Inicio Zine Varios 2 sociedad Muere un hombre por el fuerte oleaje en el litoral cantábrico y...

Muere un hombre por el fuerte oleaje en el litoral cantábrico y gallego

20
0
Compartir
Top Ad

Muere un hombre por el fuerte oleaje en Asturias y hay dos mujeres heridas. Tras la alerta roja de ayer, hoy toda la costa cantábrica y atlántica en alerta naranja. Los paseos marítimos del norte siguen azotados por las olas.

La Guardia Civil ha localizado a primera hora de este jueves un cuerpo en el pedrero de la playa El Figo, en Tapia de Casariego, un lugar muy próximo a donde desapareció el hombre de 63 años este miércoles. Aunque todavía no ha sido identificado, "todo apunta" a que el cadáver pertenece al hombre desaparecido, según han informado fuentes de la Guardia Civil a Europa Press.

El dispositivo de búsqueda había retomado las labores a las 8.30 horas de este jueves. En el mismo han intervenido helicóptero de la Guardia Civil, patrullas de Tapia y Castropol, el Seprona de Vegadeo y el capitán de la Cuarta Compañía con base en Luarca. Hasta el lugar deberá desplazarse ahora la Policía Judicial para identificar el cadáver y proceder a su levantamiento.

DOS JÓVENES HERIDAS

En San Sebastián, dos jóvenes han resultado hoy heridas leves después de que una gran ola haya impactado contra el autobús interurbano en el que viajaban, en la carretera costera entre las localidades guipuzcoanas de Zarautz y Getaria, ha informado el Departamento vasco de Seguridad. El autobús, del servicio de Lurraldebus y con destino a Zumaia, circulaba a las 16.50 horas por el kilómetro 22 de la N-634, en el tramo costero que une Getaria con Zarautz, cuando una gran ola ha saltado a la carretera y lo ha golpeado.

El impacto ha causado heridas de carácter leve a dos chicas de 21 y 22 años, que han sido atendidas en el lugar y no han tenido que ser trasladadas. El accidente ha ocurrido minutos antes de la pleamar y poco antes del cierre de esta carretera, por la que no se puede circular hasta que el nivel de la marea lo permita. La costa de Gipuzkoa se encuentra en situación de alerta naranja por impacto de olas, que pueden alcanzar hoy entre 5 y 6 metros de altura.

OLAS DE HASTA 15 METROS

La jornada de alerta roja en el litoral coruñés por la borrasca Evi, que se ha extendido durante doce horas, se ha saldado con olas de hasta quince metros. Toda la costa de las provincias de A Coruña y Lugo ha permanecido durante toda la jornada de hoy en alerta roja por olas superiores a ocho metros, mientras que Pontevedra ha mantenido un nivel naranja, que sitúa los golpes de mar entre cinco y siete metros.

Ante esta previsión, el Ayuntamiento de A Coruña anunció ayer el cierre de los accesos a todas las playas de la ciudad y pidió a la población que no se acercase a la costa y, de tener que hacerlo, fuese con la máxima precaución. Debido al oleaje, fue necesario el corte del área peatonal del paseo marítimo así como del carril de circulación más pegado a los arenales, entre la playa del Orzán y el obelisco Millenium.

A última hora de la tarde se volvió a abrir el tránsito peatonal en Riazor, aunque ha continuado cerrado el trecho entre las Esclavas y el Millenium igual que la zona situada en Os Pelamios y Veramar. Durante todo el día ha destacado el fuerte e intenso oleaje, que en el puerto exterior de A Coruña, en Punta Langosteira, ha superado los quince metros en algunos momentos, con una media por encima de los once.

En toda la costa de A Coruña y Lugo las olas han rondado esas cifras en las horas centrales del día, en especial a primera hora de la tarde. La borrasca no ha estado acompañada por lluvia, con escasas precipitaciones registradas en la comunidad durante todo el día, ni viento, con la racha máxima en la estación de Penedo do Galo, en Viveiro (Lugo), con 65,9 kilómetros por hora.

La máxima en la provincia de A Coruña se ha producido en Cariño, en la costa norte muy cerca de A Mariña lucense, con 63 kilómetros por hora.