Inicio España El avance del PIB español se frena al 0,5%

El avance del PIB español se frena al 0,5%

5
0

La economía española creció en el segundo trimestre el 0,5%, dos décimas menos respecto al avance registrado en el primer trimestre, debido a la contracción de la inversión empresarial y a pesar de la mejora del sector exterior, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El crecimiento del empleo, medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, se ha ralentizado al 0,4%, tres décimas menos que en el trimestre anterior.

El crecimiento económico se sigue apoyando en el consumo de los hogares, aunque el aumento del 0,3 % registrado por esta partida fue una décima inferior al del trimestre anterior.

El crecimiento económico se sigue apoyando en el consumo de los hogares

La inversión se contrajo un 0,2% como consecuencia de la caída del 2,5 % de la inversión empresarial (maquinaria, bienes de equipo, sistemas de armamento y recursos biológicos cultivados), mientras que la inversión en vivienda y construcción creció el 1,3%.

Frente a la desaceleración de la demanda interna (consumo e inversión), la demanda externa dio muestras de mayor dinamismo con un crecimiento de las exportaciones del 1,8% y un avance de las importaciones del 1%.

La tasa interanual de crecimiento económico (2,3%, una décima menos que en el trimestre precedente) refleja el cambio de patrón en la evolución de la economía, ya que la contribución de la demanda interna ha bajado de 2,2 a 1,6 puntos -la más baja desde el primer trimestre de 2014-, en tanto que la aportación de la demanda externa ha subido de 0,2 a 0,7 puntos.

En términos interanuales, el empleo creció el 2,5 %, tres décimas menos que en el primer trimestre, lo que supone un incremento de 459.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

La construcción registró el mayor crecimiento trimestral (1,3%)

Por ramas de actividad, la construcción registró el mayor crecimiento trimestral (1,3%), seguida del sector servicios (0,4%) y la industria (0,3%), si bien la industria manufacturera se contrajo un 0,6%, al igual que la agricultura, que cayó el 0,5%. En comparación interanual la creación de empleo cayó en la agricultura (1,9%) y mantuvo el ritmo de crecimiento en los servicios (2,8%), mientras que se ralentizó en la construcción (5,9%) y salió del estancamiento en la industria (0,7%).