Inicio Archipielago Tenerife Concap, 19 años apostando por la sostenibilidad en Canarias

Concap, 19 años apostando por la sostenibilidad en Canarias

221
0
Top Ad

l Parque eólico de Chimiche, impulsado por la Confederación de la mano de Iberdrola, ha entrado ya en funcionamiento

Sin caer en la retórica, la Confederación Canaria de Asociaciones Profesionales (CONCAP) puede enorgullecerse de haber apostado siempre por la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente en las Islas. El primer proyecto, que además fue prácticamente lo que dio origen a la CONCAP fue la implantación en las Islas de Puntos Limpios de Reciclaje de Construcción.

Asociaciones empresariales en cada una de las Islas aunaron el deseo de aprovechar al máximo los residuos de la construcción con la apertura de las más modernas instalaciones para evitar contaminación por polvo o incluso acústica que debían situarse lo más cerca posible de los lugares que las precisaban para evitar largos desplazamientos con camiones de gran tonelaje, cada uno de los cuales desgasta las carreteras tanto como 10.000 coches  y, obviamente, implican un consumo de combustible y neumáticos que es mejor reducir al máximo.

La Concap expuso su proyecto en todas las administraciones regionales, insulares y locales “y si bien hemos de reconocer que  fue bien acogido y desarrollado por las instituciones en todas las Islas, lo cierto es que en Tenerife el Gobierno de Canarias y los ayuntamientos apoyaron al máximo nuestra iniciativa pero el entonces presidente del Cabildo decidió poner constantemente piedras en las ruedas y no permitir la legalización de las plantas necesarias, unas plantas que aun así y a costa de abonar multas porque no tenían planes territoriales que ampararan su actividad, siguieron reciclando un ritmo de 30.000 toneladas diarias” recuerda Juan Luis Lorenzo, presidente de la patronal canaria.

Ahora soplan vientos distintos en el Cabildo y eso se nota en el impulso de una gestión ágil que hace que se hayan resuelto o estén en vías de solución cosas que llevaban mucho tiempo atascadas. Por eso, “desde la Concap esperamos que exista la clarividencia política necesaria para comprender que los empresarios del reciclaje de productos de construcción necesitan un marco legal seguro y estable para realizar su actividad, que es imprescindible reducir la carga burocrática para llevar a cabo los proyectos empresariales y que la construcción, a la que muchos ven  como la proa que va a dirigir la estabilización económica, necesita empresas con puntos de reciclaje y canteras en el norte, sur y área metropolitana de las Isla para facilitar los áridos que se van a necesitar “porque se tiene que reciclar al máximo pero necesitamos también determinadas calidades de áridos que sólo pueden obtenerse en canteras y los representantes de la CONCAP seguiremos reuniéndonos con alcaldes, consejeros del Cabildo y del Gobierno de Canarias para resolverlo en base al diálogo y el esfuerzo común. Es cierto que las doce plantas de reciclaje que funcionan en este momento reciclan del orden de 5.000 toneladas diarias de áridos pero vamos a reunirnos con todos los grupos políticos para buscar soluciones definitivas y consensuadas tanto para la extracción como para el reciclaje”.

El otro pilar de la CONCAP son las energías renovables. Corría el año 2002 cuando las administraciones canarias empezaron a hablar de instalaciones eólicas y fotovoltaicas: la Concap apostó por la primera opción y ya en el primer concurso, lanzado en 2004, propusieron proyectos en prácticamente todas las Islas. Una vez anulado el primer concurso, más de 700 empresarios canarios volvieron a presentar proyectos en casi todas las Islas (a excepción de El Hierro) y se lograron tres adjudicaciones: una en Fuerteventura (el Parque Eólico de Tablada y Moralito) y dos en Tenerife (Las Aulagas y Chimiche). El primero de los parques ha sufrido las “inclemencias” de las renovables en Fuerteventura y aún espera su finalización, Las Aulagas sigue su tramitación administrativa y  ya  ha entrado en pleno funcionamiento el Parque Eólico de Chimiche, ambos codo con codo con Iberdrola a través de una empresa nacida en el seno de la Concap: Energías Ecológicas de Tenerife.

Ha sido un largo y en ocasiones muy difícil camino conseguir que los aerogeneradores de Chimiche estén ya dando vueltas, pero es una satisfacción compartida por 700 empresarios y familias de las Islas y una gran empresa, Iberdrola, que ha sabido adaptarse a ir a la par con un socio local que aportaba, sobre todo, un profundo conocimiento del terreno. El Parque Eólico de Chimiche, integrado dentro del Registro Específico del Cupo Eólico Canario, tiene 18,4 megawatios de potencia que producen siete aerogeneradores de 80 metros de altura. La instalación, que ha supuesto una inversión de  30 millones de euros, está ya a punto de entrar en funcionamiento y su producción abastecerá de energía a más de 15.000 hogares además de evitar la emisión de 33.000 toneladas de CO2.

En este sentido, desde la Concap se hace una valoración “absolutamente positiva de la gestión realizada por las Consejerías de Medio Ambiente e Industria del Gobierno de Canarias, así como del Cabildo de Tenerife. Hay que pensar que la potencia eólica instalada en Canarias ha crecido un 137 por ciento en los últimos tres años, hasta sumar 390 megavatios. Esta cantidad equivale al consumo anual de 343.615 hogares, lo que representa el 43% de los hogares que hay en el Archipiélago y es algo que necesitamos porque debemos reducir al máximo nuestra dependencia de los combustibles fósiles porque somos sistemas eléctricos aislados y un accidente o un parón en una central eléctrica en cualquiera de las Islas podría suponer un cero que paralizara la vida en cualquiera de ellas. Nuestra situación, nuestra realidad territorial es completamente diferente a la existente en el territorio continental y la tranquilidad pasa por aumentar el porcentaje de renovables en nuestro mix energético.

En 2016, el petróleo refinado supuso para Canarias un gasto de 2.331 millones de euros: 608 millones para electricidad, 363 para  transporte terrestre y 108 el marítimo, unas cifras que se han visto duplicadas en 2018 porque el barril ya no está en 40, sino en 80 dólares.

El consumo interior (3,7 millones de toneladas) se divide en el 8% que usan los barcos que navegan entre Islas, el 6% de los aviones, el 29% que representa el transporte terrestre, el 48% de la energía eléctrica (1,8 millones) y el 8% de uso industrial. “Obviamente, algunos de estos consumos van a seguir dependiendo del petróleo, pero debemos hacer todo lo posible para reducir al máximo nuestra dependencia tanto por una cuestión medioambiental como de estratégica económica” estimada Juan Luis Lorenzo para quien el futuro de las Islas “pasa por incentivar la sostenibilidad tanto en proyectos empresariales que la contemplen como valor añadido como en el desarrollo de nuevas tecnologías o aplicaciones pero para ello es imprescindible que las instituciones públicas se tomen en serio la desburocratización de la economía de las Islas: tenemos el sol que buscan millones de personas y un viento fuerte y estable, sólo necesitamos agilizar la puesta en marcha de iniciativas empresariales y eso pasa por acabar de una vez con la maraña legal entre unas y otras administraciones y unificar trámites y competencias territoriales”.

PIE DE FOTO: Imagen del parque eólico Chimiche


Afiliados a

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.