Inicio España Madrid Cruce de insultos en una protesta republicana en el Valle de los...

Cruce de insultos en una protesta republicana en el Valle de los Caídos

12
0
Compartir
Top Ad

La protesta republicana convocada hoy en el Valle de los Caídos ha comenzado con intercambio de insultos entre el centenar de asistentes a la convocatoria y más de una decena de jóvenes que portaban banderas españolas.

Los insultos no pasaron a mayores por la actuación de la Guardia Civil ante los jóvenes que entonaban cánticos a favor de José Antonio Primo de Rivera.

La concentración, convocada por las asociaciones del Foro Social de la Sierra de Guadarrama, el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid y La Comuna, ha transcurrido sin más incidentes, entre cánticos como "prior mezquino suelta al asesino" o "verdad, justicia y reparación".

La convocatoria, que ha contado con el respaldo de la Asociación de Presos y Represaliados de la Dictadura Franquista, tenía como principal objetivo pedir la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco.

También la retirada del Valle de los restos de Primo de Rivera, la desacralización de la Basílica, la retirada de la cruz y la conversión de dicho espacio en un memorial antifascista.

Asimismo, reclaman al Gobierno que facilite el encausamiento de los torturadores franquistas y la retirada de medallas, condecoraciones y otros privilegios de los que sean beneficiarios.

En declaraciones a Efe, Lizeth Valeros, miembro del Foro Social de la Sierra de Guadarrama, ha celebrado la "bienvenida al sentido común" con la llegada al poder de Pedro Sánchez.

Valeros ha considerado que el debate sobre memoria histórica es "necesario" y ha calificado de "bochornosa" la concentración llevada a cabo el 15 de julio en el Valle de los Caídos con varios miles de personas en apoyo a Franco. "Es una amenaza para la nueva sociedad", ha destacado.

Asimismo, ha rechazado que el Valle de los Caídos se convierta en un centro de reconciliación nacional y ha planteado "quitar la cruz romana" y hacer un "complejo recordatorio antifranquista".

La protesta, que ha durado alrededor de una hora, ha terminado con la lectura de un manifiesto y ha contado con fuertes medidas de seguridad por parte de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado.