Educación presenta a la FECAM el Plan Canario de Infraestructura Educativa 2018-2025


La directora general de Centros de Infraestructura Educativa de la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Ana Dorta, ha presentado esta mañana a la Comisión de Educación de la Federación Canaria de Municipios (FECAM), presidida por Francisco Linares, el Plan Canario de Infraestructura Educativa 2018-2025. El documento contempla más de 140 obras de construcción, renovación o sustitución de inmuebles educativos, de manera que al final de período el Archipiélago contará con al menos 23.000 plazas de nueva creación.

Dorta explicó que el coste global del Plan es de 420 millones de euros, que se destinarán a la construcción de nuevos centros educativos, a los que hay que añadir 88 millones de euros más que no están nominados en el Plan, que se destinarán a obras de rehabilitación, ampliación y mejora de menor envergadura, tales como mejoras de accesibilidad, obras relacionadas con la seguridad o para dar respuesta a servicios complementarios como comedores escolares, reposición de aulas modulares o sustitución de amianto, entre otros. De esta manera, expuso, la inversión prevista hasta 2025 superará los 507 millones de euros.

La directora general de Centros e Infraestructura Educativa resaltó que “se trata de una plan ambicioso con el que se pretende ampliar la oferta educativa en el Archipiélago, tanto de la enseñanza obligatoria como de la no obligatoria, por lo que no sólo abarca los Centros de Educación Infantil y Primaria y los Institutos de Enseñanza Secundaria, sino también los Centros Integrados de Formación Profesional, las Escuelas Oficiales de Idiomas, así como centros polivalentes ubicados en algunas zonas que dan respuesta, por ejemplo, a la Enseñanza de Personas Adultas, las Enseñanzas de Régimen Especial o, también, los Centros de Educación Obligatoria (CEOS)”.

Sin embargo, advirtió Dorta, “este Plan está supeditado a una ficha financiera que no sólo depende de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma, sino de que el Gobierno estatal incluya en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019 los 42 millones de euros acordados para el Plan de Infraestructura de Canarias”. Lo cierto es, subrayó, “que a día de hoy sigue sin firmarse el convenio plurianual y, de hecho, en el borrador del Proyecto de Ley no hay ni un sólo euro destinado a este fin”. No obstante, destacó, “desde el Gobierno de Canarias confiamos en que finalmente el Gobierno del Estado lo reconsidere e incluya en la aprobación final de sus presupuestos esta partida necesaria para dar respuesta a las necesidades del Plan de Infraestructura Educativa de Canarias”.

Asimismo, la responsable autonómica remarcó la necesidad de “flexibilizar la regla del gasto y se permita que las Comunidades Autónomas que hayan cumplido con los requisitos establecidos, como es el caso de Canarias, puedan invertir su superávit en Políticas Sociales como Educación, Sanidad o Asuntos Sociales”.

Ana Dorta señaló, además, que este Plan, que ya sido remitido al Consejo Escolar de Canarias y que fue presentado por la consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, en el Parlamento autonómico, “no es un documento cerrado sino un plan flexible que está abierto a las sugerencias de los diferentes municipios que se ajusten a los criterios establecidos”.

Cabe recordar, en este sentido, que los criterios empleados para determinar dónde son necesarias las obras se basan en la población; los flujos migratorios; la orografía, que fuerza a tener muchos más centros educativos de lo que sería habitual con nuestra superficie; y la mejora de las comunicaciones, que hace el efecto contrario, acercando núcleos que antes parecían muy lejanos, lo que también amplía las posibilidades de elección de centro de las familias; el estado de los centros actuales, para reformar e incluso sustituir las aulas que sea necesario; y la normativa de escolarización y sobre las necesidades educativas, que es un factor que también varía con el tiempo, por ejemplo, incidiendo en las ratios o en las necesidades de contar con aulas específicas, lo que también condiciona las características de los centros a edificar.

El Plan también recoge los principales datos de evolución del alumnado, tanto históricos como de los de cursos más recientes, así como otras informaciones de interés. Como resumen, hay que destacar que en Canarias hay más de 350 centros públicos con más de 40 años, que se mantiene la necesidad de incrementar plazas en el sur de Tenerife, Gran Canaria y en toda Fuerteventura y Lanzarote, fundamentalmente; que entre 1990 y 2008 se produjo un incremento de población superior al 30%, que hizo insuficientes todas las obras emprendidas para lograr paliar el retraso histórico en la materia; y que, aunque en la última década se ha observado un descenso de alumnado a raíz de la crisis, parece comenzar a recuperarse con el incremento de alumnado en el primer curso de Infantil de los dos últimos cursos, en unos 700 alumnos y alumnas.

En definitiva, estos son los parámetros por los que se ha guiado la Consejería de Educación y Universidades y que han servido para la proyección hasta 2025 de las obras necesarias, en un plan que ya está iniciado, con las 13 obras en construcción o vías de licitación que ya están en marcha, y que está disponible en la página web de la Consejería de Educación y Universidades.



Anterior Tenerife : El IES Virgen de la Candelaria cumple 75 años en la Formación Profesional
Siguiente Fred Olsen retoma la Ruta Marítima Directa entre Las Palmas de Gran Canaria y Arrecife de Lanzarote

Comentarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*