España

¿Debemos preocuparnos por las turbulencias en un avión?

La vuelta de una vacaciones idílicas desde Isla Mauricio se convirtieron en toda una pesadilla para los pasajeros del vuelo Evelop (EVE838). Llegando a Madrid de repente un fuerte zarandeo comienza a mover todo el avión de arriba a abajo con movimientos muy fuertes y bruscos. Cuando las turbulencias comienzan en un avión, las caras de pánico de los viajeros se hacen patentes cuando ven a la azafata sentarse rápidamente y abrocharse el cinturón. Por nuestra mente aparecen pensamientos de terror, miedo y, sobre todo, desconocimiento.

"Estamos pasando por una zona de turbulencias", se oye en el avión, e inmediatamente la luz se activa avisando de que nos abrochemos el cinturón. Todos las hemos vivido alguna vez, pero ¿realmente conocemos cuales son sus riesgos? o ¿por qué se producen?

¿Qué son las turbulencias?

Las turbulencias son la sensación de agitación y ‘zarandeo’ de un avión en pleno vuelo debido a cambios en las corrientes de aire que nos producen la sensación de que el avión va hacia arriba y hacia abajo.

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) nos cuenta que existen dos tipos de turbulencias:

  • El primero tipo es la turbulencia asociada a tormentas y nubes, que son las que se pueden identificar con el radar abordo y los pronósticos meteorológicos.
  • La otra, nos cuentan, es la turbulencia de aire claro, que no está asociada a nubes y por eso el radar no es capaz de identificarlo. Este tipo de turbulencias están generadas, normalmente, por cambios de intensidad del viento.

Pero… ¿Por qué motivo se producen?

Francisco González, comandante de Iberia, nos cuenta que las turbulencias se producen por la formación de determinadas nubes, tormentas, corrientes de aire en cadenas montañosas, zonas de corrientes en chorro o debido a un cruce de corrientes de aire frías y calientes.

¿Son tan peligrosas como creemos?

Desde SEPLA nos afirman que las turbulencias no suponen un gran problema a nivel seguridad del avión. Pero debido a que los pasajeros se encuentran en un medio desconocido y puede llegar a asustarse se evitan por motivos de confort.

Así lo confirma también el comandante Francisco González, que además indica que los aviones están muy preparados para soportar las turbulencias sin ningún problema.

¿Es importante el uso del cinturón al pasar por una zona de turbulencias?

El SEPLA incide en la vital importancia del cinturón de seguridad a bordo del avión, que nos puede salvar la vida en las situaciones en las que la intensidad de la turbulencia es severa y que evitará posibles contusiones por el zarandeo del avión. Así que, si estamos en un viaje largo y nos vamos a dormir es de vital importancia usar el cinturón de seguridad, del mismo modo que cuando se indica mediante el aviso luminoso en las cabinas.

Y es aquí cuando SEPLA nos plantea una moraleja: Si en el coche usamos el cinturón por nuestra seguridad, en el avión tiene la misma importancia y debería usarse para protegernos de factores externos.

¿Cómo identificamos la intensidad de las turbulencias?

Existe un método sencillo para que todo el mundo pueda identificar el grado de las turbulencias. Hay tres tipos:

  • Turbulencia leve: Es un pequeño meneo del avión casi impredecible que nos permitiría incluso estar de pie en el avión sin movernos.
  • Turbulencia moderada: Es una sensación predecible y no nos permitiría estar de pie en el avión ya que nos caeríamos.
  • Turbulencia severa: Es la más grave de las tres, y el avión se zarandearía tanto que nos sería incapaz leer las instrucciones de vuelo. Sentiríamos la sensación de estar pegados al sillón, o en su contra, que ‘volaríamos’ hacia arriba despegándonos del asiento.

¿Se conocen las zonas con turbulencias antes de despegar?

Se hace un estudio previo del vuelo con una amplia información meteorológica. De esta forma, estudian cual es la ruta y la altura adecuada para realizar el vuelo, siendo una prioridad evitar las turbulencias.

¿Son fiables los pronósticos?

Los pronósticos son fiables pero que no tienen una exactitud total ya que no se puede controlar a la naturaleza. Antes de volar se evitan las zonas con turbulencias, pero puede ser que en medio del vuelo se generen otras que no estaban previstas, pero que en cualquier caso no afectarían a la seguridad del avión.

¿Técnicamente se puede prever una zona de turbulencias?

Lo más efectivo a día de hoy son los reportes de otros pilotos sobre las turbulencias que hayan vivido durante el vuelo, nos cuenta el SEPLA. Además, añaden que los pilotos están obligados a informar sobre que altitud y en qué zona geográfica han sufrido la turbulencia para que así otros pilotos puedan evitarlas. Para ello utilizan una tableta con conexión que se va a actualizando en tiempo real y que avisa a los demás pilotos.

¿Se ha experimentado un aumento de turbulencias en los últimos años?

No pueden afirmar con exactitud que hay más turbulencias que antes, ya que para hacer una cuenta real debería medirse en proporción al crecimiento del uso de los vuelos, según afirman desde el SEPLA.

En cambio, Francisco González cuenta que sí existe la posibilidad de que estén aumentando debido al cambio climático, ya que la naturaleza se vuelve más brava. De todas formas, también indica que puede deberse al aumento del número de aviones que vuelan, que por ende producen más casos de turbulencias.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar