Inicio Cultura “A Picasso no le importaba lo que pasaba en Guernica”

“A Picasso no le importaba lo que pasaba en Guernica”

27
0
Compartir
Top Ad

El profesor José María Juarranz de la Fuente, tras un estudio de 14 años, sostiene que el "Guernica" de Pablo Picasso "no tiene nada que ver" con el bombardeo de la ciudad vasca, sino que se trata de una "síntesis de momentos claves" de la vida del pintor malagueño.

Así lo ha expresado hoy Juarranz durante la presentación del libro "Guernica. La obra maestra desconocida", publicado por la galería Rodrigo Juarranz (su hijo) y en el que defiende una teoría que para él es "coherente" ya que ha estudiado no solo el lienzo, sino también los 42 bocetos y las esculturas que creó el artista para realizar esta obra.

"La decisión de titular así al lienzo fue oportunista, un trampantojo que oculta la realidad del cuadro (...) Todos lo cuadros que España llevó a su pabellón de la Exposición Internacional de París de 1937 eran obras de propaganda", ha declarado.

"Y en un pabellón en el que todo eran obras de propaganda -se ha preguntado- ¿cómo iba a poner un cuadro sobre su vida?".

Según este catedrático de geografía e historia de la Universidad Complutense de Madrid, el nombre proviene de la visita al estudio parisino de Picasso que le hicieron sus amigos, el poeta Paul Éluard, y Zerbos, poeta nacionalista vasco, entre otros.

En palabras de Larrea, al ver la obra, uno de ellos exclamó "¡Guernica!" y Picasso halló el "plinto perfecto" para elevar la obra de categoría y "multiplicar su ascendencia y visibilidad en toda Europa": "A Picasso el bombardeo de Guernica no le afectó, no le importaba lo que pasaba en Guernica, al igual que no le importó lo que pasaba en España".

"Ha habido estudios coherentes -ha expresado- pero yo he dado el salto real. El cuadro es una síntesis de los momentos más importantes de su historia, el terremoto de Andalucía en 1864, la muerte de su amigo Carlos Casagemas y su conflicto matrimonial en los años 30 con su esposa Olga Khokhlova", ha matizado.

Así, el libro mantiene que el minotauro es un "autorretrato" de Picasso con el que quiso ponerse a la altura de Velázquez y Goya en sus cuadros "Las meninas" y "La familia de Carlos IV", respectivamente; y el caballo sería su esposa Olga.

Además, para el autor, la figura de la madre desmayada sujetando a su bebé no significaría el sufrimiento por la guerra, como se entendido hasta ahora, sino que sería su amante Marie Thérèse Walter y su hija Maya; y la mujer de la lámpara, identificada con la figura de la República, es la madre del pintor. Entre otras conclusiones, el guerrero muerto tendido en el suelo es su amigo Carlos Casagemas.

"Esta interpretación es la más acertada de las que se hayan hecho hasta ahora", ha concluido el autor de este libro prologado por Vicente Verdú.