Noticias Economia

ADICAE considera que la ley hipotecaria no solucionará los gravísimos problemas de la burbuja inmobiliaria

La asociación cree que, a pesar de las mejoras que introduce la normativa, será necesario revisar en profundidad todo el mercado hipotecario español tras la crisis

ADICAE cree que los problemas del acceso a la vivienda de los consumidores no pueden ser exclusivamente de financiación

Santa Cruz de Tenerife, 22 de febrero, 2019.- ADICAE considera que la ley hipotecaria aprobada definitivamente en el Congreso no solucionará los gravísimos problemas de la burbuja inmobiliaria, aunque reconoce que mejora sensiblemente el proyecto inicial del ministro Guindos.

Según ADICAE, afortunadamente, las enmiendas probanca más importantes procedentes del Senado no han sido aprobadas por la Cámara Baja, tales como el aumento de las comisiones por amortización anticipada, librar del impuesto de Actos Jurídicos a la banca o retrasar la entrada en vigor de la propia ley.

A pesar de las mejoras y correcciones importantes del proyecto que entró hace un año en el Congreso, a juicio de ADICAE, la nueva ley hipotecaria se queda corta en la protección al consumidor. La asociación mantiene discrepancias con aspectos clave que se han mantenido del proyecto original y que el debate parlamentario ha evitado cambiar para tranquilidad de la banca.

La nueva ley no evitará nuevos abusos de la banca en materia hipotecaria. En líneas generales la ley no ha corregido aspectos que favorecían a las entidades financieras como reorientar el mercado hacia las hipotecas a tipo fijo y lo que es más peligroso: las engañosas y fraudulentas hipotecas a tipo mixto.

ADICAE cree que no se ha producido el cambio radical que necesitaba la norma para evitar fraudes y defender a los consumidores, especialmente a los más desfavorecidos. La ley de crédito inmobiliario no acaba con la especulación y los fondos buitre podrán seguir campando a sus anchas aprovechándose de la crisis económica.

Respecto a los desahucios, ADICAE considera ridículo el aumento de 9 a 12 cuotas impagadas (o el 3 % del préstamo) para considerar vencida la hipoteca y ejecutarla, sin que el Código de Buenas Prácticas y otras medidas pongan fin a esta situación. La asociación, en sus alegaciones remitidas a los grupos parlamentarios, proponía acercarnos a países de nuestro entorno donde el vencimiento anticipado supone un porcentaje muy superior del préstamo: Alemania (10 %), Italia (12,5 %) o Francia (20 %).

Pese a la desaparición de las cláusulas suelo y clarificar el reparto de gastos aún las entidades pueden volver a las andadas con la libertad que otorga la norma en los productos vinculados y el cobro de comisiones, desde a la de apertura a la de amortización, donde en las hipotecas a tipo fijo son mucho más caras que las variables.

 



Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Botón volver arriba
Cerrar