Inicio Opinión Ayuso y la inteligencia maquiavélica por Germán Gorraiz

Ayuso y la inteligencia maquiavélica por Germán Gorraiz

167
0

La teoría del Cisne Negro fue desarrollada por Nicholas Taleb en su libro “El Cisne Negro (2010) en el que intenta explicar “los sesgos psicológicos que hacen a las personas individual y colectivamente ciegas a la incertidumbre e inconscientes al rol masivo del suceso extraño en los asuntos históricos”.

En efecto, nuestra mente es capaz de secuenciar únicamente fragmentos de la secuencia total del inmenso genoma del caos, con lo que inevitablemente recurrimos al término “efecto mariposa” para intentar explicar la vertiginosa conjunción de fuerzas centrípetas y centrífugas que terminarán por configurar el puzzle inconexo del caos ordenado que se está gestando y del que Ayuso sería deudor.

Así, la presentación por PSOE y Cs de una moción de censura contra el Presidente de Murcia, el popular López Miras, le habría obligado a revisar su actual estrategia e incorporar a su bagaje político la llamada inteligencia maquiavélica, consistente el “uso de comportamiento cooperativos o combativos que le puedan reportar mayores posibilidades de adaptación en función de una situación concreta” y que tendría su plasmación en la convocatoria de Elecciones anticipadas en la Comunidad de Madrid para el mes de Mayo.

Asimismo, la inteligencia mediática se distingue por “una extraordinaria capacidad para encontrar las debilidades ajenas y utilizarlas en beneficio propio así como de realizar acciones complejas que pueden no ser entendidas en un principio por sus votantes pues sus metas se proyectan hacia un futuro mediato” (Presidenta del PP) y cuyo primer paso sería lograr la mayoría absoluta en las próximas elecciones madrileñas para seguir apostando por la economía en detrimento de la salud a la espera de realizar su sueño secreto: vencer a Pedro Sánchez en las próximas Elecciones Generales del 2023.

La propaganda de Ayuso estará dirigida no al sujeto individual sino al Grupo en el que la personalidad del individuo unidimensional se diluye y queda envuelta en retazos de falsas expectativas creadas y anhelos comunes que lo sustenta,doctrina condensada en el lema (Comunismo o libertad) y en un ideario que representará el finiquito de lo “políticamente correcto”.

Asimismo, su estrategia electoral se basará en la defensa del paraíso neoliberal madrileño como último reducto de las libertades individuales frente al “Estado Totalitario Socialista” en la creencia de que el electorado madrileño primará el “panem et circenses” ayusiano frente al vértigo del “Régimen totalitario propugnado por Pablo Iglesias”.

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ-Analista político

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*