Constitución de CDMX cristaliza luchas sociales

    30
    0
    Compartir
    Top Ad

    La Constitución Política de la Ciudad de México es un texto progresista, de avanzada, que cristaliza luchas sociales, un reflejo de la naturaleza comunitaria y del afán de anteponer siempre el interés colectivo sobre el propio, afirmó el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

    Durante la ceremonia para conmemorar el primer aniversario de la publicación de la Carta Magna de la capital del país, celebró los logros que significó para los capitalinos contar con un documento normativo.

    “Nuestro texto constitucional es síntesis de historia de esta capital; yo escuché durante varios días el debate de quienes han luchado por muchos de los derechos en esta ciudad y observaba en su ánimo alcanzar esas conquistas, cristalizar las luchas, cristalizar todo lo que había sido un empeño contra autoritarismo, contra la marginación propia de la capital de la República, para escuchar el reclamo de diferentes actores políticos”, indicó.

    En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, y acompañado por el coordinador general de Asuntos Internacionales del gobierno local, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; del presidente de la Mesa Directiva de la Asamblea Constituyente, Alejandro Encinas; y del comisionado para la Reforma Política de la CDMX, Porfirio Muñoz Ledo, así como de representantes de diversos sectores sociales, remarcó que la Constitución se posiciona como punta de lanza para el cambio de régimen hacia un Gobierno de Coalición.

    “En este ejercicio de pluralidad la Constitución es, no tengo ninguna duda, un parteaguas a la hora de lograr los consensos de diversos actores políticos. Estas son condiciones vitales para el funcionamiento de cualquier reingeniería institucional que emprendamos”, apuntó.

    El Jefe de Gobierno remarcó que en esta administración se materializó el logro de la Reforma Política de la Ciudad de México y su primera Constitución, lo que coloca a la capital del país como un referente.

    “Mucha gente pensó que era un sueño guajiro, que sería de nueva cuenta una declaración política o una oferta de campaña que no llegaría nunca a su punto final (…) Sin embargo el empeño dio al punto de culminación de esta tan añorada Reforma Política de la Ciudad de México”, subrayó.

    La Constitución de la CDMX, dijo, es ejemplo de conquistas alcanzadas que tuvo lugar tras más de 200 años.

    “Nuestra Constitución hoy revaloriza el alcance de lo individual y de lo colectivo, las condiciones básicas indispensables para el desarrollo integral de cada persona, contempla los derechos de todas y todos, exalta la libertad como máximo valor humano y busca que la dignidad sea el hilo conductor de toda la vida, desde el nacimiento hasta la muerte”, abundó.

    Destacó el planteamiento de resiliencia, así como la consolidación de los derechos a comunidades indígenas, niñas, niños, adultos mayores, a la comunidad LGBTTTI, personas con discapacidad, derechos de alimentación, salud, deporte, derechos de los animales, entre otras garantías.

    Todo lo anterior, sostuvo, le ha valido la distinción de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que ha reconocido la Carta Magna como la primera a nivel mundial en incorporar de manera íntegra la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

    Asimismo, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) la ha considerado como uno de los primeros esfuerzos en el mundo que visualiza, desde lo local, un nuevo estilo de desarrollo sostenible con igualdad y con pleno respeto a los derechos humanos, así como su alineación a los objetivos del desarrollo sostenible de la Agenda 2030.

    El mandatario capitalino reconoció y agradeció el acompañamiento de quienes participaron en la Asamblea Constituyente y el texto que de ella derivó; y remarcó que valdría la pena que este ejercicio se replique a nivel nacional.

    “Hoy más que nunca es necesario que el país voltee a ver esta Constitución. Está una línea de acción que bien se puede seguir; no se trata de imitar, se trata de observar, de analizar, de valorar en lo que puede tener como referente para nuestro propio país”, indicó.

    En su oportunidad, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano se refirió a la Constitución de la CDMX como un documento cuyos aportes importantes tienen lugar en el reconocimiento de los derechos de la gente y garantizar su ejercicio mediante su pleno respeto por parte de las instituciones y agentes del estado.

    Señaló que el documento sirve como ejemplo para el resto de las entidades federativas y la renovación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

    De esta manera, propuso una nueva carta constitucional y la recuperación de políticas reivindicatorias e igualitarias.

    “Reconocer un cambio como el que se plantea, requerirá en las condiciones actuales plasmar el proyecto de nación soberana e igualitaria en una renovada carta constitucional que tendrá que ser producto, como en 1917, de un nuevo pacto social”, expresó.