias ilegales, las mentiras de la Comisión acerca de las primeras derogaciones otorgadas, las subvenciones ilegales concedidas para el desarrollo de esta práctica pesquera. Otras organizaciones y personas también han ayudado al éxito de nuestra campaña, especialmente un periodista holandés que ha dejado bien clara la ausencia de investigaciones, aunque fuera el mismísimo pretexto en el que se basaba la obtención de licencias,” resume Laetitia Bisiaux, investigadora de BLOOM.

Cuando lanzamos nuestra campaña denunciando a los Países Bajos a principios de octubre de 2017, la victoria aún quedaba muy lejana. La Comisión Europea propuso autorizar la pesca eléctrica en el mar del Norte; esta autorización hubiera conducido al desarrollo de este método pesquero tan sumamente destructivo en todas las aguas europeas. Nuestro objetivo era la prohibición total y definitiva. Decidimos entonces proseguir esta lucha solos (posteriormente se nos unieron otras ONGs pequeñas y, sobre todo, muchísimos pescadores artesanales), con nuestra audacia, nuestra voluntad y nuestro coraje. Nuestro entorno nos decía, a veces, que la batalla estaba perdida de antemano y no comprendía por qué BLOOM invertía tanta energía en luchar contra un imposible. Pero la perseverancia, el rigor y la acción son una apuesta ganadora. Estoy muy orgullosa de nuestro equipo, que ha demostrado un compromiso inquebrantable, apuntalado frente a las dificultades, y que se ha sacrificado muchos fines de semana, con horas robadas al sueño, para ganar esta contienda,” recuerda Sabine Rosset, Directora de BLOOM.

 

La unión hace la fuerza

 

Otro elemento ha sido determinante en el éxito de esta campaña. “Tras nuestra primera denuncia de las licencias ilegales, los pescadores artesanos de Hauts-de-France contactaron con BLOOM. Compartíamos visión y reivindicaciones comunes. Formamos una coalición inédita de ONGs y de asociaciones de pescadores artesanos que compartían nuestro espíritu combativo y nos permitió captar la atención de los eurodiputados y ganar la votación plenaria del 16 de enero de 2018,” argumenta Mathieu Colléter, responsable de Relaciones Institucionales. BLOOM también ha recibido el excepcional apoyo de los pescadores artesanos belgas, ingleses, neerlandeses, españoles e italianos. La Association des Poissonniers de France (Asociación de pescadores franceses), las grandes empresas de distribución y logística (Intermarché, Biocoop, Carrefour y el grupo Méricq), los dirigentes de la red Relais & Châteaux, el Collège Culinaire de France (Escuela culinaria de Francia) y algunos chefs de la asociación Euro-Toques también han otorgado su apoyo a la campaña de BLOOM, rechazando todo captura por medio de la pesca eléctrica y sensibilizando sobre los efectos catastróficos de esta técnica de pesca.

 

Algunos responsables políticos también han desempeñado un papel clave en pos de esta victoria, a saber, los eurodiputados Younous Omarjee, Yannick Jadot, Isabelle Thomas y Rosa d’Amato. La movilización de ciertos representantes electos también ha sido determinante; es el caso de François Ruffin, Erwan Balanant, Paul Christophe, Jean-Luc Mélenchon (y muchos otros) en Francia, de Frédérique Ries en Bélgica, Anja Hazekamp en los Países Bajos y los británicos Richard Benyon, Zac Goldsmith, Julie Girling, John Flack y Peter Aldous.

 

Por último, no habríamos podido obtener esta victoria sin los ciudadanos que se han movilizado masivamente y en repetidas ocasiones firmando nuestras peticiones e interpelando a los representantes europeos mediante las plataformas que BLOOM ha puesto a su disposición. “Se han enviado millares de e-mails y de tweets para reclamar la prohibición total de la pesca eléctrica. Los ciudadanos pueden y deben retomar el poder. Esta campaña es un exquisito ejemplo de democracia en acción, muy reveladora de la voluntad de los ciudadanos de rechazar lo que es inaceptable. Nos devuelve la esperanza,” apunta Sabine Rosset. Los ciudadanos deben hacerse oír en las elecciones europeas eligiendo a eurodiputados que defiendan el interés general.

 



Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Botón volver arriba
Cerrar