Inicio España Madrid Acto en el Matadero en apoyo a la huelga feminista del 8...

Acto en el Matadero en apoyo a la huelga feminista del 8 de marzo

106
0
Compartir
Top Ad

El Movimiento Feminista celebra este domingo 'El eventazo', un acto de apoyo público a la Huelga feminista del próximo 8 de marzo que contará con artistas como Rozalén o Amparo Llano (Dover); así como el colectivo social Las Kellys.

Según ha informado en un comunicado la Comisión 8M, el evento, con actuaciones y charlas, tendrá lugar entre las 11.30 y las 17.30 horas en la Nave de Terneras de Matadero, en el Paseo de la Chopera, 10.

Al este asistirán artistas como Amparanoia, Rozalén, Amparo Llano (Dover) y Marina (Operación Triunfo 2017); escritoras y periodistas como Belén Gopegui, Gabriela Wiener, Pepa Bueno y Rosa Montero y activistas de colectivos sociales como Las Kellys, Territorio Doméstico, Madres contra la droga o Las espartanas de Coca Cola.

El Movimiento Feminista llama a todas las mujeres de España a sumarse a la huelga convocada legalmente y con amparo de los sindicatos para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, una jornada en la que esperan visibilizar el peso de todas las tareas que asumen y todas las decisiones de consumo que adoptan, para que toda la sociedad vea "qué sucede si paran las mujeres".

"Convocamos sabiendo que tenemos el poder de cambiar las cosas, que podemos hacerlo y que estamos dispuestas", ha apuntado Montero. "Hay que cambiar actitudes, mentalidades y leyes y las que tenemos, deben ser eficaces y contar con presupuesto", ha añadido Julia Santos, una joven estudiante participante en la Comisión 8 de Marzo.

EL ESPEJO DE ISLANDIA

Montero explicó en la rueda de prensa de la presentación del acto que "esta huelga no es solamente laboral y no responde al concepto clásico". "Si a las mujeres se nos pregunta por parar de trabajar, no nos viene sólo a la cabeza la oficina, sino todo lo que hacemos, como en los cuidados. Si lo que queremos hacer es dar visibilidad a las mujeres, es importante que se vea qué sucede si paramos", señaló la feminista.

El objetivo es conseguir un impacto similar al de la huelga que tuvo lugar en Islandia en 1975, cuando el 90 por ciento de la población femenina se sumó a la movilización consiguiendo parar el país y desencadenar toda una serie de reformas legislativas pero también sociales que han ido derivando en cambios como una ley de igualdad de oportunidades o, la más reciente, una prohibición expresa de la brecha salarial.

LA PRIMERA HUELGA FEMINISTA OFICIAL DE LA HISTORIA

Este año y por primera vez en la historia, los sindicatos, que en 2017 convocaron paros simbólicos de la actividad laboral para visibilizar reivindicaciones como la lucha contra la violencia o la precariedad de las mujeres en el empleo, han convocado oficialmente una huelga. En el caso de CGT, USO y CNT es general, mientras que en CCOO y UGT promueven paros de dos horas por la mañana y por la tarde.

"Convocamos sabiendo que tenemos el poder de cambiar las cosas, que podemos hacerlo y que estamos dispuestas", ha apuntado Montero. "Hay que cambiar actitudes, mentalidades y leyes y las que tenemos, deben ser eficaces y contar con presupuesto", ha añadido Julia Santos, una joven estudiante también vocera de la Comisión 8 de Marzo.

El argumentario de los paros aglutina las reivindicaciones de un movimiento feminista que es plural y diverso y que comparte la lucha por la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres pero cuestiona otros aspectos del sistema, como refleja el hecho de que la huelga sea además de laboral, de consumo, estudiantil y de cuidados.

CONTRA LA "TASA ROSA"

En materia de empleo, se centran en la denuncia de la discriminación, la precariedad, la segmentación horizontal y la brecha salarial, junto a las conductas de acoso y la cosificación en determinados empleos, donde "se exige a las mujeres una imagen estereotipada", en palabras de la vocera Henar Sastre.

En cuanto a la huelga de consumo, cuyas motivaciones se van a ir trasladando con actos y asambleas en mercados y plazas de barrios y pueblos, invitan a reflexionar sobre cómo consumen las mujeres y cómo les afecta. Asimismo, invitan a denunciar las campañas que recurren a la publicidad sexista, la "tasa rosa" que grava con un 10% de IVA productos de higiene que son de primera necesidad para las mujeres o que encarece otros sólo porque se visten como femeninos.

Respecto a los cuidados, reconocen que es el ámbito que va a ser más difícil de medir y avanzan que habrá "servicios mínimos". Destacan que en este ámbito el papel de los hombres será fundamental, pues tendrán que asumir lo que las mujeres dejen de hacer y podrán así comprender hasta qué punto ellas asumen tareas que "sostienen la vida" de todo el hogar.

Por último, en el área de educación, ya han comenzado las movilizaciones con asambleas informativas para dar a conocer la convocatoria y el argumentario de la huelga. Reclaman un modelo laico y público donde la perspectiva de género empape todos los contenidos porque, tal y como ha señalado la también vocera Sara Laila, "es el espacio de socialización donde se reproduce el modelo patriarcal y de consumo". Inciden en la educación afectivo sexual y en la incorporación de las mujeres a los libros de texto, entre otras medidas.