En La Laguna Domingo Vega nos ofrece un viaje a la belleza con su exposición ‘Antropoflora Vernácula’

 

d vega 19 300x183 En La Laguna Domingo Vega  nos ofrece un viaje a la belleza con su exposición ‘Antropoflora Vernácula’

La Viceconsejería de Cultura presenta en su sala oficial ‘Cabrera Pinto’ de La Laguna, a partir del próximo viernes, 8 de abril y hasta el 29 de mayo, una gran exposición que reúne bajo el nombre de  ‘Antropoflora Vernácula’ la nueva producción artística del pintor tinerfeño Domingo Vega.

Noventa pinturas, de medio y pequeño formato, nos proponen un viaje a través de la belleza, con el impulso de una poética artística atemporal, generadora de una imagen traslúcida y clásica. En esta ocasión, Vega nos conduce por una deriva botánica, en una inesperada floración del hombre a partir de las especies vegetales. Una galería de la identidad, mediante la armonía secreta de las flores. Este es el rumbo que marca su creación actual que ya se pudo observar en la muestra Mito Natura (Las Palmas de Gran Canaria, 2006), cuando comenzó a explorar mediante el aplanamiento y la extrapolación las formas y ritmos de la flora canaria.  .

El término Antropoflora intenta expresar una simbiosis entre ser humano (ánthropos)flora, entendida ésta como elemento que simboliza el medio natural en el que se ubican los seres humanos:En mis trabajos más recientes he centrado la atención en  la flora canaria. De ahí el adjetivo vernácula, que equivale a autóctona, originaria del lugar. La idea es la de una empatía entre ser humano y naturaleza, en una relación que remite a los orígenes. Esta idea la desarrollé anteriormente en exposiciones comoTransfiguraciones (2003, Estudio Artizar, La Laguna) con pinturas al óleo que representaban plantas e insectos que mediante efectos de anamorfosis conformaban los rasgos de rostros imaginarios. En otra exposición posterior Paisaje Imagen (2008-2009, Fundación Mapfre, Las Palmas de Gran Canaria)  las facciones de los personajes fueron tomadas del natural, dando como resultado un efecto menos etéreo y más real”, explica Domingo Vega.

La metodología seguida en la realización de estas obras implica un largo proceso en el que su ejecución se dilata en el tiempo, dando como resultado una producción bastante limitada. El conjunto muestra un proceso en el que las pinturas sobre lienzo o madera se acompañan de dibujos con bocetos y apuntes sobre papel.

El pintor explora la botánica y la sintetiza exhaustivamente. En esta muestra la geometría esotérica es aérea y dinámica, conformando sorprendentes guirnaldas de tallos y ramas que se entrelazan en círculos giratorios, a veces perfectos, otras ligeramente irregulares. Reflejos de ritmos que forman armonías subliminales. La Tabaiba y Bejeque de 2008 le servirán al artista para diseñar una orla formal y académica. La botánica, el universo vegetal retornan a un presente que busca el contexto de lo natural, al tiempo que proponen un juego con el espectador de “adivinanzas ópticas”. Así, comenta “en principio tomé como modelo plantas de todo tipo, pero a lo largo de los últimos años he venido decantándome por la flora autóctona, que entiendo como legado y seña de identidad”.

Las plantas y sus tropismos, su innata capacidad para crecer en cualquier lugar, coronan las cabezas de personajes mitológicos. Es el bosque enraizado en el cráneo humano, bellas aulagas, veroles o rizomas florecen corporalmente, en una metamorfosis. Imágenes de criaturas vegetales que nos ofrecen visiones y lecturas religiosas de la naturaleza.

En esta exposición, Domingo Vega incorpora nuevos retratos de bellos rostros de jóvenes africanos, llamados a engalanar el cosmopolitismo de Las Hespérides, en una poética de la negritud que sublima el horror de las pateras, apelando a una idílica unión de las razas. Son cabezas aisladas, ampliadas o flotantes que proyectan el surrealismo que desde siempre a impregnado la obra de Domingo Vega. El pintor es consciente de que los surrealistas acercaron los mitos a la idiosincrasia insular para desentrañar los signos universales. No resulta por lo tanto sorprendente que, con el mismo propósito, realice este registro ‘canario’ de su arte con los retratos de dos figuras a las que admira: José Viera y Clavijo y Agustín Espinosa. La Ilustración y el surrealismo, dos instantes de luz propia, en la conciencia intelectual de las islas. Ambos han alimentado a Vega en su experiencia pictórica.

Ahora, en 2011, con Antropoflora Vernácula, vive en sintonía con los signos insulares más imaginativos y universales.

 

Domingo Vega nació en Tenerife. Inició su trayectoria artística en 1977 con una exposición de dibujos en la librería Cavall Verd, de Palma de Mallorca. En 1978, expuso su primera individual de pintura en el Ateneo de La Laguna, Tenerife.  En 1979, individual en la Sala Conca (La Laguna) y la colectiva Papeles invertidos, en el Colegio de Arquitectos de Santa Cruz de Tenerife; en 1980, Generación 70 en la Sala Conca.

En 1984 se traslada a Las Palmas de Gran Canaria, donde estudia la obra del pintor Néstor Martín Fernández de la Torre,  participando  posteriormente en la colectiva El desnudo en la pintura canaria, 1988, en el propio Museo Néstor de dicha ciudad. En 1985 trabaja en Madrid y asiste en 1986 al taller impartido por el pintor Guillermo Pérez-Villalta dentro del ciclo Talleres de Arte Actual del Ministerio de Cultura, en el Círculo de Bellas Artes madrileño. Al propio tiempo, expone individualmente una itinerante en San Lorenzo del Escorial, Huelva y Jerez (Caja Postal, 1985). En 1990 realiza una retrospectiva, 1980/90, en la Casa de la Cultura de Los Realejos (Tenerife) municipio en el que reside. En 1992 expone en  la Sala Oriente de Caja San Fernando, Sevilla; en 1993, en el Colegio Oficial de Arquitectos de Extremadura, Cáceres. Ese mismo año viaja a Nueva York, ciudad en la que pasará temporadas de distinta duración entre 1993 y 1999. Durante esta década de los 90 interviene en varias exposiciones colectivas: Figuras del silencio, en Madrid; Conca: una vanguardia y su época, Artistas canarios con Sarajevo, y II Bienal Regional de Artes Plásticas en Santa Cruz de Tenerife, 1994; Façades en Agora Gallery, Nueva York, 1995.

En el 96, obtiene un accésit de pintura en la III Bienal de Artes Plásticas de Santa Cruz de Tenerife. En 1997 participa, a propuesta del pintor Ginés Liébana, en la colectiva La imaginación recobrada, celebrada en la galería-estudio de Klaus Ohnsmann en Becerril de la Sierra, Madrid. Ese mismo año, en Five artists, exposición colectiva organizada en Maximillian Café, Nueva York. También en el 97 comienza sus estudios de Historia en la Universidad Nacional de Educación a Distancia, compaginando desde entonces su actividad artística con su formación académica y teórica. Lleva a cabo las individuales Pinturas en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife en 1998 y en 1999 en el CICCA (Centro de Iniciativas Culturales de La Caja de Canarias) de Las Palmas de Gran Canaria.  En el 2000, Cuaderno de campo en la sala de exposiciones de Caja Canarias, La Laguna, Tenerife. Ese mismo año se traslada a Madrid para iniciar  el segundo ciclo de sus estudios de Historia. Durante esta estancia madrileña expone en 2001 la individual De la apariencia a la forma en la Sala Barquillo, de Caja Madrid y participa en la colectiva Tránsitos, en el Centro Cultural Caja Canarias de Santa Cruz de Tenerife.

En 2002, varias colectivas en Estudio Artizar: Primer Salón de InviernoLos alimentos terrestres, y en el Salón de Arte celebrados en dicha galería. En 2003 obtiene la Licenciatura en Historia por la UNED. En ese mismo año participa en Las tentaciones de San Antonio, colectiva organizada por el CAAM(Centro Atlántico de Arte Moderno) de Las Palmas de Gran Canaria y realiza la exposición individual Transfiguraciones en Estudio Artizar. En 2004  inicia estudios de Doctorado del Departamento de Historia del Arte de la UNED, Madrid. Obtiene en 2005 el DEA (Diploma de Estudios Avanzados) con la lectura de su Trabajo de Investigación La Pintura Culta en el ámbito latino-mediterráneo. En 2007, participa en las exposiciones colectivas Canarias surreal, celebrada en Fuerteventura y Devociones y  Rescates, organizada por Estudio Artizar, La Laguna. A la actividad artística y académica cabe añadir la publicación de artículos sobre arte en  los suplementos culturales 2.C, revista semanal de Ciencia y Cultura del periódico La Opinión de Tenerife y en El Borrador, del Diario de Avisos, Santa Cruz de Tenerife. Así como la publicación de textos en trípticos y catálogos de sus propias exposiciones individuales  De la apariencia a la forma(Caja Madrid, 2001, Madrid), Transfiguraciones (Estudio Artizar, 2003, La Laguna), Pictura et Figura (Instituto de Estudios Hispánicos, 2005, Puerto de la Cruz), Pinturas desde 1990 y fotografías (Casa de la Cultura, 2006, Los Realejos), Paisaje Imagen (Fundación Mapfre, 2008, Las Palmas de Gran Canaria) y de la colectiva Figuraciones Convergentes (El Castillo Espacio Cultural, 2008, Puerto de la Cruz) en la que participó como artista y comisario. Por otra parte, ha impartido los ciclos de conferencias El arte actual y el mundo del arte (Instituto de Estudios Hispánicos, 2007 y El Castillo Espacio Cultural, 2008, Puerto de la Cruz) y Ciclo Cine-Arte (Instituto de Estudios Hispánicos, 2009, Puerto de la Cruz).

 


 

Comparte este Articulo

PinIt


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>