Inicio Archipielago Tenerife ¿Cuáles son las secuelas psicológicas que ha causado el coronavirus?

¿Cuáles son las secuelas psicológicas que ha causado el coronavirus?

87
0

Secuelas Psicológicas- 2020 ha sido un año sin precedentes. Muchas personas han observado cómo sus hábitos y en general su vida, ha dado un giro de 180 grados.

Todo ello se debe a la situación que ha provocado la pandemia, que continúa siendo de actualidad.

Sin duda, lo más destacable del año y del coronavirus ha sido el confinamiento que los españoles han tenido que realizar durante varios meses.

El estar encerrados en casa, lejos de la familia y en algunos casos, sin trabajo, ha causado que la ansiedad, el miedo y la depresión hayan sido protagonistas.

Por ello, en caso de residir en la isla tinerfeña, existen psicólogos en Tenerife que pueden ser de gran ayuda para lidiar con estos aspectos. En este artículo explicaremos qué tipo de secuelas psicológicas está dejando la COVID-19.

Los psicólogos son un aliado fundamental para la salud mental en tiempos de pandemia

La incertidumbre, el dolor y en muchos casos, haber sufrido la enfermedad, ha sido letal para la salud mental.

El desconocimiento de un nuevo virus procedente de China y la rapidez con la que los contagios y el cambio de vida han aparecido, causaron pánico entre la población.

Dependiendo de las circunstancias, la situación se ha podido sobrellevar de una mejor forma, pero en muchos casos las personas han pasado largos meses en soledad, lejos de sus amigos y familiares.

Sin duda, estos ingredientes han creado una sensación de temor que es conveniente tratar con ayuda profesional.

La crisis de ansiedad es una sensación que hasta un 42% de la población afirma haber experimentado alguna vez durante la crisis sanitaria.

Son datos procedentes de estudios que se han realizado en torno a cómo ha podido afectar el coronavirus psicológicamente.

Expertos en salud mental, advierten que ha habido un aumento de los síntomas depresivos, especialmente en la población joven, estudiantes, gente con un nivel educativo escaso, con mala salud y presencia de soledad.

Por otro lado, también se ha notado un incremento notable de ansiedad.

En estos casos, siempre se recomienda no consumir excesiva información en relación a los datos sanitarios de la COVID-19.

Entre las causas de la aparición de crisis de ansiedad, también es posible que se deba al haber estado en contacto con alguien positivo o que alguien de nuestro entorno haya tenido la enfermedad.

Además de ello, el estrés postraumático también ha hecho mella, provocando insomnio, pesadillas o mala calidad del sueño.

Los jóvenes son quienes más han sufrido este tipo de secuelas por la incertidumbre del mañana, el incremento del paro y la crisis económica que continúa causando estragos.

Como recomendaciones básicas para encarar este tipo de efectos, destaca el hecho de afrontar la situación y aceptar que aún no ha terminado, hallar aspectos positivos, refugiarse en nuestros amigos y familiares, descansar, practicar ejercicio y limitar la información recibida sobre la pandemia.

Todo ello sin olvidar que también es recomendable solicitar ayuda profesional en caso de que sintamos que la situación nos ha superado.

Se trata de una serie de medidas destinadas a tratar de terminar el año con una mayor tranquilidad mental, y que se traduzcan en una mejor salud en nuestro día a día.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*