Cabildo de Fuerteventura imparte el tercer Taller de Pelotamano de la temporada 2019




El Cabildo de Fuerteventura imparte este sábado, día 23 de febrero, el tercer Taller de Pelotamano de 2019, dentro del programa de recuperación y difusión de los juegos y deportes tradicionales ‘No Olvides Lo Nuestro’ de la Consejería de Deportes. El taller se celebra en horario de 11.00 a 13.00 horas, en el Parque Gavia Los Hormiga del barrio de El Charco de Puerto del Rosario, gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Puerto del Rosario.

La actividad es impartida por el investigador y estudioso de los juegos y deportes tradicionales canarios Juan Manuel Hernández Auta. Para participar, las personas interesadas deben dirigirse al lugar de celebración, sin necesidad de inscripción previa, siendo una actividad totalmente gratuita.

El Cabildo continúa así con su labor de rescate y conservación de los juegos y deportes tradicionales. El juego de pelotamano se encuentra actualmente en peligro de desaparición, debido a que su práctica se ha reducido a un pequeño número de personas que hasta hace poco tiempo lo hacían esporádicamente y casi exclusivamente en Lanzarote.

El consejero de Deportes del Cabildo de Fuerteventura, Andrés Díaz, valora estas prácticas como un elemento integrante de nuestra cultura, destacando que las diversas campañas y actos puntuales del programa ‘No Olvides Lo Nuestro’ “son una forma de potenciar la idiosincrasia canaria que nos identifica como pueblo con una historia y unas costumbres propias”.

Las personas interesadas pueden consultar toda la información sobre el taller en el departamento de Deportes del Cabildo, en la calle doctor Fleming, número 1, en Puerto del Rosario, o contactando a través de los teléfonos 619 406 013 y 928 86 24 00.

El juego consiste en intentar devolver una pequeña pelota maciza de cuero cuando es lanzada por el equipo contrario, antes de dar dos botes en el suelo y golpeándola con la palma de la mano o, en su caso, pararla con la mano o el pie para que no siga su curso.

En esta actividad participan dos equipos de cinco jugadores cada uno, aunque de forma menos habitual pueden estar constituidos por cuatro o seis jugadores. El juego se desarrolla en un espacio que tiene unas dimensiones de 8-9 pasos de ancho y 60-70 pasos de largo.

Un elemento característico del juego es el bote, una especie de banqueta o atril de madera sobre el que se lanza la pelota haciéndola rebotar, antes del golpeo de saque, con la misma mano con la que será puesta en juego.



Anterior Futuroscope 2019: menos futuro y más pasado
Siguiente Todos los edificios del Cabildo de Fuerteventura ya se autoabastecen con energías renovables