Inicio España Navalcarnero alerta a Sanidad sobre la falta de pediatras

Navalcarnero alerta a Sanidad sobre la falta de pediatras

136
0

El alcalde de Navalcarnero, José Luis Adell, ha remitido una carta al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, alertando de las deficiencias del servicio público de salud, como la falta de pediatras, y exigiendo, una vez más, la construcción de un nuevo centro de salud.

En la carta, el alcalde ha trasladado al consejero alguna de esas deficiencias, como "la falta de pediatras y médicos de familia en la población", algo que ha alarmado en los últimos meses a los vecinos del municipio, que han comenzado a manifestarse exigiendo más profesionales.

En este sentido, Adell adjunta en su carta la última comunicación requerida a la coordinadora del centro de salud, en la que pregunta por el número de profesionales pediatras y de médicos de familia que dan servicio en el municipio, además de requerir "cómo se organizan y si se están cubriendo las bajas de los profesionales sanitarios".

"Esta situación es preocupante"

"Esta situación es preocupante hasta el punto que, actualmente, no existe servicio de guardia de pediatría; se producen situaciones en las que las propias consultas son atendidas por profesionales de otras especialidades; o las citas se retrasan durante semanas", ha añadido el regidor socialista.

Además, el primer edil demanda en su misiva que "se ejecuten las obras de construcción del nuevo centro de salud de Navalcarnero", el cual está presupuestado "desde hace cuatro años por la Comunidad de Madrid" y que, además, es una promesa electoral de los gobiernos del PP que arrastra desde el año 2003.

Adell explica que se han puesto dos primeras piedras, en 2007 y 2011, y que en la pasada legislatura se aseguró a Navalcarnero que en octubre de 2018 comenzarían las obras, aunque lo cierto es que "no ha habido ni un movimiento de tierra" para iniciar la construcción del futuro centro.

"Seguimos con un único centro de salud obsoleto y del todo insuficiente, construido en 1986, cuando nuestra población tenía 9.000 habitantes, y que hoy debe de prestar servicio a más de 32.000 usuarios", ha recalcado Adell, quien solicita que "medidas urgentes para que los vecinos puedan ejercer su derecho a una sanidad pública digna".