Inicio Archipielago Gran Canaria CEAR urge Estado español a dejar de tratar la migración como una...

CEAR urge Estado español a dejar de tratar la migración como una situación de emergencia y a realizar “experimentos” en Canarias

35
0

José Antonio Cabrera. ASSOPRESS

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) urgió hoy al Estado español a que deje de tratar la migración como una situación de emergencia y a realizar “experimentos” en Canarias y, por el contrario, y acepte que se trata de una cuestión estructural que hay que gestionar de manera eficaz desde distintos flancos porque se trata de un fenómeno que cambia de ritmo, pero es permanente.

Así lo puso de manifiesto durante la presentación de su informe ‘Migración en Canarias, la emergencia previsible” en un acto encabezado por el presidente del Cabildo, Antonio Morales, en el que puso de manifiesto que Canarias ha sido tratada como un “laboratorio de políticas migratorias” por el Estado, al que tachó de incoherente por defender un tratamiento global de la migración ante Europa y en Canarias ejecutar lo contrario y prestarse a bloquear a las personas en las islas, crear una frontera con respecto al resto del país y el continente, y, en definitiva, reproducir el modelo de Lampedusa y Lesbos.

“Consideramos que eso no es gestión de políticas migratorias, eso es control de fronteras y blindaje del territorio europeo, haciendo nosotros de parapeto de Europa”, aseveró la directora general de CEAR España, Estrella Galán, junto al consejero de Solidaridad Internacional, Carmelo Ramírez, y el responsable de CEAR en Canarias, Juan Carlos Lorenzo.

Esta situación era previsible porque se empezó a producir hace 27 años, subrayó Morales, pero después de casi tres décadas, Canarias no solo no cuenta con acogida digna para migrantes, sino que el Plan Canarias para la migración se limita a habilitar plazas de acogida improvisadas que son un “infierno”, calificó Lorenzo.

Morales subrayó que 23.000 personas no es un número imposible de gestionar, máxime con miles de plazas de acogida libres en la Península, pero España ha optado por la inmovilización incluso con controles por motivos raciales en los aeropuertos, algo que CEAR calificó de “ilegal”.

La migración forzosa, que no la voluntaria, sino la que responde a la huida del hambre, las guerras, el cambio climático o la explotación, continuará subrayó Carmelo Ramírez, quien subrayó que son 250 millones las personas en movimiento en el planeta, y solo el 5 por ciento recae en los países enriquecidos, de modo que la única manera de gestionarla de forma provechosa para ambas partes es con una migración regulada, además de actuar en origen para generar riqueza y buena gobernanza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*