Inicio Zine Varios 2 sociedad Debate por la retirada de las azafatas en el deporte

Debate por la retirada de las azafatas en el deporte

89
0
Compartir
Top Ad

La Fórmula 1 ha anunciado que a partir del próximo Mundial desaparecerán las tradicionales azafatas en las carreras del campeonato, al entender que esta práctica está "claramente en desacuerdo con las normas sociales actuales". Hoy, el piloto de motociclismo Marc Márquez, seis veces campeón mundial y vigente campeón de MotoGP, consideró que es "un trabajo más, chicos y chicas se dedican a ello: Quizás hay casos que se tendría que regular la vestimenta, pero es un trabajo más", señaló Márquez tras recibir la medalla de oro de la Real Orden al Mérito Deportivo.

Este debate se ha suscitado después de que ayer la empresa estadounidense Liberty Media, propietaria de la Fórmula Uno, anunciara que la próxima temporada dejará de haber azafatas en la línea de salida acompañando a los pilotos, por considerarla "contraria a las actuales normas sociales". "Aunque la práctica de emplear azafatas ha sido un elemento básico de la Fórmula 1 durante décadas, creemos que esta costumbre no resuena con los valores de nuestra marca y está claramente en desacuerdo con las normas sociales actuales. No creemos que la práctica sea apropiada o relevante para la Fórmula 1 y sus aficionados, los antiguos y los nuevos, en todo el mundo", argumentó el director comercial de operaciones de la Fórmula 1, Sean Bratches.

El piloto de motociclismo Marc Márquez, preguntado al respecto declaró que las azafatas que acompañan a los pilotos en los momentos previos a los Grandes Premios, eliminadas por la Fórmula Uno, son "un empleo más" aunque se podría "regular la vestimenta". "Respeto al cien por cien todas las decisiones. No está en nuestras manos como pilotos, pero lo considero un trabajo más, chicos y chicas que se dedican a ello, quizás hay casos que se tendría que regular la vestimenta, pero es un trabajo más", señaló Márquez tras recibir la medalla de oro de la Real Orden al Mérito Deportivo.

Márquez recordó que "muchos chicos y chicas" se pagan "su carrera y su máster", trabajando como las azafatas y azafatos que sostienen los paraguas que protegen a los pilotos del sol o la lluvia antes de las carreras, y que son personas que forman parte de la caravana del campeonato como los pilotos. "La familia del 'paddock' es una familia gigante. Ves a una chica o a un chico que está trabajando de relaciones públicas y el domingo está a tu lado con el paraguas o lo que te haga falta", añadió Márquez, que recordó que es una labor que "alguien tiene que hacer" cuando un piloto está a 50 grados con mono y casco, algo que en otras ocasiones ha hecho un mecánico.

Por el contrario, la directora del Institut Català de les Dones (ICD), Núria Balada, ha reclamado hoy la desaparición de las azafatas en todos los eventos deportivos. "Es necesario eliminar unos estereotipos que únicamente perpetúan la cosificación de la mujer", ha añadido Balada.

Las azafatas, también conocidas como "paddock o grid girls", son una figura especialmente común en competiciones de motor o en ciclismo, aunque también están presentes en otras disciplinas, como el tenis.

El año pasado, la carrera Tour Down Under, celebrada en Australia y considerada como la "Champions" del ciclismo, dio los primeros pasos hacia unas competiciones más igualitarias al eliminar la figura de las azafatas de los podios y sustituirlas por ciclistas júnior que entregaron los premios a sus referentes.

A esta iniciativa se sumaron también otras competiciones, como la Volta a Cataluña, la Vuelta al País Vasco o el Challenge de Mallorca en España.

En motor, la primera competición en desterrar a las azafatas de la línea de meta fue el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA, en 2014, y ayer fue la Fórmula 1 la que anunció que ya no utilizará a las 'paragüeras'.

Sobre el rol de la mujer en el deporte, la doctora en Sociología y experta en feminismo Andrea García ha explicado a Efe que "uno de los principales problemas es que las niñas, cuando ven las competiciones, el único referente femenino que encuentran son las azafatas y eso está lejos de motivarlas para ser deportistas". Según García, "el día que el deporte femenino esté presente de la misma forma que el masculino, la figura de la azafata caerá en un sinsentido".

Uno de los puntos calientes del debate surge cuando se compara a las azafatas con las modelos, ya que éstas también utilizan su cuerpo para promocionar una marca, del mismo modo que las 'paragüeras' en las competiciones deportivas.García explica la diferencia: "Las mujeres que aparecen entregando trofeos en los podios no son únicamente un reclamo publicitario, sino que, al colocarlas al lado de un varón vencedor, se enfatiza que son 'mujeres premio', un reclamo absolutamente objetualizado".

Colocar figuras masculinas, equivalentes a las azafatas, en los podios de las competiciones femeninas, para García, no es una solución: "no se trata de también convertirlos en objetos a ellos, lo importante es que el deporte tenga interés por sí mismo".