Inicio España Madrid Barbero traslada a la Fiscalía 3 denuncias ciudadanas contra la Policía municipal...

Barbero traslada a la Fiscalía 3 denuncias ciudadanas contra la Policía municipal por Lavapiés

23
0
Compartir
Top Ad

El delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid y máximo responsable de la Policía Municipal, Javier Barbero, ha trasladado a la Fiscalía tres denuncias ciudadanas sobre la intervención policial en los disturbios de Lavapiés tras la muerte del senegalés Mame Mbaye el pasado 14 de marzo.

El edil del equipo de Manuela Carmena ha anunciado que ha dado traslado de estas denuncias durante una comparecencia en la comisión municipal de Salud, Seguridad y Emergencias ante las críticas del PP por su falta de información y la actuación de los ediles de Ahora Madrid y cargos de Podemos durante los altercados.

Tras ensalzar a la Policía Municipal -cuyos sindicatos se han manifestado hoy contra él por el estancamiento en la negociación del convenio colectivo-, el concejal del Gobierno de Manuela Carmena ha defendido que la mejor manera de honrar a la Policía es "investigar bien" lo que sucede dentro del cuerpo en el que algunos agentes contados mantienen actitudes contrarias a los derechos humanos.

En ese sentido, el delegado ha dicho que se han tramitado todas las denuncias sobre la "posible mala praxis" de la Policía Municipal en la intervención con los manteros, de las cuales "tres" están en manos de la Fiscalía.

"Investigar es poner en valor a un cuerpo de excelencia", ha defendido el concejal, que asegura que son los propios agentes quienes reclaman que se investigue a los pocos compañeros que incumplen los derechos y manchan al conjunto del cuerpo.

A finales de marzo, ante el Pleno que pidió su dimisión, el delegado Javier Barbero ya dijo que, aunque "son muy pocos", "sobran" los agentes que dicen "que hay que incrustar puntas en el cráneo de los inmigrantes a martillazos". "Manchan la imagen del buen hacer del 99 % de nuestros policías", reseñó entonces Barbero.

Javier Barbero también ha pedido hoy al PP que deje de "hacer caja electoral y de traficar con el dolor de las personas" por sus críticas a la gestión de Lavapiés, y ha recordado que fue la Jefatura Superior de Policía de Madrid -dependiente de la Delegación del Gobierno- quien difundió "el bulo" de que el mantero había fallecido de un paro cardíaco tras una persecución policial.