Gran CanariaMúsica

Anuel AA triunfa en su visita a Gran Canaria

El mejor exponente actual de la música latina respondió a las expectativas de un público que llenó el Estadio de Maspalomas,• Karen Méndez, Nya de la Rubia y Hey & Dei completaron el cartel

  • Espectacular show del puertorriqueño, que regaló dos horas de música, pirotecnia, láser, fuegos, cañones de confetti… 

Anuel AA demostró en su primera visita a Gran Canaria que la fama que le precede no es fruto de la casualidad. Convertido por méritos propios en el artista latino del momento, ayer metió en el Estadio de Maspalomas a más de 12.000 personas, que corearon cada uno de sus temas como si no hubiera un mañana.

Un público entregado de principio a fin, que disfrutó del repertorio del artista del puertorriqueño, de las coreografías de su cuerpo de baile, de la pirotecnia, las luces, los fuegos, los gases, los cañones de confeti… un show de primera categoría, presidido por un arco de luz en forma de A mayúscula por el que apareció unos 20 minutos después de las 21.00 horas el ídolo latino. Las crónicas que contaron sus actuaciones precedentes en España no se equivocaban. Anuel AA es, a día de hoy, el mejor exponente de las músicas urbanas, de esa amalgama de ritmos jamaiquinos (reggae, dance hall, ragga, incluso drum’ n bass), que unidos al rap, hip hop, y trap triunfa en todo el mundo.

La tarde comenzó de la mano de Hey & Dei, Nya de la Rubia y Karen Méndez & Juacko, que se encontraron desde primera hora de la tarde (las colas antes de la apertura de puertas daban la vuelta al Estadio de Maspalomas) a miles de incondicionales que se agolparon en las primeras filas guardando el mejor sitio para ver a su ídolo.

A pesar del calor, del sol y de la larga espera, el público no decayó y bailó incasablemente en las horas previas al momento más esperado. La gran expectación que despertó Anuel en su primera visita a Gran Canaria se hacía visible en la cantidad de gente que se acercó a la valla más cercana al acceso de los artistas al escenario principal. Precedido por una guagua que transportaba a las bailarinas, Anuel llegó hasta la plataforma con su equipo más cercano en un coche negro y lunas tintadas.

Una cuenta atrás de cinco minutos marcada por un gigantesco reloj digital que proyectaban las tres pantallas habilitadas en el escenario (una central y dos laterales) generó la histeria colectiva entre sus fans, que le recibieron con una atronadora ovación y un ensordecedor griterío al que dio paso el popular “pío pío”.

 

A partir de aquí, el concierto fue lo que todos esperaban. Un sonido impecable, un show muy americano, con un cuerpo de baile espectacular, con coreografías muy adecuadas a los ritmos latinos, juegos de luces, gases expulsados a presión desde cañones situados al borde del escenario, de lo que también aparecían llamaradas, pirotecnia y como colofón, cañones de confeti, aderezos para un espectáculo que tiene nombre propio, Anuel, un joven afable, cercano y que demostraba en su rostro la gratitud ante lo que estaba recibiendo por parte del público asistente. No sólo cariño y fidelidad (el público cantó y coreó cada uno de los temas que cantó), también demostraron admiración los más de 12.000 asistentes al concierto, que alcanzó el final sin contratiempos, con una masa sonriente y feliz, cansada después de más de seis horas de música, pero satisfecha por lo visto y por la organización casi perfecta que resolvió todos los inconvenientes propios de un concierto de tal magnitud.

Si Anuel AA tenía alguna duda sobre la respuesta del público canario -“espero que disfrute con mis presentaciones y vayan cómodos para bailar” declaraba en la jornada previa-, ayer seguro que se disiparon. También el público canario pudo comprobar lo cierto de sus manifestaciones en la previa, “entrego todo de mi para que los presentes disfruten del show”, decía. Y así fue. Desde su último hit, China, a los más populares como Culpables, Secreto, Por Ley, Ella quiere beber, Ayer 2, Amanece, Na Nuevo… hicieron las delicias de un público, capaz de identificar cada canción cuando sonaba el primer ritmo. Como en cada concierto, Anuel AA subió al escenario a un pequeño fan con el que interactuó durante un buen rato para disfrute del público, un seguidor que se llevó un recuerdo para toda la vida.

La visita de Anuel AA a Maspalomas ha sido una de las producciones más ambiciosas y espectaculares que se han celebrado en Canarias este año, y sin duda es ya uno de los más multitudinarios que vivirá Gran Canaria en 2019. Un escenario de 270 metros cuadrados, un equipo de sonido de última generación con más de 144 kilovatios; un espectáculo lumínico con 138 elementos de robótica e iluminación; pantallas gigantes de 120 metros cuadrados, tecnología láser, pirotecnia, efectos, CO2.

 

 



Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Botón volver arriba
Cerrar