Inicio Noticias Economia Algunas reparaciones caseras que podrías aprender a realizar

Algunas reparaciones caseras que podrías aprender a realizar

134
0
Compartir
Top Ad

En ocasiones es interesante saber hacer algunas reparaciones, pero por limitaciones de tiempo o si se complica la cosa lo mejor es contar con un profesional

Cuando se adquiere una nueva vivienda parece como que todo lo que encontramos a nuestro alrededor va a permanecer intacto a lo largo de los años. Pero la realidad es que, como todo en esta vida, los elementos de una casa se van deteriorando con el tiempo, especialmente aquellos que tienen un uso constante. Hacerse conscientes de esto a tiempo para ejecutar un mantenimiento correcto, o incluso realizar reparaciones preventivas, puede evitarnos un disgusto a futuro.

Aunque no se puede ser un especialista en todo, a veces es interesante tener unas nociones básicas para poder tratar con ciertos componentes de uso más frecuente, dado que una pequeña reparación podría resolvernos un dilema en un momento particular. Pero si la cosa se complica demasiado es de necesidad contratar a un profesional, y si cabe, saber cómo contratarlo de manera rápida y efectiva también es fundamental.

¿Qué pequeñas reparaciones podemos hacer personalmente?

Existen una serie de reparaciones que cualquier propietario puede aprender a hacer, para aumentar el grado de solvencia a la hora de tratar imprevistos, especialmente en esas fechas en que no es fácil encontrar a un especialista (como festividades, fines de semana, etc…).

Lidiando con las puertas de la casa

Posiblemente uno de los elementos más resistentes pero que sufre mayor desgaste por uso en la casa, son las puertas de todas, y cada una de las habitaciones. Por diversos motivos, las puertas se deterioran de manera progresiva, y en algunas ocasiones, pueden llegar a provocar ciertos desbarajustes que nos compliquen la existencia.

Los atascos de puertas con cerrojo, como la de los baños quizás sean de los problemas más comunes. Muchas personas quedan atrapadas en el baño de su vivienda porque el cerrojo falla, y necesitan contactar urgentemente con un especialista en su ciudad, como por ejemplo, con un servicio de cerrajería en Valencia, para sacar a la persona encerrada en el habitáculo por accidente.

Es evidente, que si el problema afecta a la puerta principal de la vivienda, o si vemos que es de difícil solución dadas las características del cerrojo, en vez de resolverlo por nosotros mismos, llamémos de inmediato a un cerrajero profesional. Pero a veces los cerrojos no son demasiado complejos, como los de las puertas internas de una vivienda, dado que solo sirven para otorgar un pequeño grado de privacidad, y con unas cuantas herramientas, será posible desbloquear el conjunto de manilla por nosotros mismos y liberar a la persona del aprieto.

Gestiones en las instalaciones de agua y gas

Otro de los problemas frecuentes que se dan en las viviendas, son los atascos en las griferías y desagües. Generalmente esto ocurre por causa de la acumulación de cal o las malas prácticas. Es importante desenroscar los filtros periódicamente, y aplicar soluciones descalcificantes para asegurar un correcto flujo, así como tener mucho cuidado con lo que tiramos al desagüe, puesto que puede ser motivo de atascos (especialmente cuando hablamos de sólidos, o productos de higiene).

A veces es sencillo dar una solución a estos problemas, usando productos desatascadores, o con algunas herramientas que permiten empujar el atasco y liberarlo. Pero cuando la cosa se complica, siempre podremos buscar en nuestra ciudad a la persona más adecuada que nos haga la gestión, o simplemente podremos pedir un presupuesto de fontaneros en Valencia si vemos que la necesidad de hacer una reparación, escapa a nuestras capacidades.

No solo las instalaciones de fontanería pueden ser problemáticas. En caso de que dispongamos de una instalación de gas, queda de nuestra mano revisar regularmente la presión de la caldera para evitar daños mayores. Si surgiera cualquier imprevisto, ponerse manos a la obra en este aspecto es completamente prohibitivo para una persona sin conocimientos sobre la materia. Afortunadamente es posible contratar los servicios de alguna empresa instaladora de gas natural Valencia, dado que incluso, lidiar nosotros con este tipo de instalaciones, podría resultar peligroso.

Las persianas no se mueven como al principio

Todos los días, subimos y bajamos las persianas varias veces, y aunque el mecanismo de las mismas suele ser de un material muy resistente, este sufre un extremo desgaste. Lo más típico es que, al cabo de unos años, cueste trabajo subirlas o bajarlas, o incluso el mecanismo acabe cediendo y sea totalmente imposible tratar con las mismas.

Aunque las reparaciones de persianas no tengan que ser extremadamente complejas si entendemos el mecanismo, tener unos conocimientos básicos podría permitirnos resolver un atasco puntual. Si la persiana está defectuosa o averiada por completo, tener que hacer un reemplazo o una reparación más compleja por nosotros mismos puede no resultar como lo esperado. A veces, al realizar una reparación por nosotros mismos el resultado no es el esperado. Al no disponer de los conocimientos para ejecutar una reparación perfecta a veces encontramos problemas tras la reparación tales como:

  • La persiana no sube hasta arriba
  • Al subirla hasta arriba no baje y se quede atascada
  • La persiana haga un ruido extraño en los movimientos correspondientes

Por ello, y como hemos venido comentando, encontrar a los especialistas persianeros Valencia es tarea fácil si sabes donde buscar, y en cuestión de unas horas, es posible que estén en tu casa, y te hagan una reparación rápida y eficaz.