Biotecnólogos mexicanos del Tec de Monterrey patentan pan blanco con propiedades anticancerígenas


Incorporan moléculas de selenio, oligoelemento de cualidades importantes para enfrentar enfermedades crónico degenerativas

Un grupo de científicos mexicanos ha logrado obtener la patente de un pan blanco rico en selenio para prevenir enfermedades relacionadas con el estrés oxidativo, como algunos tipos de cáncer.
Estudios realizados por investigadores del Centro de Biotecnología FEMSA, del Tec de Monterrey, han confirmado que incorporar en la dieta alimentos enriquecidos con selenio representa una buena estrategia para prevenir enfermedades relacionadas con el estrés oxidativo, de acuerdo a un comunicado emitido por la casa de estudios.
“El selenio es un mineral que necesitamos los humanos para protegernos del estrés oxidativo; sin embargo, es muy difícil de cuantificar ya que está en cantidades reducidas en los alimentos”, dijo el doctor Sergio Serna Saldívar, líder del proyecto de investigación.
Para extraerlo y obtenerlo en mayores cantidades, el equipo NutriOmics del Tec de Monterrey trabaja en la fabricación de moléculas de selenio orgánicas a través de la germinación, fermentación y fertilización de cultivos.
En el caso específico de la fermentación, se diseñó un proceso de biotransformación de selenio a través de la fermentación del trigo
En esta misma línea de investigación, los trabajos han permitido realizar una serie de pruebas con roedores en las que se confirmó que al alimentarlos con proteínas “selenizadas” reducía la incidencia de cáncer. La investigación fue publicada en el Journal of Functional Foods.
“En el laboratorio lograron generar proteínas selenizadas que contienen aminoácidos llamados seleniometionina y selenocisteína que cuando consumimos nos protegen contra el cáncer.
“Los brotes de garbanzo selenizados representan una excelente fuente de selenio dietético con potencial quimiopreventivo y podrían usarse potencialmente en el tratamiento del cáncer colorrectal”, destaca el doctor Serna Saldívar, en cuyo equipo científico colaboran Daniela Guardado, Marilena Antunes, María Rocha, Ana Carolina Martínez y Janet Gutiérrez.
El grupo NutriOmics del Tec de Monterrey realiza investigación de vanguardia en nutrigenómica para identificar compuestos fitoquímicos asociados preferentemente a plantas y alimentos nativos de México que tengan potencial para prevenir y tratar enfermedades crónico degenerativas. (Agencia ID)

Anterior Científica mexicana Silvia Patricia González Flores patenta pomada para úlceras por presión de bajo costo
Siguiente Claudia Sheinbaum asegura que la estrategia de seguridad para la Ciudad de México es la Policía de Proximidad.