Inicio España cataluña Alejandro Jadad, doctor honoris causa por la UOC

Alejandro Jadad, doctor honoris causa por la UOC

173
0
Compartir
Top Ad
Alejandro Jadad, doctor honoris causa por la UOC
El médico y filósofo es reconocido mundialmente por su contribución a la innovación sanitaria, la redefinición del concepto de salud y la creación de la escala de Jadad

Doctor en Medicina y Filosofía, Alejandro Jadad es el director del Institute for Global Health Equity and Innovation de la Universidad de Toronto y fundó y dirigió el Centre for Global Health Innovation, el centro de referencia mundial en salud digital, situado en Canadá. De origen libanés, nacido en Colombia y formado en Inglaterra, ha sido calificado por la revista Time como uno de los siete nuevos canadienses que en el siglo xxi transformarían este país (en 2001). Ha sido seleccionado por esta misma publicación como uno de los diez hispanos más influyentes del mundo (en 2007). Como reconocimiento a su trayectoria profesional, al carácter disruptivo de su definición de salud y a su contribución mundial en innovación sanitaria, la UOC lo investirá doctor honoris causa este jueves, 25 de enero, a las 12 h, en la sala Teatre del CCCB. El acto será presidido por el rector, Josep A. Planell.

Jadad ha revolucionado el mundo con un nuevo concepto de salud. ¿Se puede estar enfermo y sano a la vez? ¿Qué es la salud? ¿Qué significa estar sano? Cuestiones como estas llevaron al doctor colombiano-canadiense, hijo y nieto de médicos, a replantearse la definición que existía hasta entonces. Desde 1948, la OMS concebía la salud como «el estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedad». Jadad, junto con un grupo internacional de expertos, cambia la definición por «la capacidad de adaptarse y autogestionarse ante los desafíos físicos, mentales y sociales».

Era en 2011, y esta nueva forma de concebir la salud representó un «cambio de paradigma que influyó en el modo global de enfocar las prestaciones sanitarias y de cómo tratar a los pacientes», explica el director de Desarrollo del eHealth Center de la UOC, Manuel Armayones, encargado de pronunciar la laudatio.

La trayectoria profesional de Alejandro Jadad, sin embargo, arranca en la década de los noventa, cuando, estando en la Universidad de Oxford, recibió el Premio del Estudiante Extranjero de Investigación de la Comisión de Vicerrectores y Directores de las Universidades del Reino Unido. En 2000 creó la Red Española de Cibersalud, así como la revista eSalud, la principal revista de salud del mundo hispano.

Así mismo, es responsable de la creación de la herramienta más utilizada en todo el mundo para evaluar la calidad de los ensayos clínicos a escala global: la escala de Jadad.

Proyecto Maimónides

Recientemente, parte de su interés lo ha centrado el proyecto Maimónides, dirigido a reinventar los modelos que, según él, han quedado caducos (el educativo, el de salud y el económico) e intentar imaginar un mejor futuro de la humanidad en armonía con el planeta. Unos noventa expertos de todo el mundo, líderes de los sectores comunitario, político, académico y corporativo, han identificado varias regiones del mundo que han denominado islas de innovación.

La voluntad es crear «laboratorios vivientes» en los que puedan desarrollarse nuevos modelos de vida que puedan diseminarse muy rápidamente por el mundo. Según Jadad, «ha llegado el momento de desencadenar una pandemia de salud» por medio de innovaciones sociales sostenibles impulsadas por la comunidad.

El concepto de la buena muerte

Aparte de este proyecto, el doctor, nacido en Medellín, trabaja actualmente en la reformulación de un nuevo concepto, el de la buena muerte. O lo que sería lo mismo: decidir cómo se quiere morir. Jadad ha identificado qué factores son fundamentales para las personas en los últimos momentos de vida, y son los siguientes: morir en el lugar deseado, tener autonomía sobre las decisiones médicas, tener la posibilidad del suicidio asistido o la eutanasia, evitar les medidas artificiales innecesarias, controlar el dolor y el sufrimiento emocional, posibilitar manifestaciones religiosas o espirituales, estar con familiares y amigos, no representar una carga para otras personas y ser conscientes de lo que está pasando.

Doctorado honoris causa

La UOC, a propuesta de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación y de los Estudios de Ciencias de la Salud, ha decidido concederle este jueves la más alta distinción académica por los siguientes méritos:

  • Su carácter pionero y referente en el ámbito de la salud digital. El Center for Global eHealth Innovation que él fundó y dirigió se ha convertido en un centro de referencia mundial en el estudio del uso de las tecnologías en el ámbito de la salud, tanto desde una vertiente tecnológica como sanitaria, social y humanística.
  • Su visión y voluntad transformadora como director del Institute for Global Health Equity and Innovation, donde trabaja para contribuir a reducir los problemas de desigualdad en el mundo en materia de salud.
  • Su liderazgo disruptivo al contribuir a reformular el concepto de salud definido por la OMS en 1948 hacia un concepto dinámico e integral que abre la puerta a repensar las políticas sanitarias en todo el mundo.
  • Su interés y compromiso manifiesto en promover, apoyar y acompañar las estrategias de la UOC en el ámbito de la salud digital, tanto desde la investigación como la docencia.

eHealth Center y Estudios de Ciencias de la Salud

Jadad es miembro del consejo asesor del eHealth Center de la UOC, el primer centro académico de salud electrónica del sur de Europa. Nacido hace medio año, aglutina todo el conocimiento que desde la UOC se genera en el ámbito de la salud en línea, es decir, el conjunto de tecnologías de la información y la comunicación orientadas a promover, mantener y recuperar la salud y el bienestar.

Para los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, Alejandro Jadad es un referente. Según su directora, Pilar García Lorda, «el futuro de la salud solo tendrá sentido si se construye desde el respeto a la ciencia y a la evidencia, pero también, y sobre todo, si somos capaces de construir el conocimiento con la sociedad y para la sociedad. Y esto implica repensar, reinventar y definir nuevos paradigmas que tendrán que romper los viejos estereotipos. Por eso, debemos ser capaces de aprovechar las oportunidades que nos ofrece la tecnología para trabajar por una salud más justa, más equitativa y más diseñada a la medida de las necesidades de todo el mundo».


Afiliados a

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*