Inicio Zine Varios 2 sociedad La Policía reconstruye los sucesos que causaron la muerte de la española...

La Policía reconstruye los sucesos que causaron la muerte de la española en Cuzco

17
0
Compartir
Top Ad

La Policía Nacional del Perú (PNP) reconstruyó hoy los sucesos que causaron la desaparición de la joven española de origen ecuatoriano Nathaly Salazar, mientras un grupo de agentes continuó con la búsqueda de su cuerpo, que supuestamente fue arrojado a un río de la región Cuzco tras morir en un accidente. Fuentes policiales informaron a Efe que la reconstrucción se desarrolló en un paraje cercano a la localidad de Maras, hasta donde fueron conducidos, por orden de la Fiscalía, dos hombres de 21 y 19 años que fueron detenidos el sábado por presuntamente estar implicados en el caso.

En presencia del fiscal penal de la provincia de Urubamba, Juan Carlos Larnea, los dos detenidos reiteraron que Salazar sufrió un accidente que le causó la muerte, al golpearse mientras usaba un servicio de transporte elevado sostenido con cables, que ofrecía a los turistas una visión panorámica del Valle Sagrado de los Incas.

Este valle se extiende a lo largo del río Vilcanota-Urubamba, al noreste de la ciudad del Cuzco, y es una zona campestre preferida por el turismo debido a su menor altitud y clima más cálido que la capital cuzqueña.

ARROJARON SU CUERPO AL RÍO

Los detenidos señalaron que por temor ambos tomaron la determinación de ocultar su cadáver y luego arrojarlo desde un puente a las aguas del río. El magistrado Carlos Gutiérrez, del Juzgado Penal de Urubamba, dictó 72 horas de detención preventiva para los dos hombres, que fueron arrestados en una zona cercana al sitio que Salazar dijo que iba a visitar el pasado 1 de enero, cuando se comunicó por última vez con su familia en España.

Según la información policial, el 2 de enero la joven llegó al sitio arqueológico de Moray y de ahí se dirigió a Maras, para luego seguir a pie hasta la comunidad campesina de Cacllaracay, donde se ofrecía el servicio de observación a los turistas. Durante la jornada de hoy, un grupo de 20 agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP), acompañados por dos miembros de la Policía Nacional española, continuaron con la búsqueda del cuerpo de la joven desaparecida en el río Vilcanota-Urubamba.

AGENTES DE LA POLICÍA NACIONAL COLABORAN EN LA INVESTIGACIÓN

Los agentes de la Policía Nacional española, especializados en homicidios y desapariciones, colaboran sobre el terreno con las autoridades de Perú en la investigación, mientras que en el lugar de los hechos también trabajan dos funcionarios españoles desde que tuvieron conocimiento del suceso, el pasado día 7.

Las tareas de búsqueda se ven dificultadas, sin embargo, por las constantes lluvias de temporada que caen en la zona, que han causado el aumento considerable del caudal del río.

Los policías señalaron que, por ese motivo, esperan la llegada de un helicóptero que permita agilizar sus labores mediante un recorrido aéreo del cauce.

Los padres de Salazar llegaron a Perú el pasado martes, con la intención de sumarse a la búsqueda que se hace en el Cuzco y, según indicó su madre, Alejandra Ayala, la última vez que tuvieron comunicación, ella le aseguró que estaba "bien y feliz".

Además, precisó que Nathaly, de 28 años y con estudios de Educación Física, tenía planeado seguir conociendo otras ciudades del país después de visitar el Cuzco, una región andina ubicada a más de 1.100 kilómetros al sur de Lima.

LAS VERSIONES NO COINCIDEN

La jefa de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía Nacional, María Marco, ha asegurado este lunes que las manifestaciones de los detenidos por la muerte en Perú de Nathaly Salazar "no son coincidentes".

En declaraciones a Europa Press Televisión, Marco ha señalado que los sospechosos fueron detenidos "en momentos diferentes" y sus declaraciones a la Policía Nacional peruana fueron "no siempre las mismas en ambos casos ni coincidentes". "Cada uno ha manifestado diferentes cosas en diferentes momentos", ha aseverado, para después confirmar que cuentan con documentos gráficos de cómo Nathaly "salió del hostal donde se alojaba" y con la certeza de que la española "había comentado que quería hacer una excursión".

VIAJABA COMO 'MOCHILERA' POR VARIOS PAISES

Nathaly, de 28 años, se encontraba de viaje en Sudamérica desde finales del pasado mes de septiembre, cuando partió de Valencia, ciudad en la que reside con sus padres, para recorrer como "mochilera" diferentes países. Desde entonces había visitado Ecuador y se encontraba ahora en Perú, en concreto en la ciudad de Cuzco desde el pasado 28 de diciembre.

El pasado 7 de enero se tuvieron las primeras noticias de la desaparición en la provincia de Cuzco (Perú) de Nathaly, natural de Ecuador pero con doble nacionalidad española y ecuatoriana, y residente en Valencia junto a su familia desde hace 15 años. De forma inmediata, los investigadores de la Brigada Central de Investigación de Delitos Contra las Personas contactaron con el Agregado de Interior de la Embajada de España en Lima. Asimismo se contactó con los servicios de emergencias consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Fue un día más tarde cuando los familiares de la joven desaparecida presentaron denuncia por estos hechos en Valencia, indicando que no tenían noticias de ella desde el día 1 de enero. Tras contactar con el hostal de Cuzco en el que se alojaba confirmaron que Nathaly había abandonado el establecimiento en la mañana del día 2 con la intención de dirigirse a visitar esa mañana la zona de Maras-Moray, a unos cincuenta kilómetros de Cuzco, habiendo dejado allí sus pertenencias.

Con la finalidad de dar una respuesta rápida a esta desaparición se activó de manera urgente el protocolo de intervención del Equipo de Intervención Exterior de la UDEV Central, desplazándose hasta Perú dos agentes especializados en la investigación de desaparecidos y de homicidios para, junto con el Agregado de Interior, prestar apoyo y colaboración a las autoridades encargadas y responsables directamente de la investigación pertenecientes a la División de Investigación Criminal (DIVINCRI).

BUSCABAN UN VEHÍCULO YA LOCALIZADO

La Policía peruana ha explicado que los investigadores localizaron un vehículo con matrícula V1H-337 que buscaban desde el momento de la desaparición. En el mismo estaba Jainor Huila Huamán, quien no opuso resistencia. El sospechoso, según informó el diario local 'El Comercio', "al saber sobre las consecuencias que acarrearía el faltar a la verdad u ocultar información", aceptó su implicación "de forma accidental" junto a Pillco Amau en la muerte de Salazar Ayala.

Según el joven, la turista murió en el acto durante un accidente de tirolina en el sector conocido como Ayamoco. Por temor a las consecuencias, ambos decidieron no informar a las autoridades y arrojar el cadáver a las aguas del río Vilcanota-Urubamba a la altura de la torre de energía eléctrica Macchupicchu Cachimayo entre las 18.30 y las 19.00 horas de ese 2 de enero.

En rueda de prensa, la directora de Asuntos Consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores español, María Victoria González-Bueno, ha explicado que la investigación está en marcha, por lo que no ha querido ofrecer más datos sobre Nathaly Salazar. "Parece confirmado que ha fallecido", ha asegurado.

Exteriores considera que la noticia de la detención de dos sospechosos por el Departamento de Investigación Criminal de la Policía de Cuzco está estrechamente vinculada al fallecimiento de Salazar. González-Bueno ha informado de que la familia de la joven ha viajado a la zona y allí ha sido acompañada por representantes del Consulado español en Cuzco.