Inicio España Autónomos y empresas de España , los bancos ‘fintech’ también piensan en...

Autónomos y empresas de España , los bancos ‘fintech’ también piensan en ellos

450
0
Top Ad

Al menos 3,2 millones de personas en España están registradas como autónomas en RETA. De ellos, 1.307.776 son pymes y 23.402 son medianas empresas, según datos del Ministerio de Economía de principios de 2018. Siendo así, no es de extrañar que los nuevos bancos fintech oferten un producto pensado para los trabajadores por cuenta propia o las empresas. N26, Revolut, Monese, bunq o Transferwise son solo algunas de las entidades que permiten abrir una cuenta business en nuestro país, en tan solo unos minutos y sin necesidad de acudir a una oficina o de enviar documentación por correo postal.

Transferencias internacionales hasta 14 veces más económicas que en la banca tradicional, pagos en otras divisas al mejor tipo de cambio o tarjetas que permiten retirar efectivo en cualquier lugar del mundo son solo algunas de las ventajas que nos ofrecen estos, pero aún hay más.

¿Qué ofrecen los bancos ‘fintech’ a diferencia de la banca tradicional?

Gestionar un negocio no es sencillo y siempre es bueno disponer de herramientas que faciliten la vida diaria y reduzcan los costes administrativos. Para hacerlo, los bancos ofrecen cuentas para autónomos, freelancers o empresas con características específicas.

Cada vez es más habitual vender o comprar bienes y servicios en otros países y en otras divisas gracias a la globalización. ¿Pagas tu hosting o servicio informático en dólares o en otra divisa? ¿Has calculado lo que te cobra tu banco de toda la vida en comparación a estos nuevos bancos fintech? Pues este tipo de cuentas pueden ser útiles en todo estos casos, afirman los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

Algunas de las ventajas de las cuentas negocios de la banca fintech son las transferencias internacionales mucho más económicas, los pagos en otras divisas al mejor tipo de cambio, las tarjetas para cada empleado, las retiradas de efectivo gratis en cualquier lugar del mundo, la integración directa con las aplicaciones de contabilidad más importantes del momento, el escaneo de facturas para no tener que introducir los datos manualmente o la devolución de un porcentaje de las compras con la tarjeta asociada a la cuenta.

Aunque comparten algunas de las ventajas, las condiciones difieren de una entidad a otra. En el caso de los autónomos, N26 ofrece una cuenta y tarjeta de débito gratuita con un porcentaje de devolución de las compras. Además, las comisiones por pagar en otras divisas son mínimas. La cuenta empresa de TransferWise también es gratuita y ofrece las mejores condiciones en cuanto a transferencias internacionales del momento; útil tanto para autónomos como para empresas. Por su parte, Revolut, Monese o bunq, aunque también ofrecen productos específicos para negocios, tienen un precio mensual que va entre los 28 y los 1.132 euros dependiendo del banco, del tamaño de nuestro negocio y de los beneficios que queramos obtener por contratarla.

¿Dónde está nuestro dinero?

Es normal que al abrir una cuenta en un banco fintech de origen extranjero nos preguntemos si el dinero depositado en ellos se encuentra fuera de España. Al contratar una cuenta N26 tendremos un IBAN alemán, al hacerlo con bunq probablemente será holandés y la Cuenta Empresa de Monese está únicamente disponible en libras por el momento.

El cofundador de 2getherbak miembro de la Asociación Española de Fintech e Insurtech Salvador Casquero, aseguró en una reciente entrevista que las entidades fintech están reguladas y sujetas a obligaciones como cualquier otro banco tradicional y que, además, estas entidades tendrán la obligación de informar al Banco de España de que tienen clientes españoles.

¿Cuál es el panorama en Reino Unido, el país con más bancos y más clientes convencidos por las ‘fintech’?

En el Reino Unido cada vez más bancos compiten por captar la atención de los propietarios de pequeñas y medianas empresas, entre otras cosas, porque los bancos de toda la vida no lo han hecho. Teniendo en cuenta que los profesionales autónomos representan casi el 60% de la población activa en Europa, crear un producto bancario especializado sin duda se traducirá en éxito. Monzo, uno de los bancos móviles más grandes del Reino Unido, recientemente ha anunciado que tras una ronda de financiación lanzará una cuenta negocios en un máximo de uno o dos años.

Otros como Revolut, Coconut o Tide ya ofrecen cuentas para pequeñas y medianas empresas. La banca tradicional en este ámbito no los ve como una amenaza, ya que, a pesar de todas las ventajas y beneficios que nos pueden ofrecer los bancos fintech, la mayoría no ofertan depósitos bancarios o préstamos, bien porque no disponen de licencia bancaria o por utilizar su inversión en expandirse, en seguridad y en mejorar sus productos actuales.

Sin embargo, es cuestión de tiempo que estos bancos añadan más productos a su catálogo. Su rápido crecimiento, la fuerte inversión que reciben por parte de grandes inversores de todo el mundo, incluidos bancos, y el conseguir una licencia bancaria están abriendo muchas puertas. N26 o Revolut esperan aterrizar en Estados Unidos este próximo 2019.

 


Afiliados a

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.