Mexico

Comida tradicional de Veracruz

 
La cálida caricia del sol que se desvanece por el horizonte mientras contemplas el crepúsculo más hermoso que jamás has presenciado, en definitiva describe cómo son todos los atardeceres en el puerto más encantador de México, y ya que te estás preguntando cómo se siente vivir tan emotiva experiencia,te recomendamos que vayas agendando tu viaje, pues los hoteles en Veracruz te esperan con los brazos abiertos para darte el hospedaje que mereces. Si bien la belleza de este paraíso tropical no tiene comparación, otra de las razones por la que debes aventurarte a conocer cada uno de sus rincones es por la gran variedad de alimentos que podrás probar, y si no sabes de qué se trata el turismo gastronómico, el estado de Veracruz representa el escenario ideal para que lo lleves a la práctica. Por eso te presentamos algunos platillos tradicionales que debes probar.  

Huachinango veracruzano

Ya que te encontrarás en una zona 100% pesquera, más vale que te vayas haciendo a la idea de que la mayoría de sus platillos son de origen marítimo, y qué mejor que comenzar este conteo con uno de los favoritos. Esta deliciosidad de guiso esta conformada por el pescado, osea el huachinango, y una exquisita salsa que por lo general lleva: jitomate, cebolla, un poco de aceitunas, laurel, orégano y perejil. Una vez que lo tengas entre tus manos no sabrás ni por donde empezar, y además de que es un platillo muy completo, no afectará la economía de tu bolsillo. H2: Arroz a la tumbaba Aunque el nombre de este platillo pudiera sugerir que su historia es muy cómica, lo cierto es que dicho manjar tiene un origen más relacionado con la tradición de los marineros, pero en otra ocasión te contaremos esa leyenda. Este suculento arroz por lo general está preparado con una variedad de mariscos entre los que se destacan: el pulpo, las almejas, el siempre bien recibido camarón, un poco de calamar y si se quiere hasta mejillones. Para poder darle ese sazón jarocho y degustarlo al máximo no puede faltar el jitomate en caldillo que le da ese toque con sabor a puerto, y para que amarre como debe de ser, unos buenos frijolitos de olla con tortillas hechas a mano son el complemento perfecto.

Molotitos

Y no puede haber otro guiso más cercano a las culturas prehispánicas de esta región que los famosos molotes. Este sabroso antojito elaborado con masa frescas recién molida en el metate, por lo general lleva queso, papa o ambas según prefiera el comensal. Aunque esta receta es la más común, hay otras variantes en diferentes regiones del estado en donde gustan de rellenarlos con chorizo, sardina o carne molida, y hay quienes hasta mezclan la masa con chile ancho para darle más sabor. Lo importante es que te atrevas a probar este suculento aperitivo. Para este momento te puedo apostar que tus papilas gustativas están ansiosas por probar todas estas maravillas culinarias, mejor será que busques el hotel en Veracruz que más se acople a tu presupuesto para que puedas degustar tan suculentos manjares.

Buñuelos de jaiba

Quién se iba a imaginar que este portento marino, tan cotizado en otras partes del mundo, pudiera ser preparado de una forma tan única y original. Este platillo, regularmente hecho para las fiestas decembrinas, está elaborado con deliciosa carne de jaiba cocida, mantequilla, un poco de azúcar, sal, pimienta, huevo y por supuesto el bolillo molido. Para que tan apetitoso aperitivo pueda estar completo se cubre con masa de buñuelo, se fríe con aceite caliente y ¡Vuala! Tenemos la mejor entrada para una cena especial, y si no tienes jaiba no te preocupes, que se puede sustituir perfectamente por camarones.

Mondongo

¡Uff! Y algo que por supuesto no podíamos dejar que brillara por su ausencia en este antojable conteo era el famosísimo Mondongo. Debido a que la excentricidad de sus ingredientes no es del agrado de muchos, este platillo ha sido rechazado por más de una persona, pero sólo basta con que le des una oportunidad para que quieras pedir hasta doble ración. Este riquísimo platillo está elaborado con: panza, tripa, bofe, e hígado ya sea de res o de cerdo, los cuales después de haber sido asados a la parrilla se preparan en caldo. Dependiendo de la zona se puede preparar con hojas de aguacatillo, chile seco, mole amarillo o masa. En definitiva no te puedes negar al mondongo hasta que lo hayas probado. Y si tratáramos de hacer una recopilación de todos los platillos típico de esta zona, ten por seguro amigo viajero que dicho material terminaría siendo un almanaque, pero no hay mejor forma de conocer la gastronomía veracruzana que atreviéndose a vivir esta experiencia y dejando que tus sentidos se dejen llevar por sus míticos y deliciosos encantos.
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar