Inicio Opinión Cuestiones sobre los errores morales graves, V por Jmm Caminero

Cuestiones sobre los errores morales graves, V por Jmm Caminero

371
0

Vivo y existo en un mundo, al menos en Occidente, que muchos actos y hábitos que durante siglos se han aceptados como inmorales, hoy se toman como conductas personales debidas a su libertad personal. También en otra parte del mundo, están reglamentadas por muchas acciones como malas, cuándo son solo costumbres.

Por lo cual, sé que hoy, en un humilde artículo periodístico alguien se atreva a señalar, esta cuestión y este tema. Es saber de antemano, que este artículo y la serie sobre este tema, nadie o apenas nadie se acercará a leerlo o pensarlo. Pero hoy, hoy creo que tanto se valora con justicia la salud física y psíquica, y la salud material o salud económica, tendríamos que valorar más la verdadera salud moral…

Aquí quizás, hay algunas reflexiones, para intentar, que determinadas aptitudes y actitudes y actos y hábitos negativos o inmorales, al menos, los aceptemos como inmorales, y después, y al mismo tiempo, empecemos a no caer en ellos. Ciertamente, no conozco a nadie, que caiga en todos los errores morales graves, pero tampoco a casi nadie, que no caiga en uno o en dos…

– No sé si el interlocutor, sigue aceptando la taxonomía o clasificación moral occidental, que durante siglos ha sido defendida y creída, es decir, que existen siete errores morales graves, siete pecados capitales, que son la fuente, de mucho mal y males, para el individuo que cae en ellos, para sus familias, y en mayor o menor grado para la sociedad.

Ciertamente, aunque esto hoy, apenas se enseña y se reflexiona sobre ello, no podemos negar que estos hábitos o aptitudes o actitudes son una fuente, así han sido programadas y analizadas durante siglos como males. Cierto es que en cada caso y acto y circunstancia y situación hay que ponderar y ser muy prudentes. Pero también, que en principio esta clasificación es la fuente o puede serlo de intentar analizar el mal y los males, que los humanos nos hacemos a nosotros mismos, o a los demás.

También es cierto, que siguiendo la clasificación clásica, una cuestión es si un acto es malo o negativo, en diversos sectores de lo real, y también malo en lo moral y espiritual, y otra es la responsabilidad o culpabilidad del individuo que lo realiza, porque el acto en sí puede ser malo o negativo moralmente o espiritualmente o en su especificidad o eficiencia, pero el individuo que lo realiza, puede ser más o menos culpable o responsable, por diversos motivos o razones o causas…

– Por consecuencia, pocos artículos y en poca prosa actual, narrarán e indicarán, que no seguir unas normas éticas morales universales, aunque sean mínimas, es un mal para la sociedad y para los individuos, aquí en Occidente, podrían concretizarse en los diez mandatos de Moisés, o que caer en uno de los siete errores morales graves o pecados capitales (envidia, lujuria, gula, pereza, vanidad, soberbia, ira-cólera) también lo es, o caer es algunas desvirtudes o vicios o hábitos negativos que están postulados en la tradición filosófica moral occidental, y muchos también en otras culturas, es una realidad mala y negativa…

La libertad y la autonomía y la voluntad y el entendimiento-inteligencia del ser humano, es, es en la medida de lo posible y según casos y circunstancias para caminar por el bien y para el bien y en el bien y desde el bien. El bien según cada realidad, es decir, conducir bien un coche, según las normativas tecnológicas, pero también bien desde el punto de vista ético y moral y si es posible, también como bien espiritual-religioso…

El ser humano tiene el deber y el derecho de realizar un uso correcto de sus fuerzas, fuerzas psíquicas, físicas, biológicas, de sus bienes materiales, de su mente y de su inteligencia, de su voluntad, de sus deseos, de sus pasiones, de su cuerpo…

Jamás Occidente y Europa ha vivido como ahora lo hace, sin negar las contradicciones y negatividades que pueden existir, y te encuentras, a casi todos los individuos, siempre quejándose, siempre deprimidos y tristes, siempre no estando contentos. Y siempre me pregunto, no se puede negar las cosas no buenas existentes, unas muy malas, pero sus abuelos serían felices, no habrían soñado con las cosas buenas que pueden disfrutar sus nietos y biznietos ahora mismo…

Todo hay que perfeccionarlo, todo, perfeccionarlo en todos los sentidos correctos, tanto en su realidad esencial de cada cosa o realidad, como en sus niveles morales y éticos. Pero también debemos ser conscientes, que los progresos, son pausados, aunque algunos se produzcan muy deprisa. Y que casi todo en la vida, es ambivalente, tiene dimensiones positivas y otras negativas, pero no solo la tecnologías, sino casi cualquier realidad que los humanos tocan y realizan y construyen…

Quizás, hoy resulte enormemente difícil y complejo, indicar y que los humanos sean conscientes, que no todo los actos son correctos en su eficiencia en si misma, pero tampoco son correctos en su moralidad. Por lo cual, todo ser humano, tiene que autocontrolar sus actos, sean palabras o deseos o actos en sí, sus emociones o pensamientos o pulsiones, etc.

El ser humano una combinación substancial de carne-cuerpo y psique-mente y alma-espíritu debe utilizar su poder y su libertad de forma correcta, consigo mismo y con los demás. Y esto es una asignatura que tenemos pendiente, que quizás olvidamos. Y si además, piensa que existe Dios, su ser, tiene que actualizarlo y realizarlo de forma agradable y correcta con las grandes leyes de moralidad y espiritualidad que el Buen Dios haya indicado, al menos, las mínimas…

http://twitter.com/jmmcaminero           © jmm caminero (01 mayo 2019-21 febrero 2020 cr).

Fin artículo 1.999º: “Cuestiones sobre los errores morales graves, V”.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*