Inicio España ¿Cómo ahorrar gigas en verano?

¿Cómo ahorrar gigas en verano?

8
0
Compartir
Top Ad
Expertos en informática dan ocho consejos para gastar menos datos sin renunciar a navegar de forma segura

Tener vacaciones, significa disfrutar de más tiempo y con frecuencia, pasar más tiempo en internet. A medida que pasa el mes, es posible que la conexión a internet del dispositivo móvil vaya siendo cada vez más lenta y que las páginas del navegador tarden más tiempo en cargarse. Esto es normal y se debe a la tarifa de datos que tenemos contratada con la compañía. Analizamos formas de ahorrar megabytes con Carles Garrigues, director del máster de Desarrollo de Aplicaciones para Dispositivos Móviles de la UOC. A continuación hay una lista de soluciones a las que podemos recurrir.

    1. Configurar alertas cuando nos pasamos de un determinado consumo mensual. Esto puede hacerse con la configuración del uso de datos móviles del propio sistema operativo (Android o iOS) sin instalar aplicaciones adicionales.

 

    1. Utilizar wifi siempre que sea posible. En estos casos hay que ser cuidadoso con las redes que aparecen como públicas o como no seguras. «Podemos conectarnos a ellas, pero hay que tener mucho cuidado, porque alguien podría mirar fácilmente todo nuestro tráfico de datos. Por lo tanto, son peligrosas sobre todo si tenemos que acceder a servicios, intranets o sitios con contraseñas o cualquier otro sistema de identificación, ya que podrían robarnos las credenciales», explica Garrigues. Por norma, las redes wifi del lugar donde trabajamos o de casa son suficientemente seguras. En el resto de redes es recomendable ser más riguroso.

 

    1. Limitar el consumo de datos de las aplicaciones en segundo plano. Tanto Android como iOS permiten hacerlo seleccionando de forma individual qué aplicaciones no queremos que puedan consumir datos en segundo plano por la red móvil.

 

    1. Descargar mapas para usarlos sin internet. Lo único que hay que hacer es buscar el área geográfica que nos interesa y descargarla, cuando tengamos wifi, por medio del mismo Google Maps. Así podremos consultarla cada vez que queramos sin gastar datos. También existen otras aplicaciones que permiten hacerlo, como MAPS.ME.

 

    1. Controlar el consumo de música y vídeos en continuo (streaming). Los servicios de reproducción en continuo, sobre todo de vídeo, son los que consumen más datos con diferencia. Es bueno evitar visualizarlos en momentos en los que no estemos conectados a una red wifi. «Aplicaciones como YouTube, Apple Music, Google Play Music o Spotify ofrecen servicios que permiten descargar el contenido para después poderlo reproducir fuera de línea, es decir, sin internet», matiza Garrigues. En el caso de hacerlo, es preferible visualizar los vídeos en baja resolución y no en alta resolución (HD), para evitar gastar un elevado consumo de megabytes. 

 

    1. Optimizar las opciones de configuración de WhatsApp. Es recomendable configurar que no se descargue nada automáticamente si no disponemos de una conexión wifi. También podemos asegurarnos de que las copias de seguridad de nuestros chats se efectúen solo con conexión wifi —que suele ser la configuración predeterminada. Es ideal, así mismo, ir con cuidado y no descargar vídeos de chats mientras estamos conectados a la red móvil. Por último, existe la opción de activar la disminución del uso de datos que se utilizan durante una llamada por WhatsApp.

 

    1. Recordar que los vídeos que utilizamos en redes sociales como Instagram, Snapchat, Facebook o Twitter consumen más que las fotografías.

 

  1. Configurar las actualizaciones automáticas de tal modo que solo se hagan cuando estemos conectados a una red wifi.

Afiliados a

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.