Inicio Opinión Cuestiones sobre Dios, XII por Jmm Caminero

Cuestiones sobre Dios, XII por Jmm Caminero

304
0

Dios es un concepto tan esencial en el ser humano, exista en Si mismo o no exista, que todo ser humano, debe examinar dicha cuestión y todas las cuestiones colaterales y anexionadas que pueda, según sus circunstancias y su formación. Porque aceptar a Dios, sea de una manera o sea otra, o negarlo, tiene unas consecuencias tan grandes y tan graves para el ser humano, que este negocio, es tan importante como el que más. Diríamos uno de los tres cuestiones más importantes, en toda la vida de cualquier ser humano.

– Hasta ahora, guste o disguste, no podemos negar que se necesita la hipótesis Dios para entender la realidad, entender algo del universo. Por muchas leyes naturales que el ser humano descubra en la Naturaleza y en la Sociedad y en la Cultura o con la cultura, no puede o no se puede prescindir de la necesidad de Dios.

– Sin ofender a ninguna ideología o colectivo, cuándo el máximo poder del Estado lo han tomado ideología ateas, y han puesto en actividad legislativa dichos principios, se han creado enormes campos de exterminio o de concentración a nivel mundial. El siglo veinte lo ha mostrado hasta la saciedad, especialmente, en diversos lugares de Eurasia. Estamos hablando del siglo veinte. El ateísmo, de un color o de otro, ha sido la causa directa, de que millones de personas hayan muerto.

No podemos negar que en siglos pasados, y en nombre de Dios, se han hecho enormes barbaridades. Pero también, no podemos negar que en Nombre de la No Existencia de Dios, se han hecho también grandes y graves crueldades.

– Todo individuo o colectivo o ideología, que utilice su concepción de Dios, para masacrar a otro ser humano, porque ese ser humano no crea en Dios, o crea en otro Dios, o que le encarcele, o que le persiga, o que le margine, o que tenga que huir de su tierra. Todo ser humano o colectivo, sea minoritario o mayoritario, que haga esto o piense así, no cree en Dios, aunque él o ella, o ese colectivo crea que cree mucho en Dios y está realizando los planes de Dios.

¡Y, es más, de existir Dios, esa aptitud y actitud, esos tipos de ideas y de actos, de existir Dios le deben desagradar enormemente, porque son lo contrario a la mismidad de Dios, que de existir es infinitud en el Bien y en la Bondad, en la Misericordia y en Piedad, es o debe ser Infinitud en Amor y en Amar.

– La vida moral, ética y práctica, de cada ser humano, aleja o acerca a Dios. La vida de cada ser humano, acepte o no acepte a Dios, su forma de ser y de estar en el mundo moralmente, le acerca o le aleja de Dios, incluso aceptando que la creencia en Dios, la fe en Dios sea una gracia del mismo Dios, según el cristianismo.

Por lo cual, todo ser humano, crea en Dios o no crea, desee creer o no quiera, tiene que ser consciente que es un deber como ser humano buscar, en la teoría y en la práctica el mayor nivel de verdad y de bondad y de bien, de racionalidad y de prudencia, según cada tema y cada cuestión. Y en ese buscar, le permite estar abierto más posiblemente a la creencia de Dios, y con una inmoralidad incorrecta, a nivel conceptual o teórico, o a nivel práctico, está abierto con más posibilidades a la negación de Dios, tanto a nivel práctico, tanto a nivel teórico, porque a más negro más negrura, a más negrura más negro…

– Aceptar a Dios, podría definirse-describirse como un acto o conjuntos de actos del buen entendimiento-conocimiento y de la buena voluntad, que acepta la existencia de Dios, que a su vez, es inducida por la gracia y los dones del mismo Dios.

– Dios Es.

– Puede que usted niegue a Dios, porque puede que usted haya pensado que no le interesa que Dios exista. Sea usted, una persona individual o un ente social o un colectivo de una ideología. Pero que no me interese que exista el Himalaya, no quiere decir, que no exista, que me interese que exista, no quiere indicar que exista.

– Alguien puede pensar, que no sabe si le interesa que exista Dios, porque si existe, y existe Eternidad Mala o Negativa, es decir, infierno, entonces a ese ser humano no le interesa que exista Dios, pero le interese o no le interese que exista, no quiere decir que no exista.

Por tanto, aquellos que dicen que los hombres se han inventado a Dios, por las razones psicológicas o sociales o económicas o culturales que quieran o hayan pensado o diseñado o necesitado. Las personas que defienden esto no han profundizado en el conocimiento del ser humano, ni de Dios, y todas sus consecuencias, porque a la mayoría de seres humanos, quizás, desde un punto de vista inmanente y materialista, les interesa que no exista Dios, así aquí creen pueden hacer lo que quieran, con mayor o menor ética y moral práctica, y después, que no haya nadie que les juzgue, y menos aún, después, no haya una eternidad buena y una eternidad mala, es decir, una eternidad buena estar con Dios, o una eternidad enormemente negativa, que es la ausencia de Dios definitiva, es decir, lo que se denomina Infierno…

http://twitter.com/jmmcaminero   © jmm caminero (02 enero-06 febrero 2020 cr).

Fin artículo 1.982º: “Cuestiones sobre Dios, XII”.

                                         *

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*